DINERO

Covid-19 vs. las economías del mundo

La OCDE advirtió de que el impacto del coronavirus en el mundo está superando sus peores previsiones económicas

  • REDACCIÓN
  • 24/03/2020
  • 17:17 hrs
  • Escuchar
Covid-19 vs. las economías del mundo
FOTO: EFE

El coronavirus no sólo ha representado un problema grave de salud, que ha arrebatado la vida de 18,700 personas en todo el mundo, también ha puesto a los 185 países contagiados ha sacar dinero de los fondos y destinar mayor presupuesto en combatir y prevenir los contagios. 

La OCDE advirtió de que el impacto del coronavirus en el mundo está superando sus peores previsiones económicas y subraya que es urgente un esfuerzo coordinado por parte de gobiernos y bancos centrales para superar la crisis.

A principios de mes, en el lanzamiento de sus previsiones intermedias, había avanzado que, según su hipótesis más adversa, el coronavirus podría reducir a la mitad el crecimiento de la economía mundial en 2020 y situarlo en el 1.5 %, provocando la recesión en economías como la europea o la japonesa.

ESTADOS UNIDOS

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció este lunes que adquirirá un monto ilimitado de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas en una andanada de programas para sustentar los mercados financieros en respuesta a la crisis causada por la epidemia deL COVID-19.

En su anuncio, el banco central estadounidense indicó que comprará activos "en los montos necesarios para mantener un funcionamiento normal de los mercados y una ejecución efectiva de la política monetaria".

Anteriormente, la Reserva Federal había fijado un limite de 700,000 millones de dólares para sus compras de activos indicando que adquiriría 500,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 200,000 millones de dólares en títulos hipotecarios.

Asimismo, la Fed anunció una serie de nuevos programas de préstamos por un monto de 300,000 millones de dólares que tiene el propósito de dar apoyo a las empresas y las municipalidades más afectadas por la paralización de buena parte de la economía estadounidense debido al coronavirus.

Pese al anuncio de la Fed antes de la apertura de los mercados, las acciones abrieron la jornada con pérdidas y los bonos del Tesoro con vencimiento en 10 años también cayeron, mientras que el dólar perdía terreno frente a otras divisas.

El anuncio de la Fed trata de calmar los ánimos en los mercados debido a las sombrías perspectivas económicas que se prevén debido al avance mundial del coronavirus, que ya ha obligado a ordenar la cuarentena de un tercio de la población estadounidense.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, en una entrevista difundida por Bloomberg, indicó que el índice de desempleo en Estados Unidos, que ha estado en alrededor del 3.6 % durante meses -el nivel más bajo en medio siglo- podría llegar al 30% como resultado del paro causado por la pandemia.

Bullard vaticinó que habrá una caída del 50% en la tasa anual de crecimiento de la economía y un pérdida de ingresos en el segundo trimestre de 2.5 billones de dólares.

Este lunes, Goldman Sachs calculó que la economía de EE.UU. se contraerá un 33% en el segundo trimestre.

En tanto, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, llegó a advertir que la tasa de desempleo, actualmente en el 3,5 % y en mínimos de medio siglo, podría dispararse por encima del 20 % como consecuencia de la pandemia.

Mnuchin es precisamente el encargado de negociar en el Congreso con legisladores republicanos y demócratas un multimillonario paquete de estímulo fiscal para contrarrestar los efectos negativos de la crisis, que podría ascender a los 2 billones de dólares.

De momento, el Senado ha rechazado en dos ocasiones dos propuestas republicanas ante las críticas de la oposición demócrata, que exigía una supervisión estricta de los fondos de apoyo a las empresas y un mayor apoyo a los ciudadanos de a pie.

Por su parte, y por primera vez, los demócratas han dado señales de que el acuerdo está cercano.

El plan incluiría varias transferencias directas de efectivos a los ciudadanos, por hasta 1,200 dólares a los adultos y 500 dólares a los menores de edad, así como un fondo de 500,000 millones de dólares de asistencia a las empresas en sectores especialmente afectados por el virus, como las aerolíneas, cruceros y hoteles.

Además, contaría con otro fondo de más de 300,000 millones de dólares en avales y garantías de préstamo para pequeñas y medianas empresas, y se reforzaría el sistema sanitario con partidas adicionales.


MÉXICO

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, informó que en los próximos días se destinarán 25 mil millones de pesos a los estados para atender el. Covid-19.

El funcionario resaltó también que se han transferido 15 mil 300 millones de pesos a los sistemas de salud estatales, durante la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"En los próximos días haremos una transferencia de 10 mil millones. Sería un total de 25 mil mdp, sin contar alrededor de cuatro mil 500 millones que el INSABI puso para compra de medicamentos", agregó.

