DINERO

Desgaste económico de México pega a Latinoamérica

Junto con las economías de Brasil y Argentina, la mexicana lidera el golpe a la perspectiva de crecimiento de la región, se espera crezca 0.2% este 2019

  • EFE
  • 15/10/2019
  • 12:02 hrs
  • Escuchar
Desgaste económico de México pega a Latinoamérica
Para el término del sexenio de AMLO, se espera que la economía crezca 2.4%, 0.3 puntos menos que en julio. (Especial)

Este martes, el Fondo Monetario Internacional redujo 0.3 puntos porcentuales la expectativa de crecimiento económico de México hacia el término del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, ya que la proyección para 2024 se fijó en 2.4%.

En adición, se espera un avance en la economía nacional de 0.4% este 2019 y de 1.3% para 2020, cinco y seis décimas por debajo de lo estimado anteriormente.

De acuerdo con el organismo, entre los factores de ello se encuentra la incertidumbre política, un bajo ejercicio del presupuesto, así como de una inversión débil y la desaceleración del consumo privado.

MÉXICO, BRASIL Y ARGENTINA

Según el FMI, este desgaste económico de México es parte de una desaceleración observada en la región Latinoamérica y el Caribe, la cual sufrió una baja de cuatro décimas en su pronóstico de crecimiento de julio para finales de este año. Se espera aumente un 0.2%.

México, Brasil y Argentina, comandan este crecimiento cercano al cero, en el que también influyen la crisis de Venezuela y la inestabilidad de Ecuador. En 2018 el crecimiento de la zona fue de 1%. 

En 2020 la economía latinoamericana avanzará un 1.8 %, según el FMI, cinco décimas por debajo de lo calculado hace apenas cuatro meses.

"En América Latina la actividad se desaceleró notablemente a principios de año en las economías más grandes, reflejando principalmente factores idiosincráticos”, señala el FMI en su informe de Perspectivas Económicas Globales.

Para el FMI, esta "considerable" revisión a la baja para 2019 se debe básicamente a la evolución de Brasil, donde las interrupciones en el suministro minero castigaron la actividad del país en la primera mitad del año, y de México, donde la inversión sigue "débil" y el consumo privado se ha desacelerado por la incertidumbre política, la menor confianza y los mayores costes de la deuda.

El FMI prevé que la economía brasileña crezca un 0.9% este año, una décima más de lo que pensaba en julio, y un 2% en 2020, cuatro décimas menos. No obstante, el descenso es más acusado si se compara con la previsión de abril: 1.2 puntos menos para este año y un 0.5 % menos para 2020.

Por el lado de Argentina, se espera que la economía se contraiga "aún más" en 2019 debido a una menor confianza, una mayor inestabilidad política y condiciones de financiación externa más estrictas.

Los cálculos del Fondo apuntan a que Argentina decrecerá un 3.1% en 2019 y un 1.3 % en 2020.

Estos datos suponen un toque de atención para las autoridades argentinas, ya que el FMI había pronosticado que la contracción este año iba a ser del 1.7% para volver a la senda positiva en 2020, con un crecimiento del 2.7%.

De momento, la asistencia financiera del FMI al Gobierno argentino, con desembolsos por un total de 56 mil 300 millones de dólares, no ha surtido el efecto esperado por la institución multilateral, que espera que Argentina logre este año el equilibrio fiscal primario.

ECUADOR Y VENEZUELA

Otro país de Latinoamérica que ha recibido recientemente un préstamo del organismo con sede en Washington ha sido Ecuador, que ha entrado en una situación de inestabilidad política tras los primeros ajustes acometidos por el Ejecutivo de Lenín Moreno para cumplir con las expectativas del Fondo.

En este caso, el FMI cree que la economía ecuatoriana se contraerá un 0.5 % este año, aunque recuperará el signo positivo en 2020 con un avance del 0.5 %.

No obstante, el país que peor escenario económico presenta es otra vez Venezuela. Según el Fondo, la "profunda crisis humanitaria y la implosión económica" de Venezuela continúan teniendo "un impacto devastador en la región", ya que la economía venezolana se reducirá en aproximadamente un tercio en 2019 (-35%).

LAS BUENAS NUEVAS

Entre los aspectos positivos en Latinoamérica destacan las buenas perspectivas de Perú, Chile, Colombia y Bolivia, para los que se esperan ritmos de crecimiento anual superiores al 2.5 % este año y el próximo, aunque en la mayoría de los casos se han revisado a la baja las previsiones.

Finalmente, las perspectivas del FMI son positivas para Centroamérica, que creció un 2.6% el año pasado y se espera crezca un 2.7 % en 2019 y un sólido 3.4% en 2020. 

djh