DINERO

Los ingredientes de la cena que Profeco puso en jaque este 2020

La Procuraduría Federal del Consumidor este año analizó productos que podrías utilizar para tu cena de fin de año, como quesos y jamones

  • DIEGO JOAQUÍN HERNÁNDEZ
  • 20/12/2020
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Los ingredientes de la cena que Profeco puso en jaque este 2020
Yogures, quesos amarillos, purés de tomate y mantequillas, también fueron analizados por la Profeco. (Pixabay)

Las fiestas decembrinas no serán lo mismo este 2020. Debido a la pandemia de covid-19 nos quedaremos sin esas grandes reuniones familiares pero las cenas de navidad y año nuevo no van a dejar de ser preparadas. Y si eres una de las personas que están a cargo del menú, te recordamos los productos que fueron puestos en jaque por la Profeco a lo largo de este año que se nos fue prácticamente desde que empezó. 

La Procuraduría Federal del Consumidor este año analizó productos que podrías utilizar para tu cena de fin de año y de algunos, como quesos y jamones, concluyó que no vendían lo que se especificaba en el etiquetado. Conviene recordar que el año pasado la leche fue uno de los productos que más atención recibió al ser analizadas.

QUESOS QUE NO SON QUESOS

El pasado 13 de octubre la Profeco “sorprendió” a la industria quesera al ordenar el retiro de 19 marcas de quesos y yogures que incumplían con la Ley de infraestructura de calidad al exhibir en sus etiquetados la leyenda “100% leche de vaca” y no contenerla y en su lugar utilizar grasa vegetal, o bien, por ofrecer un gramaje menor al que presenta en el etiquetado. Las marcas mencionadas son: 

  • FUD (queso panela en presentación de 200 y 400 gramos, queso panela en rebanadas cuadradas de 300 gramos y  FUD Cuida-T+ queso tipo manchego en rebanadas 140 gramos) 

  • Nochebuena (queso tipo manchego 400 gramos) 

  • Aurrera (imitación queso tipo manchego molletero 200 gramos)

  • Burr (imitación queso tipo americano 302 gramos)

  • Selecto Brand (singles tipo manchego 140 gramos)

  • Cremeria Covadonga (queso tipo manchego 140 gramos)

  • Premier Plus Cuadritos imitación queso tipo manchego, a granel) 

  • Frankly (imitación queso tipo manchego a granel) 

  • Galbani (mezcla de quesos rallados, frescos y maduros 170 gramos)

  • Lala (queso tipo manchego deslactosado y rebanado 400 gramos)

  • El Parral (queso menonita 500 gramos)

  • Philadelphia (Queso tipo americano reducido en grasa / queso fundido tipo americano 144 gramos)

  • Portales (queso manchego 300 gramos) 

  • Zwan (queso panela 400 gramos)

  • Zwan Premium (queso manchego 400 gramos)

  • Walter (queso tipo manchego 400 gramos)

  • Caperucita (queso tipo manchego deslactosado reducido en grasa 400 gramos)

  • Caperucita (Queso tipo manchego bajo en lactosa reducido en grasa 400 gramos)

  • Sargento (Queso parmesano rallado 141 gramos)

  • Preccisimo (tipo americano 140 gramos)

El día 17 de octubre, después del reajuste en los etiquetados, la Procuraduria del Consumidor anunció la reactivación de 12 marcas que fueron reactivados y dentro de las nuevas aclaraciones que hicieron a sus productos es sustituir la leyenda “100% leche” por “100% lácteo”, corregir la lista de ingredientes y aclarar el contenido neto del producto. Así, regresaron a la venta los quesos de las marcas FUD, Nochebuena, Aurrera, Covadonga, Lala, Swan, Caperucita y Portales.

