DINERO

En la riqueza ¿y en la pobreza?; que el amor no salga por la ventana

Para que las finanzas de la pareja funcionen, cada uno deberá ocuparse de ciertas tareas y de un presupuesto en común

  • REDACCIÓN
  • 28/04/2021
  • 13:54 hrs
  • Escuchar
En la riqueza ¿y en la pobreza?; que el amor no salga por la ventana

La mala gestión del dinero puede ser el mal de muchas parejas; imponer una manera de administración, delegar al otro toda la responsabilidad administrativa o engañar sobre los ingresos y gastos personales, son aspectos que pueden llevar al fracaso tu vida en pareja. 

Aunque hacer un presupuesto en conjunto puede ser un proceso difícil, pero es fundamental para poder planear a futuro y enfrentar cualquier problema que cambie su situación financiera.

La comunicación en pareja es clave, la información que ambos se dan debe ser transparente para así evitar conflictos, por eso, la Condusef recomienda aprender  a manejar las finanzas en pareja y eviten ser parte de las estadísticas.

1. Situación financiera personal

Cada uno ponga sobre la mesa el total de sus ingresos mensuales y sus deudas actuales, para planificar cómo se usará el dinero disponible en la nueva vida familiar.

2. Determinen las necesidades del hogar

Con las cuentas claras y sabiendo el ingreso familiar disponible, evalúen los gastos. Esto debe incluir aspectos como amueblar el nuevo hogar, la renta o hipoteca, pago de servicios, comida y deudas que contraigan en conjunto.

La mayoría de estos gastos tienen margen de maniobra, por lo que deben hacer cuentas antes de tomar decisiones y no empezar con un presupuesto apretado.  Pueden ahorrar comprando un auto menos costoso o rentando de inicio. 

Cuando se hace un presupuesto en pareja, es posible que ambos deban ajustar expectativas, para que estén en la misma sintonía. Uno puede querer ahorrar más y vivir a bajo precio, mientras que la otra parte puede querer un mejor departamento y recortar en otras áreas.

Asegúrense de priorizar sus necesidades sobre sus deseos mientras presupuestan juntos.

3. Fijen objetivos a largo plazo

Es importante establecer metas en las que puedan trabajar como pareja. Estas deben ser parte de su plan financiero. El plan puede ayudarlos a determinar qué tan pronto puede comprar una casa o cuándo tener hijos. También puede ayudarlos a planificar su jubilación o las vacaciones de sus sueños. 

Visualicen sus planes a cinco años, luego a 20 y para la jubilación. Toma en cuenta que los objetivos y prioridades pueden cambiar, por lo que deben regularmente revisar estos proyectos.

Algunos buenos objetivos iniciales son salir de deudas y comenzar a ahorrar para el pago inicial de una casa propia o reforzar su plan de ahorro para el retiro. 

Definan juntos en qué instrumento financiero comenzar a ahorrar. Deben elegir la opción que ofrezca más flexibilidad de acuerdo a sus necesidades en combinación un buen rendimiento. 

4. Aborda las necesidades individuales

Una vez que hayan determinado las necesidades del hogar, pueden comenzar a hablar sobre las necesidades y deseos individuales. Estos pueden incluir artículos como membresías de gimnasios, costos de ropa, cortes de cabello y otros artículos en los que puede gastar diferentes cantidades. 

Es probable que le incomode a tu pareja que no reduzcas la cantidad que gastas en videojuegos, pero es importante reconocer que sus necesidades y deseos son diferentes.

Es conveniente que cada uno tenga un presupuesto que pueda gastar libremente. Debe ser un monto limitado y totalmente transparente para ambas partes. 

Tener una tarjeta de crédito secreta, o solicitar un préstamo personal sin consultar a tu pareja sacará de balance las finanzas, pues la contraparte estará planeando conforme a la información que conoce.

También lee: Administra mejor tu presupuesto con la regla del 50-30-20

5. Fondo de emergencia

Es importante definir en su presupuesto cómo lograrán esa reserva que,  en caso de un imprevisto como desempleo, una enfermedad familiar o una reparación importante podrían echar mano. Lo ideal es tener lo equivalente a seis meses de gastos familiares.



FINANZAS SANAS EN PAREJA

- Lo ideal es que todos sus gastos se apeguen a un presupuesto. Así será más sencillo alcanzar sus objetivos sin dañar su estabilidad financiera, pues, los créditos, las inversiones y el ahorro estarán sustentados en un plan, de acuerdo a la capacidad financiera que tengan como pareja. 

-Establezcan un plan de ahorro que les permita lograr sus objetivos. Una vez que hayan fortalecido este hábito, contemplen la posibilidad de invertir en algún instrumento financiero.

-El crédito es una poderosa herramienta para crear un patrimonio, cuando se utiliza con planeación y responsabilidad.

-Evalúen contratar un seguro de vida y de gastos médicos que protejan a la pareja y familia. 

Existen algunas claves que pueden marcar la diferencia entre vivir en conflicto por malas decisiones financieras o estar tranquilos por llevar una vida económica organizada:

-No planear los gastos del mes

-Nunca invitar una salida o hacerlo siempre

-No incluir a tu pareja en las decisiones que involucran un gasto

-No definir con claridad qué gastos fijos pagará cada uno

-No tener metas financieras en pareja




CJ