DINERO

¿Eres fan de la carne asada? ¡Aguas! Abusar de ellas podría ser dañino

A la hora de cocinar una opción puede ser usar la parrilla, pero no es recomendable abusar de los asados

  • REDACCIÓN
  • 03/03/2021
  • 21:24 hrs
  • Escuchar
¿Eres fan de la carne asada? ¡Aguas! Abusar de ellas podría ser dañino

Cocinar a altas temperaturas, mayores a 150 grados, freír en el sartén o asar a la parrilla los alimentos podría traer riesgos a tu salud, pues se producen ciertos químicos, que en exceso pueden ser perjudiciales a la salud, ya que están relacionados con un aumento en el riesgo de padecer cáncer.

La Procuraduría Federal del Consumidor dio como referencia un estudio de la American Heart Association (AHA, por sus siglas en inglés) que relaciona el consumo regular de carne a la parrilla con un riesgo elevado a la hipertensión arterial.

Se descubrió que quienes consumieron carne asada a la parrilla altas temperaturas, más de 15 veces al mes, tenían 17% más riesgo de padecer presión arterial alta que aquellas que lo hicieron menos veces al mes.

Por su parte, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido advirtió que en un proceso de tostado o fritura se genera acrilamida, sustancia química formada por la reacción entre aminoácidos y azúcares que, según varios estudios, causa tumores en animales.

Además, el humo que sale mientras se cocina la carne podría tener un efecto cancerígeno.

RIESGO DE CÁNCER

De acuerdo con la Revista del Consumidor de marzo de la Profeco, las investigaciones sobre el efecto de la acrilamida en las personas no son concluyentes. La Organización británica Cancer Research indica que no hay pruebas de la relación entre el cáncer y acrilamida en humanos, pero la Organización Mundial de la Salud piensa que ese potencial cancerígeno podría afectarnos, por lo que la recomendación es en el sentido de reducir la exposición a este químico.

REDUCE LOS ASADOS

La Profeco recomendó evitar tostar demasiado los alimentos, ya que cuanto más negro sea su color más cantidad de acrilamida contienen. Lo mismo aplica al freír, asar, o tostar papas y vegetales de raíz que nunca deben pasar de un tono ligeramente dorado.