DINERO

María Ariza, la directora de BIVA que compite con Maríasun Aramburuzabala

Ser la Directora General de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) es una tarea que exige tiempo, esfuerzo y mucha organización

  • REDACCIÓN
  • 14/06/2022
  • 13:27 hrs
  • Escuchar
María Ariza, la directora de BIVA que compite con Maríasun Aramburuzabala

Ingeniera industrial por la Ibero, con una maestría en Administración en Harvard, luego de dirigir la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), en 2018, María Ariza marcó un hito al convertirse en la directora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

Entre sus principales objetivos es hacer de BIVA una bolsa más incluyente. En una entrevista con Expansión Mujeres, María Ariza explicó qué decisiones la llevaron a donde está y cuáles beneficiarán a las mujeres que buscan formar parte del ecosistema financiero.

 ¿Cómo llegó a BIVA?

Ariza contó que trabajó en capital privado por más de 20 años. "Cuando fui la directora de Amexcap, llevaba años trabajando y conocía el campo de inversión, los portafolios y bonos que ya operaban en México".

Cuando BIVA todavía era un proyecto confidencial, antes de que le dieran el permiso para operar, los inversionistas que forman parte de Cencor [Central de Corretajes, empresa dirigida por Eduardo Riba] la invitaron a formar parte del Consejo de Administración por la experiencia que tenía en capital privado.

"Conozco la problemática del sector que tuvo una sequía de ofertas públicas muy importante. Así que, habiendo vivido mi carrera en medios de proceso que buscan mejorar áreas de oportunidad, decidí aceptar la propuesta".


"Unos meses después, ya como consejera, los socios principales de Cencor me invitaron a dirigir BIVA", dijo.


Principales retos

1.-Fortalecer su liderazgo, al enfrentar y resolver problemas, y para armar y aprender de un equipo de colaboradores y colaboradoras talentosas y con mucha experiencia, que pueden cambiar el panorama de inversión en México.

"El primer gran reto fue poder arrancar operación, porque eso implicó mucho trabajo de muchos frentes diferentes: unir a los involucrados, hacer lobbying con las casas de bolsa y cumplir con los requisitos regulatorios con la presión del tiempo encima no fue fácil. El segundo ha sido una constante búsqueda para dotar de recursos a la organización para que tenga liquidez", dijo.

2.-Constante búsqueda para dotar de recursos a la organización para que tenga liquidez.

Sector bursátil es de hombres y mujeres

Para María Ariza es fundamental seguir implementando políticas y acciones a favor de la equidad de género y romper con la desigualdad salarial.

A pesar que el directorio de las empresas públicas sigue siendo mayoritariamente masculino, hoy se está viviendo “un cambio de paradigma” y “mucha más apertura” entre las empresas, grupos financieros e intermediarios bursátiles que están buscando incorporar a más mujeres en sus equipos directivos.

Recordó que a finales del año pasado y a principios de este 2022 se dio a conocer el nombramiento de tres mujeres dentro del sector financiero, con Victoria Rodríguez, al frente del Banco de México (Banxico); Marliz Mejía, asumiendo la dirección general de Casa de Bolsa de Deutsche Bank en México y Lorenza Martínez Trigueros como directora general de banco Actinver. 

Destacó que las mujeres han demostrado dar resultados positivos para las empresas, tal como lo reveló un estudio de la consultora McKinsey: Las empresas con más del 30% de mujeres en los equipos directivos tienen un desempeño financiero superior frente a las empresas con menos participación y registran un 48% más de rendimiento. 



Viejos recuerdos

La niñez de María Ariza se encuentra marcada por un recuerdo recurrente. De acuerdo con una entrevista publicada en Alto Nivel, todos los días a las 6 de la mañana, Don Antonio Ariza, su abuelo paterno, salía de su casa y cruzaba un jardín para entrar al domicilio de enfrente y despertar a los papás de su nieta, ya que a esa hora iniciaba la jornada laboral desde la habitación matrimonial.

“Era muy cómico ver a mi mamá debajo de las sábanas, mientras mi abuelo hablaba con mi papá. Me daba una risa”, recuerda la ejecutiva mexicana desde su oficina en la dirección general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Contó que don Antonio Ariza, originario de Jerez de la Frontera, en España, y fundador de Pedro Domecq México, se despertaba a las cuatro de la mañana. Más tarde subía a su auto y comenzaba a hacer llamadas, mientras escuchaba las noticias en la radio. Apuntaba los pendientes del día con tinta morada y tachaba, poco a poco, la hoja de los deberes cumplidos.

Mariquita, como llamaba el abuelo a su nieta, escuchaba las instrucciones del sabio de la familia y la forma en que tomaba decisiones. “Aprendí mucho de esas experiencias”, asegura María, mientras mira las fotos de sus hijas y una imagen de la Virgen de Guadalupe en su escritorio.

La ejecutiva mexicana es la mayor de cuatro hermanas. María era rebelde y no duda que en algún momento le causó un dolor de cabeza a sus padres, pero también alegrías.

La ejecutiva mexicana proviene de una familia patriarcal. Su personalidad hizo que se trastocara el orden tradicional para apoderarse de una voz femenina que rompe esquemas familiares y de negocios.
















cj