DINERO

Entra el T-MEC a terreno peligroso en Estados Unidos tras aprobación en México

Objeciones demócratas en ciertos temas, poco tiempo del Congreso para avalarlo y pugna electoral amenazan con dejarlo en el limbo

  • JOSÉ GUADERRAMA
  • 19/06/2019
  • 20:27 hrs
  • Escuchar
Entra el T-MEC a terreno peligroso en Estados Unidos tras aprobación en México
Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Justin Trudeu en la firma del T-MEC el 30 de noviembre de 2018. (Especial)

La aprobación del T-MEC (USMCA) en Estados Unidos se encuentra en terreno peligroso dadas las objeciones de los demócratas en temas como normas laborales, disposiciones ambientales y  precios de los medicamentos, el poco tiempo del Congreso para avalarlo pues entra en receso en agosto y el inicio de las actividades electorales de cara a los comicios presidenciales de 2020.

El Senado de México ratificó este miércoles el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994.

En votación nominal se aprobó en lo general y en lo particular, con 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones el dictamen por el que se sustituye el TLCAN.

Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México y ex negociador de TLCAN, calificó de "movimiento arriesgado" que México haya ratificado el acuerdo primero sin que el Congreso de Estados Unidos haya dado el visto bueno.

Los demócratas controlan una de las dos cámaras del Congreso y pueden no estar dispuestos a darle a Trump una victoria legislativa al comienzo de su carrera de reelección.

"Hubiera sido más prudente tener un ojo vigilante sobre el desarrollo en el Congreso de los Estados Unidos y afinar el ritmo de ratificación del Senado de México", dijo Ortega.

La renegociación del TLCAN se inició en agosto de 2017 a instancias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que lo calificaba del peor acuerdo comercial en la historia de su país.

Las partes firmaron el nuevo instrumento el 30 de noviembre de 2018, el último día de mandato del hoy expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018), y para que entre en vigor debe ser ratificado por las ramas legislativas de los tres países.

El acuerdo comercial establece un mecanismo de revisión y extensión y cuenta con una vigencia de 16 años, prorrogables por periodos similares.

El pasado 30 de mayo, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó al Senado la petición de ratificación del T-MEC.

En cuanto a Estados Unidos, el presidente Donald Trump envío el 21 de mayo una carta a los líderes del Congreso para acelerar la ratificación del tratado, mientras que el 30 de mayo envío una Declaración de Acción Administrativa.

Este martes 18 de junio, el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, destacó las "constructivas" conversaciones con los demócratas y dijo que espera que en las próximas semanas haya "sustanciales progresos" para la pronta aprobación en el Congreso del acuerdo comercial con México y Canadá (T-MEC).

"Espero que en las próximas dos semanas podamos realizar sustanciales progresos", apuntó, al reiterar que el nuevo acuerdo es "el más fuerte" en la historia y que "ayudará a frenar la huida de empleos manufactureros y el regreso de muchos a EE.UU."

No obstante, Lighthizer debe convencer a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien tiene autoridad para presentar a debate el tratado comercial en el pleno de esa cámara, controlada por la oposición.

El objetivo de la Administración del presidente Donald Trump y de los republicanos, que controlan el Senado, es que se someta a votación antes de que el Congreso entre en receso en agosto, dado que a continuación la actividad política se centrará en las primarias para las elecciones presidenciales de 2020.

Si bien se ha mostrado abierta al pacto, Pelosi ha insistido en que necesita algunas modificaciones respecto a derechos de los trabajadores y salarios, cuestiones medioambientales y asuntos relacionados con las grandes farmacéuticas.

Tras las primeras conversaciones, el responsable de comercio exterior de Trump afirmó que Pelosi había sido "completamente clara y honesta" en las conversaciones sobre el T-MEC.

Pelosi nombró un grupo de trabajo de los demócratas de la Cámara de Representantes para discutir con la Casa Blanca las inquietudes sobre normas laborales, disposiciones ambientales, precios de los medicamentos.

LOS ESCENARIOS

Un gran temor es que Trump pueda perder la paciencia y amenace con retirar a los Estados Unidos del TLCAN por completo si no puede obtener suficiente apoyo de los demócratas.

Otro escenario es que la ratificación de T-MEC se quede en el limbo durante 17 meses, hasta que se concreten las elecciones presidenciales y de Congreso, previstas para el 3 de noviembre de 2020.

Los nuevos legisladores habrán sido electos pero tomarán posesión hasta el 3 de enero de 2021, aunque el Congreso puede reunirse en lo que se llama una “lame duck session”, que en otras ocasiones ha sido vista como una oportunidad de aprobar temas difíciles sin que tenga algún costo político para cualquiera de las partes.

Por lo general, el Congreso se vuelve a convocar a mediados de noviembre y se suspende antes de Navidad, de modo que una sesión de este tipo tendría posibilidad de realizarse a lo largo de un mes.

¿Y CANADÁ?

El 29 de mayo, el primer ministro de Canadá Justin Trudeau pidió a la Cámara de los Comunes que ratifique el acuerdo de libre comercio.

Tras la aprobación en México, Canadá también ha mostrado su disposición a ello, pero donde parece haber más escollos es en Estados Unidos.

Precisamente, este jueves viajará a Washington el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para reunirse con Trump y con los líderes en el Congreso para tratar las relaciones comerciales y los progresos del T-MEC de cara a su aprobación legislativa en Estados Unidos.

Con información de Financial Times

JGM