DINERO

Gasto público y política monetaria bajo presión, si hay recesión técnica: BofA

Banxico confirma que hay una desaceleración económica mayor a la anticipada y ve debilidad para el segundo trimestre

  • REDACCIÓN
  • 11/07/2019
  • 19:54 hrs
  • Escuchar
Gasto público y política monetaria bajo presión, si hay recesión técnica: BofA
¿México, a un paso de la recesión técnica? (Especial)

El riesgo de México de entrar a una recesión técnica se acentúa ante el pronóstico a la baja de la economía mexicana para el segundo trimestre de este 2009; en suma a la caída de 0.1% en los primeros tres meses del año calendario, de acuerdo con Bank of America Merrill Lync (BofA MLynch).

Así lo describe Carlos Capistrán, economista para Canadá y México, en un análisis dirigido a los inversionistas.

De acuerdo con ellos, los indicadores oportunos de abril, mostraron que la debilidad ha continuado en el segundo cuarto del año mientras los servicios se contrajeron en la base mensual.

 "Un segundo trimestre en contracción pondrá a México en una recesión técnica lo que podría depreciar al peso y el mercado continuaría presionando por más recortes de tasas por parte del banco central.", destaca Capistrán.

En el análisis Emerging Insight, titulado Is Mexico in a technical recession? (¿México está en recesión técnica?) explicaron que las agencias califiadoras podrían considerar este contexto para confirmar una nueva degradación de la calificación soberana de México, que actualmente está cuatro escalones arriba del grado de inversión en Moody´s; tres en Standard & Poor´s y dos en Fitch. Las notas en Moody´s y  S&P tienen  perspectiva negativa que indica una de tres posibilidades de un recorte.

En el documento divulgado entre clientes del banco de inversión, anticipan que de confirmarse su pronóstico de una contracción nueva en el segundo semestre, el presidente Andrés Manuel López Obrador se verá obligado a incrementar el gasto público.

No obstante a la presión que advierte sí se ejercerá sobre el Banco de México (Banxico) para recortar las tasas y apoyar de alguna forma, en BofA descartan que se confirme una reducción del rédito que se mantiene en 8.25%, el segundo más alto entre emergentes de América Latina, debajo del que paga Argentina.

¿QUÉ ES UNA RECESIÓN TÉCNICA?

La recesión económica se visibiliza con el debilitamiento de los principales indicadores macroeconómicos, como el empleo, el nivel de precios, el consumo interno, la capacidad de pago de los agentes económicos y el nivel de producción.

Una crisis económica es distinta de una recesión. Una crisis económica representa una pérdida de ritmo en el crecimiento económico y además implica desestabilidad financiera pronunciada con efectos negativos a nivel macro y microeconómicos. Por su parte, una recesión técnica es una desaceleración de la economía y puede corregirse a través de cambios en el gasto público.

Durante los últimos días especialistas y algunas calificadoras han pronosticado que México podría encontrarse en recesión técnica, debido a que el primer trimestre del 2019 la economía cayó 0.2% y existen probabilidades de que continúe en terreno negativo para el segundo trimestre.

BANXICO VE DEBILIDAD ECONÓMICA

Los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) consideran que la actividad económica muestra una desaceleración mayor a la anticipada, con una contracción en el primer trimestre y signos de debilidad en el segundo.

Sin embargo, sólo uno de los cinco integrantes, el subgobernador Gerardo Esquivel Hernández, consideró que existe espacio para una reducción de 25 puntos base a la tasa de interés interbancaria a día que actualmente es de 8.25%.

De acuerdo con el subgobernador, la inflación tiene un papel relevante para que dicha disminución del índice de interés interbancario pueda implementarse, al observarse niveles mejores a los previstos y pronosticar que se logre la meta para 2019, establecida en 4.0% al término del año.

Durante la participación de Esquivel Hernández en la minuta de la Junta del banco central del 27 de junio, el de este subgobernador fue el único voto en contra de mantener la tasa actual.

El argumento para considerar bajarla a 8.0% es que la inflación acumulada al primer semestre de este presentará una fluctuación aproximada del 0.30%, con lo que podría llegarse al nivel más bajo de inflación desde el cambio de siglo.

El aumento en los precios de los energéticos del segundo semestre de 2018, favorece las cifras de inflación general y subyacente; efectos que podrían ir a la baja durante el segundo trimestre de este año, con lo que para el doceavo mes la inflación se situaría en 3.4%.

En adición, el debilitamiento de las políticas monetarias internacionales, así como la desaceleración económica que México atraviesa, son otros factores que deberían tomarse en cuenta para reducir la tasa de interés interbancaria a un día, la cual se refiere a los préstamos que se hacen entre bancos a plazos de 24 horas.

Profundizando sobre la demanda interna, la mayoría de la Junta destacó la desaceleración del consumo y la atonía de la inversión.

POLÍTICAS PÚBLICAS

En la relatoría, destaca uno de los miembros de la Junta que "la poca claridad y previsibilidad en la dirección de diversas políticas públicas en sectores estratégicos y una política de gasto que ha favorecido la redistribución de recursos hacia las trasferencias sociales a costa de inversión pública, constituyen factores que siguen minando la confianza de los inversionistas".

Esto, ha seguido presionando la dinámica de la economía y de las mismas finanzas públicas, sentenció.

Como lo ha señalado públicamente el Gobernador Alejandro Díaz de León, la mayoría de entre los riesgos internos, algunos mencionaron la posibilidad de reducciones adicionales en la calificación soberana y la de Pemex. Uno más puntualizó que una situación similar podría ocurrir con Comisión Federal de Electricidad. Otro comentó el riesgo de una mayor disminución de los ingresos públicos, y uno más señaló la orientación de las políticas públicas en distintos ámbitos.

Más adelante, precisan sobre las finanzas públicas que "la mayoría advirtió que un entorno de menores ingresos  existe poco margen de maniobra para la política fiscal"

"En particular, uno indico que los ingresos presupuestarios totales del sector público, incluyendo Pemex, CFE y otros organismos de control presupuestario directo, fueron inferiores al programa".

Ese mismo miembro de la Junta de Gobierno, detalló que esta reducción fue consecuencia de una nueva contracción en la plataforma petrolera y de reducciones transitorias en la recaudación del IVA.

Indicó que este panorama podría agravarse en caso de una desaceleración mayor a la esperada.

MERCADO LABORAL

La mayoría notó una mayor debilidad en una gama amplia de indicadores del mercado laboral, tales como la tasa de desempleo, el porcentaje de ocupados que pasaron a estar desocupados, o los retiros de cuentas individuales en las Afores por desempleo, dan muestra de ello.

Algunos señalaron que el mercado laboral muestra un menor ritmo de generación de empleos. Y otro más apuntó que se observa un incremento de la ocupación en el sector informal, y una contracción del empleo formal.

Detalló que entre las distintas regiones del país, el debilitamiento del empleo es más marcado en la zona libre de la frontera norte, donde se han observado los mayores ajustes salariales, y que deben tomarse en cuenta las lecciones que se derivan de esta experiencia.

Con información de El Economista

JGM