En días pasados, Arturo Herrera señaló que el gasto público no caerá, como lo han previsto instituciones financieras, es decir, dicho gasto contemplado y aprobado para obras de construcción como el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, así como diversos sectores, no sufrirán recortes.

De acuerdo con un análisis hecho por la Dirección de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco, en caso particular de México, se verá afectado por lo que sucede en el exterior, pero también por la parte interna. 

Para que la afectación económica sea menor, según CI Banco, se requiere atender uno de los eslabones más débiles que explicaron la caída del PIB de 2019: la inversión privada, por lo que se debe animar a los proyectos productivos del sector privado y buscar recuperar la confianza del inversionista. 

En este sentido, el plan de infraestructura energética, el cual puede ser anunciado tan pronto como esta misma semana, vuelve a cobrar relevancia como una oportunidad para entusiasmar a los inversionistas. 

“De poco servirán los planes de Hacienda de adelantar el gasto público, en particular en proyectos de infraestructura, si no se mejora el ambiente de negocios interno. Por lo pronto, es probable que continúen deteriorándose las perspectivas económicas de este año hacia el 0.0%”, señala el texto.

En tanto, se tiene programada para el próximo 26 de marzo una reunión de Banxico, por lo que especialistas indican que hay inquietud si se adelantará como hizo la FED (Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos), que recortó 150 puntos base en las últimas semanas, llevando a prácticamente cero su tasa de referencia (0.25%). 

“En CIBanco consideramos que Banxico se esperará hasta la fecha de su reunión ordinaria para anunciar cualquier decisión. Respecto a si Banco de México recortaría su tasa de interés, algo que parecía impensable hace apenas unas semanas, creemos que tiene una buena oportunidad de hacerlo”, se lee en el estudio, el cual indica que la inflación al consumidor, si bien ha subido un poco más de lo anticipado, sigue controlada.

CANADÁ 


El Gobierno de Canadá inyectará 82,000 millones de dólares canadienses (56,500 millones de dólares), alrededor de un 3% del producto interior bruto (PIB) del país, en respuesta a la crisis que está causando la pandemia de covid-19.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció este miércoles el paquete de ayudas, al mismo tiempo que se encuentra confinado desde que la semana pasada su esposa diera positivo en las pruebas por el coronavirus.

Explicó que 27,000 millones de dólares canadienses (18,620 millones de dólares estadounidenses) del paquete de asistencia serán de ayuda directa y el resto aplazamientos de pagos.

"Este amplio apoyo permitirá asegurar que los canadienses pueden pagar alquileres y comida y ayudará a las empresas a seguir pagando a sus empleados y sus facturas durante este tiempo de incertidumbre", dijo Trudeau.

Las medidas anunciadas proporcionarán, entre otros, hasta 900 dólares canadienses (620 dólares estadounidenses) cada dos semanas y hasta un máximo de 15 semanas para las personas que tengan que quedarse en sus hogares y no tengan acceso al seguro de desempleo, como los autónomos.

El Gobierno canadiense también proporcionará a pequeñas empresas un subsidio salarial del 10 % hasta un máximo de 1,375 dólares canadienses (948 dólares estadounidenses) por empleado y 25,000 dólares canadienses (17.241 dólares estadounidenses) por compañía, para que mantengan sus plantillas intactas.

Trudeau señaló que está en conversaciones con las principales instituciones financieras del país para que muestren flexibilidad en los pagos.

UNIÓN EUROPEA 

La economía europea, que por primera vez en su historia activó la "cláusula de salvaguarda" de sus reglas fiscales, así como los organismos internacionales, se han lanzado a adoptar medidas flexibles que permitan a cada país afrontar esta crisis que puede diezmar a la población y, con seguridad, pondrá la estructura productiva ante uno de sus retos más exigentes desde la Segunda Guerra Mundial.

Según la Comisión Europea, si la crisis sanitaria dura hasta finales de junio o más allá, la contracción de la economía este año puede ser comparable a la de 2009, el peor ejercicio de la crisis financiera, cuando el PIB cayó un 4.1% en la eurozona y un 4.2% en el conjunto de la UE.

"La severa recesión económica que se espera ahora este año requiere una respuesta política decidida, ambiciosa y coordinada. Tenemos que actuar decisivamente para garantizar que el choque sigue siendo breve y tan limitado como sea posible y no crea un daño permanente a nuestras economías", dijeron los ministros al término de una videoconferencia.

