DINERO

Marcación de 10 dígitos ponía en riesgo servicios de seguridad

El cambio afectaría a las alarmas vecinales, así como a marcaciones automáticas, lo que comprometía la seguridad pública y privada; el riesgo se evitó al ampliar un año el periodo de convivencia

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 17/07/2019
  • 18:03 hrs
  • Escuchar
Marcación de 10 dígitos ponía en riesgo servicios de seguridad

El 3 de agosto de 2019 entrará en vigor en todo el país una nueva marcación telefónica donde se tendrán que utilizar diez dígitos, informó la Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Este cambio afectaría a las alarmas vecinales y los llamados botones de pánico, lo cual podría comprometer la seguridad pública. Con la ampliación de un año al periodo de convivencia de los dos modelos de marcación se evitó el riesgo.

El IFT publicó el acuerdo mediante el cual el Pleno del organismo autónomo modificó el Plan Técnico Fundamental de Numeración, dado a conocer el 11 de mayo de 2018.

Detalla que diversos sistemas que marcan automáticamente a números pregrabados dejarán de funcionar con la entrada en vigor de la marcación de diez dígitos.

Algunas empresas de seguridad alertaron del riesgo que entrañaba que el periodo de convivencia de los dos modelos de marcación quedara establecido en un mes, lo que podría llevar a que quien quisiera usar los botones de pánico en una emergencia no pudiera hacerlo, porque dichos instrumentos de seguridad estarían inutilizados.

Esto debido a que se encuentran configurados para comunicarse por medio de una marcación hacia números telefónicos locales de siete u ocho dígitos, incluso a números con marcación 01 800.

Esta situación podía afectar no sólo a servicios particulares de seguridad, sino también a los gobiernos estatales y municipales que han instalado este tipo de alarmas en lugares públicos o que han proporcionado equipos de alarma a comercios y hogares.

El plazo de un mes impedía reprogramarlos o reemplazarlos antes de la entrada en vigor de la marcación a diez dígitos, comprometiéndose la seguridad pública y privada.

Por ello el pleno del IFT acordó dotar de un año improrrogable la nueva marcación telefónica, para que esta no aplique a los prestadores de servicios relacionados con sistemas de seguridad y vigilancia.

“A partir de la entrada en vigor del presente Plan, los Proveedores de Servicios de Telecomunicaciones deberán ofrecer a sus Usuarios la convivencia de la marcación nacional uniforme a 10 dígitos con las marcaciones locales a 7 u 8 dígitos y las marcaciones que utilizan los prefijos 01, 044 y 045, durante un plazo improrrogable de un año calendario contado a partir del 3 de agosto de 2019”, estableció el IFT.

El Instituto precisó que “durante el proceso de consulta pública, diversas empresas hicieron del conocimiento del Instituto una problemática no identificada previamente que afectará a diversos sistemas de alarma y monitoreo remoto una vez que entre en vigor la marcación nacional uniforme a 10 dígitos el próximo 3 de agosto de 2019”.

Al respecto, el IFT añadió que “los comentarios recibidos señalan que diversas empresas dedicadas a la instalación de alarmas residenciales y comerciales con monitoreo, se verán afectadas con la entrada en vigor de la marcación nacional uniforme a 10 dígitos, en virtud de que los dispositivos instalados en los hogares, comercios y empresas de sus clientes se comunican a una central de monitoreo mediante el uso de una línea telefónica, propiedad del cliente o usuario final, utilizando los procedimientos de marcación vigentes en nuestro país”. 

De esta forma, “cuando uno de estos dispositivos es activado, realiza automáticamente una marcación local (8 dígitos en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey o 7 dígitos en el resto del país) o con cobro revertido (01-800). Una vez establecida la comunicación, el dispositivo envía una señal a la central de monitoreo con la finalidad de que se inicien los protocolos de atención correspondientes”.

Otorgar un plazo de tiempo menor, puntualiza el acuerdo, “no sería suficiente para que las personas físicas o morales así como las entidades gubernamentales afectadas, presupuesten, obtengan recursos económicos, adquieran nuevos dispositivos o contraten trabajos de mantenimiento para su reconfiguración, planeen y ejecuten campañas informativas para llevar a cabo la reprogramación o sustitución de los dispositivos entregados a la población o a comercios, a efecto de garantizar que los equipos que se encuentren en uso realicen la marcación nacional uniforme a 10 dígitos”.

Este cambio al Plan Técnico Fundamental de Numeración, ordenado por el Pleno del IFT el 16 de noviembre de 2017 y se se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo de 2018, "momento a partir del cual las empresas debieron comenzar con las adecuaciones necesarias a sus sistemas y redes para concretar esta modificación", indicó el Instituto en un comunicado.