DINERO

Jóvenes: sin seguridad social y desempleo, los afectados por tercera ola covid

En 2018, 67.2% de jóvenes no tenía acceso a la seguridad social, es decir, a una afore o subsistencia ante eventualidades, de acuerdo con el Coneval

  • REDACCIÓN
  • 13/07/2021
  • 18:25 hrs
  • Escuchar
Jóvenes: sin seguridad social y desempleo, los afectados por tercera ola covid

En México se ha registrado un repunte de casos por la covid-19, sobre todo en zonas turísticas ocasionado precisamente por la llegada de vacacionistas y falta de medidas de protección.

Las autoridades de salud han señalado que en esta tercera ola, el sector más afectado por los contagios son jóvenes; si bien hay menos muertes, son el nuevo punto de atención, además representan a la población que hasta hace un par de semanas no había sido vacunada.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 22.9% de la población joven no tiene acceso a servicios de salud. Por lo que en caso de dar positivo a la covid no tienen forma de atención médica y en su lugar tendrían que buscar atención privada, lo que podría afectar seriamente sus finanzas.

El sector de entre 18 y 39 años, además de enfrentar la enfermedad, en muchos casos, es sin empleo o seguridad social.

Alexis tiene 27 años. A mitad de febrero enfermó de coronavirus, pero antes, en diciembre se integró a las estadísticas al quedar sin empleo.

Él trabajaba como auxiliar técnico contable, "No ganaba tanto y la verdad no me preocupaba al principio porque soy joven, no tengo el compromiso de una familia y pensé que así se empieza".

Al quedar sin empleo quedó sin las prestaciones de ley que ofrecen los trabajos que están en la formalidad, como aportaciones a su afore o el derecho de acceso a los servicios de salud del ISSSTE, "que era el que tenía".

"Cuando me enfermé pues hubo que hacer varios gastos, y es cuando me cayó como balde de agua darme cuenta que donde estaba parado no tenía un quinto. Mis papás tuvieron que ayudarme a hacer frente a la enfermedad en todos sentidos, pero principalmente en los económico" dice.

El problema, dice, es que ellos tienen sus propios gastos y pues uno asume que a cierta edad pues uno ya debe ser más independiente y cuál, terminas viendo que las cosas no son como te las contaron, que todo se juntó. Sin empleo, enfermo y los gastos nunca paran.

"Me atendí con un médico similar, el de la colonia y pues siempre esperando que no necesitará de algo más. Soy de los que han tenido la fortuna de que el covid no me dio fuerte, pero pues uno nunca sabe qué puede esperar ni a qué atenerse", comenta.

De acuerdo con el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2020 del Coneval, en 2018, 67.2% de jóvenes no tenía acceso a la seguridad social, es decir, a una afore o subsistencia ante eventualidades, presentando una brecha de aproximadamente 10 puntos porcentuales con respecto a la población adulta.

El informe dio cuenta que 22.9% de ellos presentó carencia de acceso a servicios de salud como al IMSS, ISSSTE o Insabi, lo cual, aunado a la pérdida de ingresos por el confinamiento podría agravar la situación de pobreza de los jóvenes, al ser de los sectores más afectados por el cierre de empresas o ajustes en el interior de éstas para enfrentar la crisis económica.

Esto significa que, si este sector no puede acceder a servicios de salud o incluso a un seguro de gastos médicos mayores por falta de empleo, o a pesar de tener un trabajo fijo no tienen seguridad social, les será difícil afrontar económicamente enfermarse de covid-19.

De acuerdo con la Encovid-19, el gasto para pagar medicamentos, atención médica, oxígeno u otros insumos para atender a los enfermos de coronavirus representó un desembolso de entre mil y 10 mil pesos.

JÓVENES, DE LOS MÁS AFECTADOS

En materia de empleo, la pandemia afectó particularmente a los jóvenes, de acuerdo con el estudio Panorama 2020, América Latina y el Caribe: edición Covid-19, de la oficina regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"La vulnerabilidad laboral de los jóvenes (entre 15 y 24 años) ha quedado particularmente expuesta durante la crisis sanitaria. Si bien la situación estructural de los jóvenes antes de la pandemia se ha caracterizado por las bajas tasas de participación y de ocupación, junto con tasas de desocupación que triplican las de los adultos (de 25 años y más), durante la pandemia los indicadores laborales de los jóvenes se han deteriorado de manera significativa", dijo.

CRISIS LABORAL JUVENIL 

De acuerdo con el BID, la pandemia ha implicado la pérdida de más de 17 millones de empleos en América Latina y el Caribe.

En términos de magnitud, esto es equivalente a perder casi todos los puestos de trabajo en Colombia, por ejemplo; en Perú, 70% de los jóvenes perdieron su empleo; en Colombia la tasa de desempleo juvenil pasó de 16% a casi 30%; en México, más del 12% de los jóvenes empleados en el sector formal perdieron su trabajo.

El organismo advirtió que el inadecuado acceso de los jóvenes al mercado laboral a raíz de la crisis de la pandemia tiene consecuencias severas en el corto plazo.