DINERO

Claves: importancia del sector automotriz en la recuperación económica

La recuperación de producción de autos y camiones en Estados Unidos durante junio podrá impulsar al sector automotriz mexicano

  • REDACCIÓN
  • 21/07/2020
  • 19:02 hrs
  • Escuchar
Claves: importancia del sector automotriz en la recuperación económica
La recuperación ha sido considerable en la producción de autos. (FOTO: ARCHIVO)

La industria automotriz será un elemento importante para la recuperación económica de México, según reflejan indicadores del Inegi y de la Reserva Federal de Estados Unidos.

PRODUCCIÓN DE VEHÍCULOS

La producción de vehículos de motor de Estados Unidos alcanzó en junio 74.1% del nivel correspondiente a febrero pasado, cuando fue el punto más alto en 2020, antes de que se desplomara por la pandemia de la covid-19.

De acuerdo con datos de la Reserva Federal, la recuperación ha sido considerable: en abril la producción de autos y camiones en Estados Unidos se colapsó a sólo 110,000 unidades; en mayo subió a 2 millones 650,000 unidades y en junio repuntó a 8 millones 440,000 unidades.

La mayor ganancia registrada fue de 105% por vehículos automotores y partes, destacó la Reserva Federal, mientras que el Inegi informó que México produjo 238,946 vehículos ligeros en junio, a la vez que exportó sólo 196,173 millones, lo que sugiere que la planta productiva mexicana anticipa mayores ventas externas.

Así, la recuperación de la producción automotriz de Estados Unidos empuja las exportaciones mexicanas, porque México es su principal proveedor de autopartes. Durante la primera mitad del año, siete de cada 10 vehículos ligeros hechos en México fueron vendidos en el extranjero.

SE RECUPERA INDUSTRIA MEXICANA

La producción y la exportación de automóviles de México cayeron en junio frente el mismo mes de 2019, pero mostraron una notable recuperación comparadas con mayo pasado, debido a la reactivación del sector tras permanecer paralizado por la pandemia de covid-19.

Las armadoras mexicanas produjeron 238,946 vehículos en junio, una baja del 29.3% contra el mismo mes del año pasado, pero un salto de 980% frente a los 22,119 vehículos fabricados en mayo, según datos divulgados este martes por el instituto nacional de estadística, INEGI.

La exportación, en tanto, cayó 38.8%, a 196,173 automóviles, frente a junio de 2019, pero se disparó 1,200% con relación a los 15,088 vehículos enviados al exterior en mayo, mostraron los datos.

Según un análisis del banco HSBC, Estados Unidos impulsa una recuperación más rápida de la industria automotriz en México, ya que el sector automotriz es una de las industrias que probablemente normalice su producción antes que otras como son las de Brasil y Argentina, países en los que el sector depende de la normalización en la venta de autos nacionales.

El estudio señala que la industria manufacturera automotriz tendrá un camino más rápido hacia la normalización, debido a los fuertes lazos comerciales y de producción con Estados Unidos.

“Este escenario está en línea con la perspectiva económica de HSBC, que prevé que el proceso de recuperación de las industrias nacionales puede resultar más lento en comparación con las actividades vinculadas a la demanda externa”, señala.

T-MEC

El sector automotor fue vital en las discusiones que sostuvieron México, Estados Unidos y Canadá para actualizar el TLCAN, su acuerdo de libre comercio regional vigente desde 1994 y que tras la modernización fue rebautizado como T-MEC.

Su entrada en vigor, el pasado 1 de julio, será celebrada con una visita del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a su homólogo estadounidense Donald Trump a Washington a inicios de mes.

El T-MEC es un desafío para los fabricantes de automóviles en México, porque Donald Trump logró imponer que el 75% de los componentes deben provenir de la región. Esto significa que se deben reorganizar las cadenas de producción. Es probable que los mayores costos se transfieran a los consumidores estadounidenses.

Los trabajadores industriales de México también esperan que se produzcan aumentos salariales porque, según el T-MEC, el 40% de los componentes de un vehículo debe provenir de lugares donde los operarios ganen al menos 16 dólares la hora, ocho veces más que en la actualidad. Casi una quinta parte de los 5 millones de empleados en la industria manufacturera mexicana trabaja en el sector automotriz.