QUESOS AMARILLOS 

Además, 13 marcas de quesos amarillos e imitaciones  fueron expuestas por la mismas razones el pasado 4 de noviembre, por lo que fueron retirados del mercado los siguientes productos:

  • Sabores de mi tierra (contiene almidón, poca proteína y contiene grasa vegetal)

  • Aurrera (imitación queso tipo americano de 280 gramos que registró 4.8% menos del contenido)

  • El Ciervo (estilo queso americano)

  • Franja (se denomina “alimento estilo queso fundido americano)

  • Burr (imitación queso americano al confundir queso americano e imitación americano)

  • La Villita (estilo queso fundido americano)

  • Nutri (estilo queso tipo americano)

  • Aurrera (imitación queso tipo americano al ocultar la palabra “imitación”)

  • Precíssimo (carece de denominación de si es “imitación” y apenas contiene 0.9% de proteína)

  •  Chipilo Americano (imitación queso fundido tipo americano)

  •  Del Rancho (preparación alimenticia tipo queso americano)

  • Le Castell (preparación alimenticia tipo queso americano)

  • Caperucita (estilo queso tipo americano)

Dichos quesos analizados por la Profeco provienen de grasa vegetal con colorantes y sabores artificiales, tienen un alto contenido de agua, mucha grasa y nada de leche y algunos de ellos afirman en sus etiquetas ser quesos. “Para que sea queso tiene que ser 100 por ciento grasa de leche, en este caso de vaca”, dijo Ricardo Sheffield Padilla, titular de la dependencia en entrevista con Grupo Milenio, por lo que son más un “adorno” en los alimentos. 

Estos productos fueron retireados de su venta mientras las empresas hacían el etiquedado correspondiente a la nueva norma NOM 051 en el artículo 40 y 52 que entró en vigor el 1 de octubre y a partir de tal fecha los productos deben ser exhibidos con el nuevo etiquetado, además de otra violación por a la Ley general de Salud en el artículo 212 que establece que el producto debe mostrar en su presentación y en su tabla nutrimental lo que realmente está vendiendo para que el cliente pueda decidir si comprar o no el producto. 

YOGURES QUE NO SON YOGURT

A esta lista de quesos se le sumó la marca de dos yogures que fueron retiradas por los mismos motivos: error en la declaración del etiquetado al no contener el mínimo de leche así como contener azúcar añadida. Dichos productos son:

  • Danone Bene Gastro (yogurt natural de 240 gramos, contiene 2% de la proteína de la necesaria para considerarse natural siendo el mínimo 3.1%

  • Danone Natural (presentación 220 gramos, contiene el 1.64% de proteína 

Además, durante el mismo mes la Procuraduría advirtió de una posible confusión al adquirir estos productos, pues no es lo mismo comprar un “yogurt sabor fresa” que un “yogurt con fresa” pues los primeros no contienen la fruta que mencionan y dicho sabor es obtenido a través de otros procesos. Mientras que los yogures con fresa aunque tienen agregada la fruta, la mayoría de las marcas adiciona la fruta a través de un proceso en el que se le agregan azúcares, conservadores, almidones, saborizantes, colorantes y acidulantes entre otros convirtiéndose en un producto muy alejado a la visión de “natural” que pretenden dar. 

Posteriormente, el yogurt natural de Danone regresó al mercado luego de modificar su etiquetado.

JAMONES QUE NO SON JAMÓN

Fue también en octubre cuando la Revista del Consumidor dio a conocer algunas de las marcas de jamón que incumplen con el etiquetado al omitir información, están fuera de las normas o bien, contienen menos producto del declarado de acuerdo con el laboratorio de la Profeco a través de un estudio en donde se tomaron alrededor de 540 pruebas a 44 productos de distintas marcas y clasificaciones entre el 24 de marzo y el 10 de junio de este año.

De acuerdo a los resultados del estudio se determinó que los productos que están fuera de la norma son:

  • Parma Campestre, Jamón de pierna 250g (se clasifica como “fino” pero al contener fécula no puede entrar en esa categoría). 

  • jamón virginia de pavo cuadritos, a granel (no cumple el porcentaje de proteína libre de grasa, de acuerdo a la clasificación "preferente" que ostenta).

  • Parma Sabori, jamón virginia de pavo 250g (no cumple con el 25% de reducción de sodio para ostentarse como "Reducido en sodio"). 

  • San Rafael, jamón real pierna 300g (contiene almidón que no declara en sus ingredientes).

Las marcas que no cumplen con el gramaje que presentan en su etiquetado son: 

  • Bafar, jamón de pavo 400g, tiene el 4.7% menos producto 

  • Duby, jamón cocido de pavo 500g, contiene  4.6% menos producto, 

  • Parma, jamón de pierna york 200g, no indica en etiqueta la clasificación comercial.

