DINERO

Mercado accionario termina el año con su mayor baja desde 2008

La mayoría de las bolsas del mundo mostraron gran volatilidad en el año; estos son los detalles

  • REDACCIÓN
  • 01/01/2019
  • 10:50 hrs
  • Escuchar
Mercado accionario termina el año con su mayor baja desde 2008
Bolsa Mexicana de Valores (Especial)

El mercado accionario mexicano finalizó este año con una caída de 15.6 por ciento, el mayor descenso en 10 años, derivado de la alta volatilidad e incertidumbre que enfrentaron los inversionistas tanto por factores internacionales como a nivel local.

El principal indicador accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P BMV IPC, se ubicó este 31 de diciembre en 41 mil 640.27 unidades, lo que implicó una caída de siete mil 714.15 unidades, es decir, un descenso de 15.63 por ciento.

Este año, además, entró en operación la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), el segundo mercado bursátil en el país, que también reflejó el nerviosismo de los inversionistas al terminar 2018 con un rendimiento negativo de 15.67 por ciento, al colocarse en 843.32 unidades.

El desempeño del mercado de valores mexicano estuvo en línea con el comportamiento de las bolsas a nivel global, en particular de Estados Unidos; el índice Standard and Poor´s 500 retrocedió 6.24 por ciento, el Dow Jones perdió 5.6 por ciento y el Nasdaq perdió 3.88 por ciento.

No obstante, hubo mercados europeos como el de Milán, la principal bolsa de Italia, que terminó con una caída de 16.15 por ciento; la Bolsa de Valores de Alemania descendió 18.26 por ciento y en Asia, en China, el Shanghai Composite terminó con un decremento de 24.59 por ciento en el año y el Shenzhen tuvo un desplome de 33.25 por ciento, de acuerdo con Banco Base.

La mayoría de las bolsas del mundo mostraron gran volatilidad en el año, principalmente debido a señales de restricción crediticia por parte de la Reserva Federal, tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios, así como ajustes en las expectativas de crecimiento de las principales economías del mundo, explicó la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

Durante el 2018 se observó gran volatilidad en el mercado de capitales, lo que llevó a la mayoría de los índices accionarios a registrar pérdidas importantes, que en su mayoría se concentraron en el último trimestre”, precisó.


A partir de octubre pasado, refirió, se observó una firme tendencia a la baja, debido a la expectativa de que la economía global está entrando en un periodo de desaceleración; en Europa se observó nerviosismo adicional ante la posibilidad de una salida del Reino Unido de la Unión Europea sin un acuerdo comercial.

Por su parte, los manejos fiscales y de política monetaria de algunas economías, como Turquía, Italia, Francia y Rusia, causaron incertidumbre por el riesgo de un contagio en los mercados financieros de Europa.

En México, el periodo de transición de gobierno causó una notable volatilidad, debido a la incertidumbre sobre los métodos de toma de decisiones del nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, así como su relación con la iniciativa privada, precisó.

No obstante, durante el último mes del año se mitigó el nerviosismo en torno a la nueva administración, lo que contribuyó a que el mercado mexicano registrara un retroceso notablemente menor al resto del mundo.

Lo anterior se debió en parte a la negociación entre el nuevo gobierno y los tenedores de los bonos emitidos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que después de dos ofertas de recompra de la Secretaría de Hacienda, aceptaron las condiciones que permitirían cancelar el proyecto sin causar incumplimiento en los bonos.

Asimismo, el Paquete Económico del 2019 mostró un plan fiscal balanceado, con superávits para el 2019 y el sexenio, lo que contribuyó a borrar un poco la incertidumbre sobre el nuevo gobierno.

Por su parte, el Banco de México (Banxico) llevó a cabo en cuarto y último incremento del año de la tasa de interés, la cual se colocó en 8.25 por ciento.

En este contexto, los mercados iniciará 2019 con factores de nerviosismo, pues se mantiene la incertidumbre sobre la relación comercial entre Estados Unidos y China, la política monetaria más restrictiva de la Reserva Federal, el temor de una mayor desaceleración global, el proceso del Brexit, entre otros.

(Con información de Notimex)

cmo