DINERO

Fui víctima de fraude y estafa por internet, "es un desmadre"

El número de quejas por fraudes cibernéticos, donde mexicanos vieron vulnerados los recursos de sus cuentas bancarias, se han duplicado, según Condusef

  • REDACCIÓN
  • 19/07/2021
  • 20:27 hrs
  • Escuchar
Fui víctima de fraude y estafa por internet, es un desmadre

Los fraudes por internet están a todo lo que dan. En los últimos 2 meses me han pegado dos veces, una a través de Paypal, en donde tenía asociada una cuenta de BBVA y por casi 20 mil pesos, cuenta Mayra.

Una segunda estafa fue la semana pasada: "pedí activar mi tarjeta de Palacio de Hierro y quise hacer una compra por internet y no me dejó, entonces la hice por teléfono y pues le di el número de seguridad a la señorita y en la noche ya tenía tres cargos más esos sí por internet por casi 3 mil pesos".

Mayra reconoce: "ya ni ganas me dan de usar el internet para las compras. Se supone que Paypal es lo más seguro y es la segunda vez que me hacen cargos a través de ese sistema, la primera fue por 10 mil pesos".

Ella cuenta que, hasta ahora sí ha podido resolver dichas situaciones, pero en BBVA fue un relajo porque te los devuelven, los vuelven a cargar, te cargan el primer de mes de lo que fue meses sin intereses y ya no sabes qué pasó , "es un desmadre".

AL ALZA ESTE DELITO

De acuerdo con datos de la Condusef, los fraudes cibernéticos se cometieron fundamentalmente con recursos propios de los usuarios de la banca comercial, es decir con tarjetas de débito y no con recursos de tarjetas de crédito, donde sólo tres de cada 10 obtuvieron una resolución a su favor.

De enero a mayo de 2021, la Condusef recibió ocho mil 102 controversias por fraudes cibernéticos, lo cual fue superior en 89 por ciento de las quejas recibidas en 2020, año de la pandemia cuando se presentó cuatro mil 284 denuncias y 99 por ciento superior que en 2019, cuando registró cuatro mil 61 quejas por fraude cibernético.

Todo fraude cibernético es aquel donde se comprometen los datos de las cuentas bancarias de las personas que caen en trampas a través de llamadas telefónicas, mensajes e incluso las redes sociales, mediante las cuales engañan a los usuarios y desfalcan de sus recursos.

A la par del incremento del uso de canales digitales para compras en línea, derivado de la pandemia, se ha registrado también un alza en los fraudes por esta vía. De hecho, cada hora se cometen 463 fraudes cibernéticos en operaciones por comercio electrónico y banca móvil, lo que coloca a México como el país con más casos en América Latina. 

A nivel global, la amenaza de fraude también va en ascenso. De acuerdo con la Encuesta Mundial sobre Delitos y Fraudes Económicos 2020 de la consultora PWC, los tipos más comunes de fraude fueron a clientes, ciberdelitos y apropiación indebida de activos. 

Al respecto, José Andrés Chávez, CEO y cofundador de Bayonet, herramienta de prevención de fraudes y optimización de tasa de aprobación de pagos para comercio electrónico, el crecimiento de las ventas por internet a causa del confinamiento ha propiciado más intento de fraude o robo de información a través de medios electrónicos, principalmente mediante correos de phishing o llamadas telefónicas.

Fraudes a través de PayPal

Con un volumen de pago total de 247 mil millones de dólares, PayPal sigue siendo uno de los proveedores de pagos en línea más populares entre las principales marcas y entre una variedad de pequeñas empresas y proveedores de productos y/o servicios.

Sin embargo, a diferencia de las grandes empresas como Sony o Microsoft, los proveedores más pequeños, especialmente aquellos que venden artículos como una actividad secundaria, no pueden darse el lujo de tener todo un ejército de profesionales de la ciberseguridad a su disposición. Como resultado, los proveedores más pequeños son mucho más susceptibles a los posibles ataques y diversas formas de fraude que los cibercriminales pueden lanzar.

Sobrepago

Una de las estafas más populares con la que deberán lidiar quienes comercialicen productos o servicios son las estafas de sobrepago. En este escenario, el delincuente, que se hace pasar por un cliente habitual, enviará un pago a través de PayPal por una suma mayor que la del precio del producto. Luego, notificarán al vendedor que cometieron un error y enviaron más dinero del que se les cobró y le pedirán al comerciante que les devuelva la diferencia. Una vez que eso haya sucedido, el estafador se pondrá en contacto con PayPal y presentará un reclamo citando varias razones, como que el producto entregado era de calidad inferior o que su cuenta se ha visto comprometida y no compraron nada. En caso de que ocurra lo último, el vendedor puede perder tanto el dinero como los bienes si el estafador es elegible para un reembolso completo.

