DINERO

Clonan tu Whatsapp y piden dinero a tu nombre: "Mi doctor me pidió $5 mil"

El hackeo de WhatsApp es una nueva moda de los estafadores y forma de sofistificación de los ciberfraude

  • REDACCIÓN
  • 12/11/2021
  • 18:58 hrs
  • Escuchar
Clonan tu Whatsapp y piden dinero a tu nombre: Mi doctor me pidió $5 mil

Martina estaba preparando la comida un sábado cualquiera cuando recibió un mensaje de WhatsApp, del "Doctor Márquez", el cirujano que hace cuando menos tres años le operó un quiste en la mejilla en una torre de consultorios en San Ángel, "claramente por la zona y los honorarios del doctor en aquella época fueron altos, además, un médico de mucha trayectoria y medio presuntuoso".

"Hola espero estés bien, me apena mucho molestarte después de mucho tiempo, pero tuve una complicación con una cirugía, tengo problemas legales y necesito dinero, podrías ayudarme" , decía el mensaje que recibió.

De primera impresión, "me sorprendió y en casi en automático respondí que si todo bien, que de cuánto estábamos hablando, y en un segundo mensaje me dijo que con unos 5 mil pesos, pero cuando se lo comenté a mi hijo me hizo ver que nada cuadraba, además que no era tan poquito lo que me pedía, entonces pensé que si era rara la situación y deje de responder los mensajes".

Pasados unos días y con la curiosidad, Martina decidió llamar al Doctor Márquez quien atendió la llamada y después de escuchar lo sucedido apenas comentó estar muy apenado por la situación y comentó que su cuenta había sido "hackeada" y que como ella, más personas habían sido molestadas.

La sofisticación de los métodos de ciberfraude consiste en extraer una cuenta real de Whatsapp y desde ahí mandar mensajes usurpando una personalidad y obteniendo recursos depositados a través de transferencias bancarias.

En las redes sociales circulan algunos casos de personas que se quejan de este increíble modus operandi.

El proceso

Los estafadores hackean el WhatsApp de los internautas, con lo que obtienen no sólo su número, sino los contactos y los mensajes que intercambian.

Ese es sólo el comienzo del proceso. Y es que, con esta información, los delincuentes optan por mandar textos a los principales amigos de las personas hackeadas.

Hablan con los mismos términos que utilizan las personas involucradas y piden un “préstamo”, con la promesa de que harán el pago lo más pronto posible.

Por eso debemos estar al pendiente, en caso de que la aplicación comience a fallar.

Los estafadores primero se ganan y generan la confianza necesaria, y continúan la conversación hasta cumplir su objetivo.

Algunas de las charlas detectadas mencionan que han tenido problemas con el chip de su tarjeta, que no pueden realizar un pago o que se habían excedido en las transferencias diarias. Al final, piden el dinero prestado, que nunca será devuelto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cj