Además, los productos que no entrarían en la categoría de jamón por no presentar los mínimos requerimientos o agregar otros ingredientes son: 

  • Sparta Cocido, jamón de pavo y cerdo de 1 kg, (al contener pollo entre sus ingredientes no puede usar la denominación de jamón).

  • Galy, jamón cocido de cerdo y pavo a granel,contiene el 51.5% de cerdo cuando debería ser mínimo 55%. 

Mientras que los productos que omiten información en sus etiquetados son: 

  • Duby 500g (se denomina “jamón cocido de pavo” pero la totalidad de la carne utilizada no corresponde a muslo de pavo)

  • Lala Plenía, jamón virginia de pavo 250g, ( no indica el porcentaje de proteína de soya adicionada).

PURÉS DE TOMATE

En este diciembre otro de los productos analizados por la Profeco fue el puré de tomate, para el análisis del mismo se estudiaron 17 productos en total: 4 purés de tomate, uno frito, uno machacado, dos sazonados, ocho condimentados y uno de pasta de jitomate. Los resultados arrojaron lo siguiente: 

Purés con más sodio: 

  • La Costeña: (presentación de 800 gramos, machacado de 350 gramos y sazonado de 350 gramos). 

  • Full Circle market (pasta de tomate, 170 gramos)

  • Heinz condimentado (200 gramos)

  • Cidacos tomate frito (400 gramos). 

Los purés con más almidones son: 

  • Del Fuerte (1 kilo)

  • Herdez (210 gramos)

  • Del Monte (210 gramos)

  • Aurrerá (1 kilo)

  • Nuestro Campo (1 kilo)

Mientras que los purés de tomate de la marca Orlotti de 690 gramos, Del Fuerte de 1 kilo y Mutti de 400 gramos no cumplen con el 10% nacional de sólidos solubles de tomate libre de sal, aunque sí con el 7% que exigen las normas internacionales. 

Por su parte, los purés con más tomate son: 

  • Puré de tomate Mutti de 400 gramos 

  • La Costeña Puré de tomate machacado de 350 gramos 

  • Full Circle market de 170 gramos

  •  Hunts puré condimentado de 210 gramos 

  • Tomate frito Cidacos de 400 gramos.

MANTEQUILLAS QUE NO SON MANTEQUILLA

Fue en junio cuando el sector de las mantequillas fueron analizadas por la Profeco, los resultados tal vez eran el preámbulo a lo que nos esperaba en el sector de los lácteos, se encontró que varias marcas utilizan publicidad engañosa afirmando tener leche cuando en realidad utilizaban grasa vegetal. 

Las marcas señaladas por no cumplir las características de la mantequilla son 

  • Chipilo (tiene más grasa vegetal de la necesaria y más agua de la permitida por la norma. 

  • soriana y Selecto Brand (la grasa contenida en sus productos no contiene 100% grasa de leche 

  • La Abuelita untable de mantequilla (su etiquet es engañosa pero 

LICORES

La Profeco informó el pasado mes de septiembre los resultados obtenidos del estudio de calidad que realizó a 16 marcas de licores y a una crema de tequila que se comercializan en el mercado mexicano, de las cuales tres son españolas, dos francesas, una alemana y otra estadounidense.

Se analizaron seis licores de hierbas, cuatro de naranja, dos de melón, uno de cítricos y extractos vegetales; uno de ajenjo, un amargo, uno de anís, así como una crema de tequila.

Marcas que rebasan el contenido de alcohol del etiquetado:

  • Sadar (presenta un valor fuera de especificación: 54.10 mg/100 ml de alcohol anhidro)

  • Frisky Monkey (rebasa el contenido de alcohol que establecen las normas: hasta 1.5% por encima del % Alc. Vol. declarado)

  • Jëg’s (tuvo hasta 3.6% más del % Alc. Vol. Declarado; y el Refinado ucero Selecto, con 1.3% por arriba)

Las marcas que en su etiqueta no declaran ingredientes son:

  • Sadar

  • Frisky Monkey

  • Fonte do Frade

  • Fernet Wind 4

  • Refinado ucero Selecto

  • Wind 4 Licor de Naranjas Curazao

  • Wind 4 Licor de Naranjas Triple Sec