DINERO

Economía retrocede 0.1% en 2019: Inegi; expertos ven recesión por factores internos

El presidente López Obrador dijo, entre risas, que él tiene otros datos; destacó que no hay crecimiento, pero sí hay desarrollo y bienestar

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 30/01/2020
  • 12:00 hrs
  • Escuchar
Economía retrocede 0.1% en 2019: Inegi; expertos ven recesión por factores internos
Sigue la crisis en la economía (Especial/Archivo)

La economía de México se encontraría en fase recesiva luego de retroceder 0.1% durante 2019, según datos de Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) dados a conocer por el Inegi.

De confirmarse, se trataría de la primera caída de la actividad económica del país en un inicio de sexenio desde el gobierno de Vicente Fox.

La caída de 1.7% de la producción industrial fue la causa principal del retroceso de la economía mexicana.

Éstas contrastaron con el aumento de 0.3% de las actividades relacionadas con el comercio, transporte y otros servicios; por otra parte, las actividades agropecuarias subieron un 2.1%, lo cual fue insuficiente para evitar la recesión.

En el periodo de octubre a diciembre, el PIB no reportó variación en términos reales frente al trimestre previo con cifras ajustadas por estacionalidad, lo que llevaría a acumular dos trimestres sin cambio, mientras que los primeros dos trimestres de 2019 reportaron retrocesos de 0.1%.

Las actividades industriales cayeron 1% y las agropecuarias en 0.9%, si se analiza por componentes.

Las actividades terciarias, relacionadas con el comercio, transporte y otros servicios, crecieron 0.3% en el cuarto trimestre de 2019 con relación al trimestre precedente.

La Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto registró una caída de 0.3% con series desestacionalizadas, al compararse con las cifras del periodo octubre-diciembre de 2018.

Por otra parte, el PIB de las Actividades Secundarias bajó 1.5%, el de las Actividades Primarias subió 1.9% y el de las Terciarias avanzó 0.1 por ciento.

La estimación oportuna del PIB es de carácter preliminar y el dato oficial se publicará el próximo 25 de febrero.

La iniciativa “México, ¿cómo vamos?” mostró la siguiente gráfica para observar qué tan acertado es el pronóstico del Inegi:

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que aunque ya se esperaba la reducción del PIB de México en 2019, él tiene otros datos.

En conferencia mañanera, destacó que en el país no hay crecimiento, pero sí hay desarrollo y bienestar.

“Tengo otros datos ja, ja, ja... Sí ya se esperaba, pero están cambiando los parámetros para medir si tenemos bienestar en México en nuestra sociedad (…) Y como tengo otros datos puedo decirles que hay bienestar, puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar, que son distintos”, lanzó.


¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS?


Los recientes datos de decrecimiento económico de 0.1 de 2019 con respecto a 2018 y de crecimiento cero durante el último trimestre de 2019 con respecto a 2018, reportados por el Inegi muestran que la economía mexicana está en recesión y que se debe más a factores internos que a externos, coincidieron los analistas económicos Valeria Moy y José Luis de la Cruz Gallegos.

Entrevistados por La Silla Rota, no descartaron que en la falta de crecimiento influyan factores externos, pero sobre todo están los endógenos y lo atribuyen a la falta de confianza de los inversionistas en México.

“Ya todo mundo esperaba un negativo porque el Indicador Global de la Actividad Económica  (IGAE) había salido mal, los datos de inversión malísimos, las actividades secundarias, terciarias, era claro que venía un mal momento, el dato de empleo de diciembre era muy claro que iba a salir un mal dato del PIB en ese sentido no nos fue  tan mal, respecto de nuestras expectativas”, explicó Moy, académica del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

“Obviamente no es un buen dato, es la primera vez que se cae el PIB en 10 años y recordemos que era 2009, estábamos metidos en plena crisis internacional no es como poca cosa. Ese es el tema. Se esperaba crecimiento negativo para este año y es lo que vimos”, agregó.

Los datos publicados por el Inegi reflejan un retroceso del PIB de 0.1 por ciento durante 2019, de lo que se desprenden tres cosas, expuso el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y de Crecimiento Económico.

