DINERO

¿Conviene o no que desaparezca el dinero en efectivo y cómo impactaría en la sociedad?

Suecia, Dinamarca y Noruega podrían ser los primeros en dejar de pagar con dinero en efectivo

  • REDACCIÓN
  • 12/10/2019
  • 19:31 hrs
  • Escuchar
¿Conviene o no que desaparezca el dinero en efectivo y cómo impactaría en la sociedad?
En España se prevé que el 5 por ciento de los habitantes no tengan acceso a billetes en 2025. (Especial)

Aunque por los avances tecnológicos se podría pensar que cada vez está más cerca la desaparición del dinero en efectivo, éste es un tema que se sigue discutiendo por las desventajas que traería este avance con él.

Sin embargo, los países como Suecia, Dinamarca y Noruega podrían ser los primeros en dejar de pagar con dinero en efectivo, y existe la posibilidad que el resto de países de la Unión Europea fueran detrás.

Por ejemplo, en España se prevé que el 5 por ciento de los habitantes no tengan acceso a billetes en 2025, lo que dejará a este colectivo alrededor de los 3 millones de personas en riesgo de exclusión financiera.

Añadiendo a esto la desaparición de los cajeros de las entidades bancarias y los reajustes que se están realizando en el sistema financiero para eliminar el dinero en efectivo y sustituirlo por formas de pagar de manera electrónica.

Pero, ¿interesa que desaparezca el dinero en efectivo aunque ya casi no lo estemos usando? y ¿cuáles serían las consecuencias y de qué modo nos afectaría que no existiera el dinero en efectivo?

Poca privacidad en las compras

No conviene que desaparezca el dinero en efectivo, ya que cuando pagamos de forma electrónica todo queda registrado, por el contrario, cuando lo hacemos con dinero en efectivo lo que compramos no queda registrado en ninguna parte.

Perdida de dinero y ahorros

Si nuestras transacciones tienen que ser de forma electrónica de manera obligatoria porque ya no existe el dinero en efectivo, nuestro dinero se movería de un sitio a otro, es decir, de una entidad bancaria a un comercio o tienda mediante un intermediario, de esta manera no sólo estamos exponiendo a que la entidad bancaria nos pueda denegar el acceso a nuestro propio dinero, sino que también estamos expuestos a los intermediarios que pueden bloquear nuestras transacciones

Menor control de nuestro dinero

Sin tener el derecho al dinero en nuestro poder, es decir, de manera tangible, estaríamos controlados por las entidades bancarias y el sistema financiero, que podrían ponernos los tipos de interés que quisieran y cobrarnos por cualquier gestión.

Sin dinero en efectivo, también se podrían tomar peores decisiones financieras, ya que aquellos que pagan de forma electrónica también son más propensos a pedir dinero a prestamistas, malgastar los ahorros y utilizar en exceso las tarjetas de crédito.

Además, aquellos que pagan a través del móvil suelen gastar más a menudo y más cantidad dinero en comparación de aquellos que utilizan dinero en efectivo.

Con información de World Economic Forum.

MJP