¿Es – o no es – enviado?

Los estafadores suelen recurrir a distintas tácticas. Por ejemplo, un estafador puede intentar convencer al vendedor de que use la cuenta para envíos del estafador porque puede obtener un descuento u ofrecer un precio mejor que utilizando uno de los servicios de entrega habituales. Sin embargo, si un vendedor está de acuerdo con eso, el delincuente puede fácilmente solicitar al servicio de envío que desvíe la entrega a otra dirección; esto les permite presentar un reclamo y afirmar que la mercancía nunca se entregó. El vendedor no tiene comprobante de entrega y eso significa que fue víctima de un triple golpe a su billetera: están fuera del alcance del producto, pagaron las tarifas de envío y tienen que compensar la falta de entrega, todo esto pese a que el producto se envió.

Otra táctica común es el cambio de dirección. El estafador da intencionalmente la dirección de envío incorrecta y pacientemente monitorea el seguimiento del envío a través de Internet. Una vez que la empresa de envío agrega un comentario en el cual indica que el paquete no se pudo entregar, el estafador se comunica con el vendedor e indica su dirección “correcta”, para finalmente recibir el producto.

Phishing

Dado que PayPal es una de las marcas más elegidas por los criminales para suplantar su identidad en las estafas de phishing, es muy posible que un vendedor se convierta en el blanco de una. Un escenario común que puede ocurrir es que el proveedor reciba un correo electrónico informándole que su cuenta de PayPal ha sido suspendida, lo que puede hacer que entre en pánico si la cuenta es una de sus principales fuentes de ingresos.

Cómo evitar problemas en PayPal

De acuerdo con Kaspersky, algunos consejos generales que te ayudarán a protegerte contra la mayoría de los intentos de engaño, secuestro de cuentas y otras molestias similares:

-Busca señales de alerta en los mensajes: faltas de ortografía, intentos de incitar urgencia o peligro, direcciones de correo electrónico y enlaces que difieran de los oficiales (aunque solo sea por una letra).

-No confíes incondicionalmente en los mensajes, comprueba cualquier posible problema a través de tu cuenta personal en el sitio web o en la aplicación de PayPal (esto es importante sobre todo cuando se trata de mensajes que confirman la acreditación de fondos).

-Nunca uses un servicio de entrega desconocido y envía solo a la dirección indicada en la página de transacciones, nunca a otra.

-Evita los métodos alternativos para la transferencia de dinero que proponen los estafadores; si los utilizas, los programas de protección de PayPal no te cubrirán en caso de problema.

-No confíes en una oferta que parece demasiado buena para ser verdad, ya que, probablemente no lo sea.

-No proporciones información personal a la otra parte más allá de lo necesario para la transacción. Sobre todo, nunca compartas tu contraseña.

-No descargues software adicional ni ningún otro archivo sospechoso que te envíen por correo electrónico. PayPal no actúa así.

¿Cómo saber si eres un blanco fácil?

-No sabes cómo es la URL del sitio que buscas

-Te dejas llevar por el mensaje en el asunto de un correo

-No revisas la dirección de correo de los remitentes

-No revisas las URL de destino

-Compartes información personal a través de las redes sociales

-Confías en un sitio web solo porque tiene HTTPS

-Confías demasiado en un servicios o plataformas de uso masivo

-No dudas en abrir un archivo adjunto que viene en un correo no solicitado

Recomendaciones para evitar ser víctima de un incidente

-Si la plataforma donde realizarás la compra no la conocías previamente, verifica que trata de un sitio legítimo

-Sospecha de las ofertas que son demasiado buenas, como precios demasiado bajos en comparación con lo que ofrecen en otras tiendas. Lo mismo con las ofertas que llegan a través de canales alternativos, como WhatsApp.

-Cuidado con los anuncios falsos en redes sociales. Verifica que el sitio al cual eres dirigido sea legítimo.

-Si realizas una compra en una plataforma conocida, evita continuar la operación o enviar información personal por fuera de la plataforma, ya que estarás sin el respaldo que ofrecen en casos de fraude o reclamos.

-En el caso de comprar en una plataforma conocida, revisa la reputación del comprador y vendedor. Si eres quien vende, verifica los datos de la persona que compra antes de entregar el comprobante.

-En caso de pagar con código QR, asegúrate de que el mismo sea legítimo y desconfía si te envían el código por un medio alternativo o a través de una cuenta de correo sospechosa.

-Utiliza contraseñas fuertes y únicas, evitando utilizar claves que ya han sido utilizadas para acceder a otras cuentas o servicios online.

-Utiliza una solución de seguridad confiable en tus dispositivos.







cj