DINERO

Lo que debes saber si vas a rentar un auto y no gastar de más

La Profeco te ayuda a seleccionar el tipo de vehículo de acuerdo a tus necesidades y así evitar gastos innecesarios

  • REDACCIÓN
  • 24/11/2020
  • 18:23 hrs
  • Escuchar
Lo que debes saber si vas a rentar un auto y no gastar de más
Cerciórate que la arrendadora tenga su contrato de adhesión registrado ante la Profeco. (Foto: Pixabay)

Rentar un auto no tiene que ser siempre una pesadilla, por eso planea con suficiente anticipación para que puedas comparar modelos, costos y promociones.

Haciendo lo anterior, podrás seleccionar el tipo de vehículo de acuerdo a tus necesidades y así evitar gastos innecesarios.

Asimismo, cerciórate que la arrendadora tenga su contrato de adhesión registrado ante la Profeco, por eso pídeles copia del mismo y su número de registro, o consúltalo en el Registro Público de Contratos de Adhesión ingresando a: https://rpca.profeco.gob.mx/

De igual forma, la Profeco te sugiere revisar cuidadosamente:

- Los mecanismos y plazos que tienes para cancelar la operación o de solicitar algún cambio en el lugar u horario originalmente pactados para la prestación del servicio, sin penalización para ti.

- Las causas de rescisión, cancelación y terminación del contrato.

- Las penas convencionales a las que de manera equitativa se hacen acreedores tú y el proveedor por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales.

- Los derechos y obligaciones que asumen tú y la arrendadora.

- Los mecanismos que el proveedor pone a tu disposición para presentar alguna queja, reclamación o inconformidad, así como los lugares y horarios de atención.

- Los seguros incluidos en el monto a pagar. Si te ofrecen seguros adicionales, revisa cuidadosamente su costo, coberturas y exclusiones.

La arrendadora debe ser bastante clara con relación al costo del servicio e informar a detalle:

- Forma y medio de pago.

- Monto total a pagar, incluyendo el número y monto de pagos parciales.

- Intereses.

- Comisiones y cargos correspondientes, incluidos los fijados por pagos anticipados o por cancelación.

- Desglosar los conceptos, incluyendo el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

- Cargos adicionales o extraordinarios.

(Foto: Pixabay)

Si lo haces en línea, revisa:

- Que la página o aplicación cuente con un Aviso de Privacidad.

- Domicilio de la arrendadora dentro de la República mexicana y números telefónicos para aclaraciones y reclamaciones.

- Que la arrendadora utilice algún elemento técnico para brindar seguridad y confidencialidad a tus datos y a las transacciones. Para evitar algún fraude es muy importante revisar que la página web sea segura, lo cual podrás comprobar si inicia con "HTTPS" y/o tiene la figura de un candado en la barra de dirección.

- Precios, ofertas, promociones y su vigencia.

- Términos y condiciones, así como las formas de pago.

- Antes de pagar, solicita a la arrendadora que te envíe el contrato, a fin de que conozcas tus derechos y obligaciones.

La arrendadora deber ofrecerte un seguro

- La arrendadora tiene la obligación de ofrecerte un seguro que cubrirá los gastos en caso de accidente o daño al vehículo y brindarte información en cuanto al costo, términos y condiciones para hacerlo efectivo.

- Si durante la vigencia del contrato el automóvil arrendado sufre algún accidente vehicular, daño causado por caso fortuito o robo total, avisa de inmediato a la arrendadora y a las autoridades competentes.

- Es muy importante que antes de contratar verifiques que la licencia de manejo de quien será el conductor se encuentre vigente. De lo contrario no se podrá hacer válido el seguro en caso de algún siniestro, además que representaría una infracción vial.

Garantías, términos y condiciones 

Si la arrendadora te ofrece el servicio con garantía, deberá informarte los términos y condiciones de la misma, su duración, vigencia, alcance y cobertura. Cuando el vehículo tenga algún defecto o vicio oculto que no te permita el uso del mismo o no te brinde condiciones de seguridad, tendrás derecho a que el proveedor te otorgue otro con las mismas características y especificaciones al que contrataste, así como a una compensación o bonificación, la cual no podrá ser menor al 20% del precio pagado.

Si por estas causas optas por la cancelación del contrato, el proveedor tiene la obligación de reintegrarte el precio pagado y, en su caso, pagarte intereses.

Conserva todos los comprobantes y demás documentos generados con motivo de la contratación, incluida la publicidad, la cual te podrá ser útil en caso de una reclamación.