FINANZAS PERSONALES

Las cinco señales de que padeces estrés financiero

Que llegues a final de quincena con el bolsillo vacío no es un buen indicador de que sabes manejar tu dinero
Las cinco señales de que padeces estrés financieroSi ves estas señales, tienes estrés financiero. (Especial).

LEE TAMBIÉN

¿Cómo puede ganar un millennial hasta 100 mil pesos al mes?

Hay dos aspectos clave que la generación debe tomar en cuenta para colocarse de manera exitosa en un puesto ejecutivo


Si pasas el tiempo esperando el día del pago de tu quincena, pero tarda más en llegar que lo que dura en tu cartera, tienes un problema con tus finanzas.

Ésta y otras son las señales de que padeces estrés financiero. En La Silla Rota te damos a conocer cuáles son, de acuerdo con Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com

1. Debes tu quincena antes de que llegue

Es la primera señal de sobreendeudamiento, así como tener necesidad obligada de usar más recursos monetarios y nuevos mecanismos de crédito para pagar deudas acumuladas.

Si llega tu pago quincenal y ya lo tienes distribuido entre las tarjetas de crédito, el pago del coche u otras deudas, puedes estar presionando tus finanzas personales.

En ese sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explica que el pago de tus deudas no debe ser mayor al 30 por ciento de tus ingresos netos o podrías caer en una situación de insolvencia.

2. No tienes idea en qué "se te va" el dinero

El sueldo que puedas tener no será suficiente si no estableces un control de cuánto destinas de tus ingresos para alimentos, vivienda, transporte y gastos personales.

La ausencia de un registro presupuestal de los ingresos y gastos diarios también puede generar estrés financiero.

Llevar un registro incentiva la comparación de precios y esto mejora la evaluación calidad-precio de la canasta consumo de servicios y activos, agregó el experto.

3. El mayor gasto se va a vivienda

Los expertos señalan que se debe destinar máximo el 40 por ciento del ingreso en servicios de vivienda, ya sea renta o hipoteca. Para mantener un mejor control de los gastos, este porcentaje debe rondar el 30 por ciento.

Si en la colonia que deseas vivir los precios exceden lo que puedes pagar, una buena opción es encontrar compañeros de casa para compartir gastos.

4. Te aprietas el cinturón porque no te alcanza

Ir al cine, comprar un café por las mañanas o salir con los amigos de forma regular, no deberían desajustar el presupuesto que tengas.

Si un usuario restringe estos gastos, no con fines de ahorro, sino para completar la quincena y el gasto domiciliar, sí es una señal de que debe realizar un ajuste inmediato.

5. Ahorrar es toda una osadía para ti

El ahorro sirve para metas específicas como un viaje, el enganche de una casa o un coche, si al final de la quincena no te alcanza para ahorrar, entonces dar el paso a la compra de una casa podría volverse una tarea titánica.

De acuerdo con datos de la Condusef, una buena práctica es que el porcentaje que destinas al ahorro sea de 5 o 10 por ciento de tu ingreso.

Es importante que tengas definido cuál es el propósito de guardar ese dinero, de esta manera será más fácil determinar el monto y plan de ahorro a seguir.

ams







LEE TAMBIÉN

¡Que las emergencias no te tomen desprevenido!

Sólo 20% de las personas tienen el hábito de reservar una parte de sus ingresos para un fondo de emergencias





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información