“La primera es que todo el año muestra una caída de acuerdo con la información del Inegi divulgada de manera preliminar en el primer trimestre en su comparación anual, fueron con tasas negativas. Hay tres trimestres de retroceso lo cual muestra que esto se fue profundizando a lo largo del año. El tercer elemento por lo menos de manera preliminar parecería que la industria sigue siendo el sector más afectado, la construcción y la manufactura son los aspectos que están sufriendo el mayor deterioro y eso tuvo un contagio a la economía”, explicó.

“Esta fotografía  nos muestra que la economía mexicana pasó del estancamiento hacia la contracción durante la última parte del año y esto dibuja una recesión porque son tres trimestres a tasa anual negativos, tanto en la información con cifras originales como ajustadas por estacionalidad”.


NO ME SORPRENDIÓ: MOY


Valeria Moy, directora de la asociación civil “México, ¿cómo vamos?” reconoció que no le sorprendieron las cifras presentadas este 30 de enero por el Inegi.

“No me sorprendieron nada y si me sorprendieron fue porque no fueron tan negativos como me los imaginaba. Todas las pistas que había sobre datos del PIB ya se encaminaban a que iba a ser negativo en términos anuales, me sorprendió el último trimestre, la comparación cuarto trimestre contra primer trimestre pensé que iba a ser negativa, se quedó en cero. La que fue negativa fue la del cuarto trimestre de 2019 contra cuarto trimestre de 2018 y ya todo el año contra 2018”.

-¿Estamos en recesión, estancados?

-El rollo de la recesión nos podemos mantener horas hablando de recesión y no vamos a llegar a nada, porque la definición oficial no existe pero la más cercana dice que son dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo y no tuvimos eso. Fueron dos trimestres de crecimiento negativo, en términos de trimestres. Pero en las últimas tres décadas en 30 años solo ha habido 4 años de crecimiento negativo: 1995, 2001 2010 y 2019, recordó la economista.

“Queda claro que es un mal dato por cuestiones endógenas, por cosas hechas en México. Sin duda hubo un efecto en el exterior y no me atrevería a negarlo, una desaceleración en el sector industrial de Estados Unidos. Si vemos solo el PIB de Estados Unidos creció 2.3 por ciento. Es un muy buen dato, que para Estados Unidos es terrible. Lo están criticando mucho porque es el menor crecimiento  que ha tenido Estados Unidos desde que entró Donald Trump.

“La cifra comparable porque Estados Unidos lo pone de una manera y México de otra, la cifra comparable que es la anualizada, México habría decrecido 0.7 por ciento, entonces si comparamos México-Estados Unidos, este creció 2.3 por ciento en el 2019 y México disminuyo 0.7 por ciento en 2019”, agregó la también maestra en Administración  por la London School of Economics.

Recordó la frase que si a Estados Unidos le va bien a México también, o que se explica porque el 82 por ciento de las exportaciones mexicanas se van a Estados Unidos, pero el año pasado eso no ocurrió.

“No pasó porque sí hay un factor externo que no debemos negar, vemos el crecimiento de Estados Unidos de 2.3 por ciento la producción de Estados Unidos, la industrial con la que está muy vinculada México, sí se frenó pero en su mayoría son causas endógenas, internas y el principal problema es que la falta de confianza frenó la inversión. Se detuvo la inversión y la gran mayoría de los meses del año disminuyó y disminuyó y ya todos esperábamos que crecimiento del PIB fuera negativo y en ese sentido el dato va conforme a lo que el mercado esperaba”.


EL SECTOR INDUSTRIAL ES EL MÁS AFECTADO: GALLEGOS


De la Cruz Gallegos fue cuestionado sobre si las cifras publicadas por el Inegi pueden considerarse recesión, y consideró que sí por la caída que registró la economía durante el año pasado.

“Las recesiones no comienzan cuando los datos empiezan a ser negativos sino cuando la economía pasa de su punto máximo  a niveles de menor crecimiento y empieza a crecer menos hasta que se vuelve negativo. La recesión si pudiéramos hacer un dibujo comienza de la parte más alta de desempeño, cuando la economía alcanzó su mayor nivel de expansión y conforme  empieza a perder fuerza, aunque sean datos positivos pero cada vez menores.

“¿Esto qué implica? Los últimos tres datos negativos ya nos mandan a la parte inferior del ciclo, la desaceleración comenzó antes y cuando comenzó es realmente cuando comenzó la recesión. Estos tres trimestres negativos lo que hacen es confirmar la magnitud de esa desaceleración que al parecer aun no toca fondo  y ya estamos en una recesión que no implica tasas negativas como las vistas en 2009 pero que si implicó que la economía retrocedió ese año”, explicó el director del IDIC.

