DINERO

Los 12 propósitos que debes plantearte para tener un financieramente feliz 2019

De acuerdo con la Condusef, los llamados "gastos hormiga" pueden representar la reducción de un 12% del salario mensual del mexicano

  • REDACCIÓN
  • 26/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los 12 propósitos que debes plantearte para tener un financieramente feliz 2019
Todas las metas personales de año nuevo, remiten al estado financiero de tu cartera. (Tomada de internet)

Todas las metas personales que puedas fijarte en este año nuevo a final de cuentas remiten al estado financiero de tu cartera, por lo que es de suma importancia establecer propósitos que te lleven a establecer hábitos saludables para tu economía.

Por ese motivo, en La Silla Rota te presentamos una lista de buenos deseos financieros que, de acuerdo con la firma de préstamos Provident, te ayudarán a que este 2019 sea realmente fructífero:

1.- Identifica tus ingresos y gastos: De inicio, es indispensable que sepas el lugar del que partes, con el fin de que logres organizar la redistribución de los gastos. Recuerda que éstos no deben de superar a tus ingresos.

2.- Establece metas financieras según su importancia: ¿Qué debo hacer para conseguir esa meta en particular? Es la pregunta que debes hacerte para determinar el orden de importancia, así como el lapso de tiempo que te llevará su cumplimiento.

3.- No aplaces el ahorro: Crea en tu persona el hábito de guardar una cantidad específica de tus ingresos. Piensa que ese dinero es intocable; verás que en un año habrás guardado una buena cantidad que podría salvarte de un apuro.

4.- Reduce o elimina los “gastos hormiga”: la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), ha referido que este tipo de gastos pueden reducir hasta 12% el salario mensual de los mexicanos.

Así dejó el ingreso de los mexicanos el Gobierno de Peña Nieto

5.- Decídete a pagar tus deudas: En el caso de que debas dinero a diversas instituciones financieras, ordena tus deudas de mayor a menor monto; incluye la tasa que te cobran y el pago mínimo que realizas mensualmente.

Es recomendable analizar el tiempo que tardarás en saldarlas si realizas sólo los pagos mínimos. Comienza a liquidar la deuda más pequeña, para la que podrás aportar más que sólo el pago mínimo que indica tu estado de cuenta. Una vez que saldes esta deuda, haz lo mismo con la siguiente en tu lista.

6.- Negocia tu adeudo: Algunos bancos permiten unificar todas tus deudas en un sólo crédito. Si tu institución financiera ofrece esta opción, considérala para que puedas pagar una sola cuota mensual más reducida.

7.- Aprende a comprar: Antes de comprar debes comparar precios, calidad y condiciones del producto. Esto implica planificar de acuerdo al presupuesto que tienes. No compres regalos justo el día de Navidad o Reyes, pues terminarás gastando más de lo planeado.

8.- Haz crecer tu dinero: Guardar dinero bajo el colchón no es la mejor opción para hacerlo crecer. Si quieres generar ingresos adicionales, recurre a una cuenta de inversión bancaria, ya sea con depósitos de dinero a la vista o a plazo fijo.

Una cuenta bancaria con dinero a la vista te permite obtener rendimientos inmediatos a partir de cierto monto mensual. Recuerda que las cuentas a plazo fijo te dan la opción de obtener rendimientos según monto o plazo pactado.

9.- Emprende: Si buscas diversificar tu ingreso, puedes poner algún negocio que no sólo te ayude a obtener dinero extra, sino que te permita incrementar tu desarrollo personal o laboral.

10.- No te “embarques”: Si quieres realizar una compra y estás pensando en pedir prestado, lo primordial es que revises tu capacidad para cubrir los pagos, recuerda que estos no deben superar el 30% de tus ingresos mensuales.

11.- Aprovecha tu Afore: Si tienes una cuenta de ahorro para el retiro, puedes comenzar a hacer aportaciones voluntarias, de esta forma incrementarás tus recursos a través de los rendimientos anuales que ofrece tu Afore.

12.- Sácale jugo a tus impuestos: Recuerda que cuando haces la declaración de impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) puedes deducir algunos de tus gastos comunes, como gastos hospitalarios, funerarios, transporte escolar, colegiaturas, donativos, prima de seguros y hasta créditos hipotecarios.

djh