DINERO

Moody's pronostica un "año difícil" para México; baja perspectiva de Pemex

La perspectiva de riesgo de Petróleos Mexicanos emitida por la calificadora Moody’s pasó este jueves de estable a negativa

  • REDACCIÓN
  • 06/06/2019
  • 17:10 hrs
  • Escuchar
Moodys pronostica un año difícil para México; baja perspectiva de Pemex
Uno de los pilares del nuevo Gobierno ha sido dar un nuevo impulso a la petrolera estatal. (Especial)

La perspectiva económica se complica cada vez más para México, de acuerdo a la baja en las calificaciones que tanto el soberano como Petróleos Mexicanos (Pemex) han recibido en los últimos días por parte de las calificadoras de riesgo como Fitch Ratings y Moody’s.

Esta última desestimó la puntuación de Pemex este jueves, al pasar la nota de estable a negativa. Ello luego de que, tanto dicha calificadora como Fitch, bajaran la calificación soberana de México.

Cambiamos la perspectiva a negativa de manera consistente con el cambio de la perspectiva de México, debido a la extrema importancia de la fortaleza financiera y apoyo del gobierno para las calificaciones de Pemex", indicó la empresa en un comunicado.

TE PUEDE INTERESAR: Calificadoras de riesgo y las sospechas de sus conflictos de interés

Parte del argumento se basa en "la continua disminución de las reservas probadas", además de que se pronostica que el monto planeado para inversión de capital estará “muy por debajo” de la sustitución de reservas en 2019 y 2020.

A decir de Moody´s, se valoran los planes del equipo directivo, así como del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de aumentar la inversión y el gasto de mantenimiento en estos años, con el fin de estabilizar la producción de crudo y después incrementarla.

En este sentido, la calificadora considera que la sustitución de reservas tardará y la vida de las reservas de Pemex continuará disminuyendo.

Moody's estima que México tendrá un "año difícil", en el que se espera que su crecimiento se desacelere al 1,5 % desde el 2 por ciento registrado en 2018.

Las razones que argumentó la empresa son el debilitamiento institucional en dos aspectos clave que tienen potenciales implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda.

En primera instancia, la empresa advierte que las nuevas políticas del país resultan "menos predecibles" y "están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo".

NO OLVIDES LEER: Fitch baja nota de México y Moody's pone perspectiva a negativa

Al igual, advierte sobre un "menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex".

Por su parte, López Obrador restó peso a la disminución y apuntó este jueves que las metodologías de las agencias calificadoras están obsoletas.

Justificó esto argumentando que no tienen en cuenta la corrupción a la hora de calificar.

La falla que tienen las calificadoras es que aplican la misma metodología desde hace más de tres décadas", expuso el mandatario desde Palacio Nacional.


No obstante, Jaime Reusche, analista soberano de México para Moody's, indicó esta mañana que desde hace años se tiene en cuenta la corrupción para calificar a los países.

Aprovechó, antes de que se conociera el cambio de perspectiva para Pemex, que el devenir de la empresa era una de las cosas que había influido a la hora de bajar la perspectiva del país.

Les preocupa que no tenga las herramientas necesarias para salir de esa situación financiera.

Uno de los pilares del nuevo Gobierno ha sido dar un nuevo impulso a la empresa estatal.

No obstante, para ello ha descartado el apoyo de inversionistas privados, asumiendo el Estado una mayor responsabilidad sobre la petrolera.

Las agencias calificadoras ven con recelo las medidas que se están aplicando, en especial la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, en el suroriental estado de Tabasco.

HACIENDA LAMENTA LA BAJA

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) calificó como desafortunada la decisión de las analistas de riesgo.

“Por el lado soberano, argumentan que que los riesgos a las finanzas públicas se han incrmentado por que la deuda de Pemex representa pasivos contingentes para el Gobierno Federal, asumiendo así un apoyo inminente a la entidad”, se lee en un comunicado de prensa.

“Al mismo tiempo, la agencia penaliza la calificación de Pemex por considerar que el respaldo del Gobierno Federal es moderado e insuficiente. El Gobierno expresa su fuerte desacuerdo con el enfoque aplicado por esta calificadora”, detalla el documento.

Con información de Efe

djh