DINERO

¿Mensual o semanal? Qué tipo de gasto conviene más

La forma en que percibe sus ingresos es una clave, pero también ayuda mucho ubicar la realidad financiera en la que se encuentra.

  • REDACCIÓN
  • 29/10/2021
  • 16:56 hrs
  • Escuchar
¿Mensual o semanal? Qué tipo de gasto conviene más

La crisis económica ha provocado una contención en el gasto que lleva a los mexicanos a un consumo más racional. El precio es el factor fundamental a la hora de elegir el establecimiento y los productos.

Lo más recomendable, sea cual sea la modalidad de familia, es realizar una compra mensual de productos no perecederos, ya que garantiza tener en casa provisiones de arroz, legumbres, leche, latas y alimentos en conserva, bebidas, patatas, aceite, artículos de higiene y limpieza.

De cualquier forma, al hacer la compra hay que prever qué cantidad de cada alimento se consume durante el mes, para no comprar más de la cuenta. Cuanto más duradero es el producto, más propensión hay a su almacenamiento, incluso aunque se tengan grandes existencias del mismo en casa.

Si se adquiere de más, de manera continua, es fácil llegar a almacenar en la despensa productos caducados, lo que conviene evitar cuando se pretende ahorrar en la compra.

La compra mensual incita a gastar más, pues cuanto más lleno está el carro, menos reparos pone el comprador en añadir nuevos productos.

Asimismo, la compra está condicionada por las características y posibilidades de conservación del alimento y por la facilidad de almacenamiento. Si no se dispone de un refrigerador grande o de una amplia despensa, es mejor hacerla más a menudo, que adquirir grandes cantidades para intentar ahorrar, y tener después que tirar comida.

Cuando se trata de la compra diaria o semanal, el consumidor debe aprovechar para hacerse con los productos frescos o perecederos, como el pan, la fruta y la verdura y las carnes y los pescados.

Compra mensual

Ventajas

-Se ahorra tiempo y combustible del vehículo, porque en un solo viaje se adquieren todos los productos de alimentación.

-Se puede aprovechar las ofertas de 2x1, de 3x2, de 20% más de producto al mismo precio, etc. El comprador que puede acumular género en su despensa consigue un ahorro de dinero al servirse de ellas.

Inconvenientes

-Las ofertas en determinados productos pueden incitar a comprar más de lo que se necesita o a la adquisición de artículos innecesarios.

-En la compra mensual es frecuente incluir más caprichos y realizar más compras por impulso (como postres, dulces, productos de picoteo, frutos secos, etc.), puesto que se sabe que no se volverá al establecimiento hasta el mes siguiente. Por ello, hay que planificarla, con el fin de reducir el gasto en alimentación, y tener disciplina para evitar las adquisiciones por impulso.

-Algunos productos pueden caducar en la despensa o en la nevera por haberlos comprado en exceso. Lo más apropiado es congelar en pequeños paquetes los alimentos perecederos que se hayan adquirido, para ir consumiéndolos poco a poco.

-Aunque se lleve una lista, al hacerse con tantos productos y de tan diversas secciones, es más fácil olvidar la compra de alguno. Muchos consumidores coinciden al señalar que, con la compra mensual, acaban acudiendo cada semana al supermercado para adquirir los alimentos frescos que van necesitando.

-Pese a que los envases grandes pueden parecer más económicos, a menudo resultan menos rentables, pues se desperdicia más producto al gastarse más "alegremente". Como ejemplo, los expertos señalan que dura menos un envase de un litro de gel, que dos de medio litro.

-La compra mensual induce a más gasto, pues cuanto más lleno está el carro, menos reparos se pone en añadir nuevos productos.

Compra semanal

Ventajas

-Los productos frescos y perecederos (carnes, pescados, fruta, verdura, etc.) suelen tener unos importes más fluctuantes que los no perecederos.

-Es más fácil conseguir un ahorro comprando productos de temporada o los alimentos que esa semana estén a mejor precio.

-Es más difícil que los productos adquiridos caduquen en la nevera o despensa.

-Si se ha olvidado la compra de algún alimento, a menudo se puede esperar hasta la semana siguiente en que se vuelve al establecimiento.

Inconvenientes

-Cuando se acude al supermercado cada semana se gasta tiempo, además de combustible del vehículo si va en coche.

-Si se hace la compra a través de Internet, no se puede ver el género, ni escoger los productos.

-Aunque, en líneas generales, es más rentable realizar la compra de alimentos cada semana, las asociaciones de consumidores aconsejan probar a hacer una compra mensual durante un mes, anotando todos los gastos, y hacer compras semanales a lo largo del mes siguiente, para verificar qué resulta más económico a cada usuario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cj