La congelación temporal de las normas fiscales "garantizará la necesaria flexibilidad para tomar todas las medidas necesarias" para apoyar al sistema sanitario y la economía, también con "estímulos discreciones y acción coordinada", que deberán ser temporales y específicos para hacer frente a la pandemia.

Las reglas de disciplina fiscal europeas, recogidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, estipulan que el déficit público de los países no debe superar el 3% de su PIB y su deuda, el 60% del PIB.

Cuando exceden estos umbrales, Bruselas pacta con los países una senda de reducción que fija objetivos de corrección anuales y, en caso de incumplirlos, puede sancionarles. Pero la "cláusula de salvaguarda" permite que, en caso de que exista una recesión económica severa, los Estados se desvíen de estas metas de manera temporal.

Con este medida, incluida en las reglas en 2011, Bruselas lleva al máximo la flexibilidad que contemplan los tratados con el fin de que los Gobiernos puedan gastar sin cortapisas frente a la epidemia.

Se trata de un paso extraordinario dado el celo que tradicionalmente muestran algunos países en el cumplimiento a rajatabla de la disciplina fiscal, en particular Alemania y Holanda, y adoptado con una velocidad inusitada, algo que responde al rápido deterioro de las perspectivas económicas.

ALEMANIA

El Consejo de Ministros alemán aprobó un presupuesto suplementario de 156,000 millones de euros, el mayor desde la II Guerra Mundial, a causa de la crisis desatada por la pandemia de coronavirus.

Esta medida conlleva la suspensión temporal del "freno de la deuda" de la Constitución, porque el Estado alemán prevé endeudarse este año por primera vez en los últimos cinco ejercicios, para apoyar a la economía ante la crisis que ha provocado el covid-19, con unos 24,000 infectados ya en el país.

Además de ayudas para apoyar a empresas y empleados, el presupuesto suplementario cuenta con una caída de la recaudación a causa del covid-19 estimada en 33,500 millones de euros.

El Consejo de Ministros también ha reactivado el Fondo de Estabilización para grandes empresas que creó en la crisis financiera de 2008/2009, una herramienta que estará dotada de 500,000 millones de euros.

De ellos, 400,000 millones estarán a disposición para garantizar deudas y pasivos y los 100,000 millones restantes para recapitalizar empresas, adquirir participaciones y nacionalizaciones temporales.

También con el frente económico en mente se han aprobado en los últimos días diversas medidas en Alemania, como un fondo de rescate para autónomos y empresas de menos de diez trabajadores con hasta 50,000 millones de euros.

Además, se ha puesto en marcha un programa de créditos "sin límites" para asegurar la liquidez de las empresas y se han relajado las condiciones para que las empresas puedan solicitar la reducción de jornada con garantía de empleo.


BRASIL

Ante un nuevo aluvión de críticas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo que echarse atrás. El mandatario revocó la medida provisional que había aprobado el domingo por la noche y que permitía a los empresarios no pagar a sus empleados hasta por cuatro meses.

En un intento de apaciguar la tormenta, Bolsonaro anunció también estímulos para las regiones y municipios, con los que el dirigente ha tenido roces por cuenta de la gestión de la crisis.

Solo unas horas más tarde de haber aprobado la suspensión de contratos, el presidente rectificó.

"Determiné la revocación" del artículo 18, que "permitía la suspensión del contrato de trabajo por hasta cuatro meses sin salario", expresó Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

El jefe de Estado había llegado a afirmar este lunes que la medida era "una forma de preservar empleos". La oleada de críticas que recibió por parte de sindicatos, políticos e incluso empresarios le forzaron a retractarse.

También en las redes sociales, el presidente comunicó un plan de inyección económica tasado en 85,500 millones de reales (unos 16,600 millones de dólares) para los 27 estados y más de 5,000 municipios del país, donde al menos hay 34 muertos y 2,000 infectados por la covid-19.

Una parte del monto irá destinado para reforzar los servicios de salud -transferidos a los estados- y a la asistencia social.

Brasil, uno de los países más desiguales del mundo que tiene a unos 50 millones en la línea de la pobreza, revisó sus previsiones económicas a la baja debido a la pandemia.

La mayor economía suramericana prevé un estancamiento (+0.02%) en 2020, aunque la mayoría de analistas del mercado consideran esas previsiones muy optimistas y ven al país abocado a la recesión.

"Todas las fábricas de Sao Paulo tienen que seguir operando con los cuidados sanitarios necesarios. Las fábricas no tienen público. No vamos a pararlas", afirmó Joao Doria, Gobernador de São Paulo, en la víspera de que el estado entre en cuarentena obligatoria, que afectará sobre todo al comercio y a los servicios.