DINERO

Esta mentalidad necesitas para tener éxito en objetivos profesionales

Desarrollar una mentalidad estratégica, te ayudará a alcanzar sus objetivos más fácilmente

  • REDACCIÓN
  • 22/07/2020
  • 22:31 hrs
  • Escuchar
Esta mentalidad necesitas para tener éxito en objetivos profesionales
Consigue tus objetivos a través de la mentalidad. (Imagen de Goumbik en Pixabay)

David Robson, autor de The Intelligence Trap: Why Smart People Do Dumb Things, menciona que cada que leas sobre los secretos del éxito, te encontrarás con la conocida cita de Thomas Edison: "el genio es el uno por ciento de inspiración y 99 por ciento de transpiración". No hay duda de que la pasión y la perseverancia son esenciales para alcanzar sus objetivos a largo plazo pero según el escritor es importante recordar el proceso estratégico que atravesó Edison para alcanzar su objetivo.

Para la creación de la bombilla, no solo pasó de un diseño fallido tras otro, sino que constantemente adaptó y refinó sus ideas. En cada paso del viaje estaba tomando decisiones inteligentes que aprendieron de los fracasos y se basaron en los pequeños éxitos.

Es posible que no seamos inventores, pero todos podríamos beneficiarnos de una forma similar de pensar en la búsqueda de nuestros objetivos, incluso para llevarlos al terreno laboral.

La construcción llamada "mentalidad estratégica" describe la tendencia a cuestionar y refinar el enfoque actual frente a los reveses y desafíos. Mientras que otros siguen diligentemente el mismo camino complicado, las personas con la mentalidad estratégica buscan constantemente una ruta más eficiente hacia adelante.

La nueva investigación realizada por Patricia Chen, de la Universidad Nacional de Singapur, muestra que dicha estrategia puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Los hallazgos de Chen se basan en una gran cantidad de investigaciones sobre metacognición, que es nuestra conciencia y comprensión de nuestros propios procesos de pensamiento.

Las estrategias metacognitivas útiles incluyen monitorear el progreso para alcanzar su meta, reconocer sus defectos y las áreas que necesitan mejoras y luego establecer los pasos para superar esos desafíos.

Por ejemplo, si quieres aprender francés. La metacognición ayudaría a reconocer que algo como la autoevaluación es una mejor manera de aprender nuevas palabras que simplemente leer listas de vocabulario.

Es posible que reconozca la dificultad para seguir el diálogo y decida pasar más tiempo viendo películas francesas para mejorar su oído para el idioma, en lugar de, por ejemplo, enfocarse infructuosamente en la gramática.

También puede establecer desafíos cada vez más difíciles, como embarcarse en conversaciones cada vez más complejas con personas francesas, para mejorar la fluidez de su conversación.

Chen y su equipo de investigadores elaboraron un cuestionario para evaluar la mentalidad estratégica. Simplemente puedes calificar las siguientes afirmaciones en una escala de 1 (nunca) a 5 (todo el tiempo):

* Cuando estás atrapado en algo, ¿con qué frecuencia te preguntas: "¿Qué cosas puedo hacer para ayudarme?"

* Cada vez que sientes que no estás progresando, con qué frecuencia te preguntas: "¿Hay una mejor manera de hacerlo?"

* Cada vez que te sientes frustrado con algo, con qué frecuencia te preguntas: "¿Cómo puedo hacer esto mejor?"

* En los momentos en que te sientes desafiado, con qué frecuencia te preguntas: "¿Qué cosas puedo hacer para mejorar en esto?"

* Cuando estás luchando con algo, con qué frecuencia te preguntas: "¿Qué puedo hacer para ayudarme?"

* Cada vez que algo se siente difícil, con qué frecuencia te preguntas: "¿Qué puedo hacer para mejorar en esto?"

Cuanto más alto sea tu puntaje, más probabilidades tendrás de tener una mentalidad estratégica.

Además de examinar el papel de la mentalidad estratégica en la búsqueda de objetivos, los estudios de Chen también examinaron la relación de construcciones psicológicas. Por ejemplo, lo comparó con la "determinación", un rasgo cada vez más popular definido como "pasión y perseverancia", que se puede medir mediante declaraciones como "los contratiempos no me desaniman".

Cada construcción parece contribuir por separado al éxito de alguien. Los investigadores sugieren que para aprender esta mentalidad se podría combinar con una educación más general sobre la metacognición y la regulación de las emociones.

Al igual que los diseños de Edison para la bombilla, debemos estar constantemente atentos a las formas de mejorar. El genio puede ser uno por ciento de inspiración y 99% de transpiración, pero con un poco de pensamiento estratégico, podemos ahorrarnos mucha sangre, sudor y lágrimas.