DINERO

¿Cómo ahorrar dinero en los servicios de agua, luz y gas?

Si quieres disminuir el pago en tus recibos debes identificar las áreas de mejora en tus consumos y tomar cartas en el asunto para tener ahorros

  • REDACCIÓN
  • 16/08/2021
  • 19:57 hrs
  • Escuchar
¿Cómo ahorrar dinero en los servicios de agua, luz y gas?

Agua, luz y gas son los gastos que más han afectado el bolsillo de los mexicanos durante el aislamiento social por la covid-19, toda vez que al encontrarse más tiempo en casa, los costos se elevaron, en algunos casos, hasta el doble por el uso constante de los servicios.

Pasar más tiempo en casa obliga a replantear hábitos y tomar medidas para evitar que el presupuesto de los hogares se dispare.  La presencia las 24 horas del día, en la mayoría de los casos, utilizando equipos de sonido, celulares, videojuegos, computadoras o mantener por más tiempo encendidos focos o lámparas tiene un costo hormiga que crece con el paso de las jornadas.

Por ejemplo, los hornos de microondas se convirtieron en uno de los electrodomésticos más visitados por casi todos los integrantes: en él todo tipo de comida se calienta.

Los gastos en agua potable también van al alza, ya que sólo la recomendación del lavado continuo de manos exige un mayor consumo del líquido.

En consecuencia, el aumento en los gastos en electricidad, gas y agua en casa es inevitable en estos días, por lo que adoptar medidas para reducir su uso puede ayudar a quitar presión a la salud financiera.

AGUA

Cuidar el consumo de agua puede ayudar no solo al medio ambiente , también podría hacerte pagar menos en tu factura y ahorrar un poco de dinero.

Hay formas en las que puedes ahorrar agua en casa:

1. No dejes la llave abierta

2. Toma baños cortos

3.Revisa tu medidor

4.Reutiliza agua

Pasos para obtener el recibo de agua digital en CDMX

Regístrate en el sitio web de Sacmex.

En esa página, darás de alta el correo electrónico donde desees recibir tu recibo.

Cuando sea el periodo, recibirás tu boleta en formato PDF, la cual, si lo requieres, puedes imprimir.

Los precios que pagan los capitalinos varían dependiendo de la zona en donde viven, de la forma en que reciben el líquido y de la cantidad de intermediarios que lo distribuyen

En México, el cobro de las tarifas por el abastecimiento de agua depende de criterios geográficos, así como de cuestiones técnicas para llevarla hasta los hogares. El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) tiene una metodología compleja para cobrar sus servicios, que dependen de los metros cúbicos consumidos, pero también de la manzana donde se ubique el inmueble para ofrecer un subsidio.

Para ello, las autoridades dividieron los inmuebles donde se abastece en tres tipos: Uso doméstico, no doméstico y mixto.

Además, la Ciudad de México contempla un subsidio para la población, que depende de la cantidad de agua que se consume y de la ubicación donde se encuentre la vivienda.

La ubicación de las manzanas está catalogada en cuatro tipos: Popular, baja, media y alta, siendo las colonias, pueblos y barrios de menor poder adquisitivo a los que se les da mayor subsidio.

En enero pasado, Sacmex informó que 165 colonias de ocho alcaldías de la ciudad -Álvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan- pagarían 35 por ciento más de la cuota establecida en toda la ciudad si consumían más de 60 mil litros al bimestre.

GAS

-Utiliza equipos que sean eficientes en el consumo de gas

-Protege con material aislante las tuberías de agua caliente

-Cambia los equipos como estufas, calefactores o calentadores de agua que utilicen piloto de flama continua, por pilotos electrónicos, que solo se activan al momento de uso del gas

-Procura mantener el regulador de tu boiler calentador de agua en un nivel medio, ya que no es necesario tenerlo siempre en la temperatura más alta

-Al momento de cocinar o calentar alimentos: debes regular la llama para que no se use siempre en lo más alto; tapar los sartenes para que la cocción sea más rápida; fijarte que el sartén esté en el centro del quemador; utilizar ollas de presión ya que estas cocinan los alimentos mucho más rápido y ahorran hasta un 50% de gas

-Cuando cocines en el horno, trata de abrirlo lo menos posible. Cada vez que se abre el horno aunque sea por unos segundos, se pierde un 20% de calor

-Toma baños de agua caliente rápidos, de 6 minutos o menos

-En tiempo de frío mantén las ventanas y puertas cerradas para evitar que el calor se escape.

-Cierra los pilotos de flama continua y utiliza cerillos o encendedores para prender los equipos cada vez que se utilicen.

-No utilices siempre el agua caliente para lavar la ropa, a menos de que esté muy sucia

-En tiempo de frío báñate en la tarde o noche, ya que en las mañanas el agua está más fría y el boiler consume más gas para calentarla

-Al salir de vacaciones cierra las llaves de paso del gas

LUZ

-Cuando guardes alimentos en el refrigerador, evita que estén calientes ya que si lo están se origina un mayor consumo energético.  El refrigerador consume aproximadamente el 30% de la energía en el hogar

-Si aún tienes focos viejos como los de bombilla, cámbialos por lámparas ahorradoras, estas disminuyen hasta un 75% el consumo eléctrico

-Apaga las luces que no necesites y aprovecha mejor la luz natural, la iluminación representa 20% del consumo de energía en el hogar

-La TV, la computadora y otros aparatos consumen hasta 40% de energía del hogar; sino los estás utilizando, apágalos.

-Pinta las paredes y techos de colores claros dentro y fuera de tu casa. Los colores claros en el exterior reflejan la luz del sol, ayudando a que la casa se caliente menos; en el interior permiten que se aproveche mejor la luz natural y artificial.

-Compra aparatos eléctricos certificados como ahorradores. Revisa que estén certificados como ahorradores y evita que tu recibo de luz aumente innecesariamente.

-Revisa tu instalación eléctrica. Sobre todo si tu casa fue construida hace más de 10 años, puedes apagar todos los focos y desconectar los aparatos que consumen energía, revisa tu medidor. El disco o el contador debería detenerse por completo. Si el disco o el contador sigue avanzando, es probable que tengas una fuga eléctrica

 

 

 

 

 

cj