-¿Cuáles son los sectores más afectados?

-El más afectado es el sector industrial, es muy claro, del sector es la construcción. Si observamos resultados de la construcción vemos que tiene más de un año de caídas, sobre todo por la menor infraestructura que está haciendo el gobierno en sus tres niveles tanto federal, estatal como municipal; también la construcción de vivienda a ha comenzado a retroceder. En segunda instancia esta ya la desaceleración de las manufacturas. Los últimos datos de 2019 muestran que dos terceras partes ya tienen tasas negativas de crecimiento, dentro de ellas el sector automotriz ya tiene señales inquietantes y es muy importante porque es el pilar de las exportaciones y también de la actividad productiva de varios estados. Ya le pegó a una parte del sector servicios, sobre todo los de comercio al por mayor que refleja el comercio entre empresas. Los servicios educativos, de salud se ven afectados así como los servicios del propio gobierno. Esos son algunos, así como la extracción de petróleo y gas que si bien pareciera tocó fondo aún tiene una situación de debilidad, son los principales sectores más afectados.

-¿Se han tomado medidas?

-Digamos que de momento se han hecho algunos anuncios como el acuerdo de apoyo a la inversión, lo que ayer informaba el presidente Andrés Manuel López Obrador de formar este gabinete económico que va a coordinar el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo. En principio  se han hecho anuncios. Ahora lo que habrá que ver es que se instrumenten políticas públicas que le den vida. En ese sentido va a ser muy importante se anuncie el Plan nacional de infraestructura para el sector energético, los planes sectoriales que en principio deberían reflejar cómo el gobierno busca incidir sector por sector y en ese sentido si bien se han dado señales positivas, aún son insuficientes, consideró.


PANORAMA COMPLEJO


Valeria Moy fue cuestionada si es grave la falta de crecimiento, y respondió que si se mide esto contra el crecimiento per cápita, es donde la cifra sale más negativa.

“No me gusta ponerlo como grave o no grave. Me parece mal dato de crecimiento, México necesita crecer los últimos 25 años. El país ha crecido 2.3 por ciento en promedio anual, si lo ajustas per cápita eso te da 0.4 por ciento que no es nada. Ahora cuando tienes un crecimiento de prácticamente 0 o menos 0.1 por ciento y le quitas crecimiento poblacional, es decrecimiento de casi 2 por ciento en términos pér cápita, es brutal. Si quieres darle un nuevo ángulo hazlo per capita, quítale a este 0.1 por ciento la tasa de crecimiento poblacional que ronda 1.9 por ciento, entonces es un decrecimiento per cápita de alrededor de 2 por ciento. Entonces ¿cómo va a sentir la gente una mejoría en su vida? La única forma de sentir una mejoría todos los mexicanos es que el crecimiento sea sostenido, continuo y más acelerado.

-¿Ve cambio de medidas?

-Ayer (29 de enero) nombraron a Alfonso Romo como coordinador de gabinete económico, ya veían el dato y su misión es procurar crecimiento. Lo dijo ayer mil veces, ‘a mí me van a medir por crecimiento’. Lo vamos a medir por crecimiento pero mientras no cambien las condiciones de confianza que atraigan a inversionistas esto no va a cambiar, previó.

José Luis de la Cruz Gallegos por su parte pronosticó que además de las causas internas para el bajo crecimiento de la economía mexicana, este 2020 se sumarán otras de carácter externo.

“Vamos a tener que agregar el efecto de la desaceleración de manufacturas en Estados Unidos, desaceleración industrial en Alemania, Japón, Corea del Sur, la propia Francia, Gran Bretaña, viene el segundo efecto ahora externo con mayor fuerza de la afectación industrial que va a afectar al comercio internacional. Ese es un factor que va a exacerbar la debilidad de la economía mexicana y cómo va a llegar en 2020, además de Brexit que se va a dar. Lo que ocurre en China que ya está afectando la logística internacional por el Coronavirus, al menos para los primeros meses de 2020 esta debilidad endógena de la economía mexicana se va asociar con lo que ocurra en el exterior”, concluyó.


(Luis Ramos)