DINERO

Gasolina deducible con pago en efectivo: ¿Qué dice el SAT?

La posibilidad de deducir los gastos en la compra de gasolina, es una facilidad que da el SAT pero sólo para un selecto grupo de contribuyentes

  • REDACCIÓN
  • 28/09/2021
  • 18:10 hrs
  • Escuchar
Gasolina deducible con pago en efectivo: ¿Qué dice el SAT?

Si eres persona física con actividad empresarial o profesional, no se puede; si eres persona moral, no se puede; pero si eres RIF, sí se puede siempre y cuando el monto pagado en efectivo sea igual o menor a 2 mil pesos, explicó con Itzel Ponce, especialista en temas de impuestos y fiscal.


En las generalidades de la ley del ISR se establece que sólo pueden deducirse pagos realizados en efectivo con un importe menor a $2,000 pesos, siempre que no se trate de consumo de combustible. Cualquier cantidad superior a este importe es obligatorio realizarlo mediante cheque nominativo, transferencia electrónica, tarjeta de crédito, débito o de servicio.

Para el caso de combustibles existe una disposición específica la cual que, tratándose de la adquisición de combustibles para vehículos marítimos, aéreos y terrestres, el pago deberá efectuarse a través de cheque, transferencia electrónica o tarjeta , aun cuando la contraprestación de dichas adquisiciones no exceda de $2,000 pesos.

  

Sin embargo, existen algunas disposiciones fiscales específicas que, en ciertos casos, permiten la posibilidad de deducir el pago de combustible en efectivo:

Los que sí

-Régimen de incorporación fiscal (RIF):

En el caso de los contribuyentes que tributen en el régimen de incorporación fiscal se podrá efectuar la deducción de las erogaciones pagadas en efectivo cuyo monto sea igual o inferior a $2,000 pesos, por la adquisición de combustible para vehículos marítimos, aéreos y terrestres que utilicen para realizar su actividad, siempre que dichas operaciones estén amparadas con el CFDI correspondiente, por cada adquisición realizada.

-Régimen de Actividades Agrícola, Silvícola, Ganadero y Pesca:

En el caso de los contribuyentes que tributen en el régimen de actividades agrícola, Silvícola, Ganadero y Pesca (AGAPES); para la deducción de combustible se deberán de apegar, en primera instancia, a lo citado en el Artículo 27 fracción III segundo párrafo de la ley del ISR, referente a que la deducción por adquisición de combustible no puede hacerse en efectivo.


Sin embargo, en la Resolución de Facilidades Administrativas para 2020, en la Regla 1.9, se establece los contribuyentes AGAPES podrán realizar la deducción de pagos por consumo de combustible se realicen con medios distintos a cheque nominativo de la cuenta del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito, de servicios o monederos electrónicos autorizados por el SAT (en efectivo), siempre que éstos no excedan del 15 por ciento del total de los pagos efectuados por consumo de combustible para realizar su actividad.


Es decir, únicamente se podrá pagar en efectivo el 15% del total de las compras por combustibles en efectivo, lo demás deberá ser pagado con cheque nominativo o a través de una forma de pago electrónica como tarjetas de servicio.


-Transportistas

Los contribuyentes de los sectores del autotransporte de carga federal, terrestre foráneo de pasaje y turismo, así como de carga de materiales y de pasajeros urbano y suburbano gozan de la misma facilidad de deducir las adquisiciones de combustible pagadas en efectivo hasta por el 15% del total de las adquisiciones de combustible.


De lo anterior se tiene que los contribuyentes, en general, para deducir la adquisición de combustible no deben pagarla en efectivoQuienes tienen derecho a deducir la adquisición de combustible aun habiendo pagado en efectivo, son los contribuyentes del RIF por hasta $2,000 pesos, y el sector de agropecuario, silvícola y pesca, quienes podrán hacerlo por hasta un 15% del total de su consumo de combustible.

Adicional a lo anterior, el SAT puede liberar de este requisito a los contribuyentes cuando la operación se haga en poblaciones sin servicios financieros.

Es importante que estés siempre atento a las diversas facilidades que pudieran emitirse para algunos contribuyentes que, por el tipo de operación de su sector especifico, no siempre tienen todos los elementos necesarios para dar cumplimiento a las obligaciones fiscales generales, o guardan un caso muy particular dentro de su esquema ordinario de operación.







cj