DINERO

“No desconfíes de mí, cómo crees que te haría entrar a algo que no es serio”

La estafa piramidal es uno de los engaños más conocidos y, sin embargo, sigue vigente en México, y lo que es peor, muchos siguen cayendo

  • REDACCIÓN
  • 30/03/2021
  • 19:13 hrs
  • Escuchar
“No desconfíes de mí, cómo crees que te haría entrar a algo que no es serio”

Un buen día Lety recibió una llamada de una de sus primas: Vamos a hablar de negocios, le dijo.

En tono “casi evangelizado” le comentó que ella había ingresado a un programa “de inversiones” que le iba a cambiar la vida, “y como te quiero, y quiero que a ti también te vaya bien, te quiero compartir la información”.

Le explicó que para “entrar” al programa Factor 360, únicamente necesitaba 24,000 pesos, y con ello podría obtener hasta 160,000 pesos. Una vez dentro “el chiste” es invitar a dos personas, y esas dos a otras dos. En total para que una persona salga, deben estar por lo menos otras ocho personas.

Esa es la promesa esencial de un esquema fraudulento que se pone de moda aproximadamente cada dos años.

El nombre no siempre es el mismo, inició como “avioncito”, después se transformó en “mandala”, siguió como “flor de la abundancia” y ahora hay quienes le llaman “proyecto Factor 360” pero al final del día es un esquema que puede ocasionar un fuerte daño en tus finanzas e incluso en tus relaciones.

La prima de Lety, médico de profesión, se escuchó muy entusiasta. Le dijo que ya estaban dentro su papá, su mamá, y hermanos. “No desconfíes de mí, cómo crees que te haría entrar a algo que no es serio”.

Lety no accedió, y desde entonces no volvió a saber de su prima.

Antes, hace unos cuatro años la historia no terminó así. En esa ocasión si la convencieron, a ella y su esposo. Como era de esperarse, “hubo un momento en que ya no hay gente que meter y entonces quedas embaucado. En esa ocasión si nos tocó perder”.

La estafa piramidal es uno de los engaños más conocidos y, sin embargo, sigue vigente en México, y lo que es peor, muchos siguen cayendo.

¿CÓMO FUNCIONA?

Una modalidad del proyecto es que es en círculos, los que participan son amigos, familiares o conocidos de mucha confianza.

Entre las primeras cosas que te dicen es “gente buena ayudando a gente buena” y te muestran el círculo dividido en varios colores, el primero es el amarillo, la primera fase donde las personas entran con una inversión de 24 mil pesos, le sigue el verde, donde tienes que invitar a dos personas que hagan la inversión, luego pasas al azul donde esperas a que se siga juntando más gente para poder avanzar al círculo rojo, que es cuando habrás llegado a la meta y recibes el pago del dinero.

Por si eso no fuera suficiente, las personas que recibieron su dinero quedan como asesores de las que van avanzando en el círculo. Ellas también reciben un pago de hasta 24 mil pesos.

Entre más gente se une al proyecto, los asesores reciben 24 mil pesos de las personas que van llegaron al círculo rojo, así que el dinero que te dicen que se gana no es del todo real, porque tienes que repartirlo.

También se hacen fiestas y ahí se entrega el dinero en una cajita o bolsa de regalo, para de esta forma hacerlo más creíble. Tú eres el encargado de realizar “la fiesta” y además, de darles regalos a los invitados, de un costo que no rebase los 600 pesos.

De acuerdo con Sofía Macías, autora de Pequeño Cerdo Capitalista y especialista en finanzas personales, la primera señal de que estás frente a una estafa es que: no hay un producto o servicio o un activo de inversión que genere los activos que a ti “te van a entregar”.

·      El dinero no crece en los árboles ni por generación espontánea, entones si no hay nada que respalde esas ganancias, cuidado

·      Debes sospechar que estás frente a una estafa piramidal si los rendimientos que te ofrecen son estratosféricos

·      Sospecha si te dicen que tu capital se va a duplicar o triplicar en unos cuantos meses

·      Tienes que meter a más gente. Es la característica más obvia, los que van entrando van pagando los rendimientos de los primeros que se metieron, si no hay nuevos inscritos, la pirámide se cae

·      No te confíes porque te digan: “A mí sí me pagaron”. Lógicamente a las primeras personas sí les funciona

·      No hay ninguna entidad de protección al consumidor, de servicios financieros que regule este esquema y ante cualquier problema no vas a tener donde recurrir.

COACHES, UNA FORMA MÁS DE ESTAFA

Se trata de las llamadas "sectas de coaching", grupos de autoayuda que prometen arreglar la vida de quienes se sienten deprimidos, tristes, confundidos o sienten que sus vidas no tienen valor alguno.

CJ