DINERO

Claves del atorón económico y qué podría sacarlo del atolladero

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía anunció este jueves una cifra preliminar sobre el PIB mexicano en el que se observa un retroceso de 0.1%

  • REDACCIÓN
  • 30/01/2020
  • 16:06 hrs
  • Escuchar
Claves del atorón económico y qué podría sacarlo del atolladero
Se trata de la primera contracción del producto interno bruto (PIB) de México desde la crisis financiera de 2009. (Especial)

Este jueves el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) dio a conocer la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) en la que se refleja una contracción de la economía mexicana del 0.1% durante 2019, hecho que no preocupó al presidente Andrés Manuel López Obrador.

La disminución preliminar, pues el dato oficial será publicado hasta el próximo 25 de febrero, se explica con la incertidumbre interna y externa que envolvió a la economía a lo largo de 2019, así como a la escasa inversión pública y privada, de acuerdo con economistas consultados por la agencia Efe tras la estimación del Inegi.

En concreto, se trata de la primera contracción del producto interno bruto (PIB) de México desde la crisis financiera de 2009, con la diferencia de que en esta ocasión la economía estadounidense creció 2.3%, según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, apunta Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE.

"Esto lo que nos deja ver es que muy probablemente la caída del PIB del México haya sido consecuencia de la incertidumbre provocada por factores internos y por factores externos", comentó Siller.

FACTORES EXTERNOS

Entre los externos, Siller resalta el incierto proceso de ratificación del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que aplazó inversiones, sobre todo en el sector manufacturero.

Por su parte, José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y de Crecimiento Económico, pronosticó que además de las causas internas para el bajo crecimiento de la economía mexicana, este 2020 se sumarán otras de carácter externo.


"Vamos a tener que agregar el efecto de la desaceleración de manufacturas en Estados Unidos, desaceleración industrial en Alemania, Japón, Corea del Sur, la propia Francia, Gran Bretaña, viene el segundo efecto ahora externo con mayor fuerza de la afectación industrial que va a afectar al comercio internacional. Ese es un factor que va a exacerbar la debilidad de la economía mexicana y cómo va a llegar en 2020, además de Brexit que se va a dar. Lo que ocurre en China que ya está afectando la logística internacional por el Coronavirus, al menos para los primeros meses de 2020 esta debilidad endógena de la economía mexicana se va asociar con lo que ocurra en el exterior", concluyó.

FACTORES INTERNOS

No obstante, la experta destacó los elementos internos, como la incertidumbre de las políticas del nuevo Gobierno, la caída en inversión física y el subejercicio del gasto público, que hasta noviembre era de más de 149 mil millones de pesos (7 mil 900 millones de dólares), según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Esto podría explicar que, pese al avance anual de los sectores primario (1.9 %) y terciario (0.5 %) reportado por el Inegi, las actividades secundarias hayan caído 1.7 %, pues se trata de la construcción, la manufactura y la minería, incluyendo el petróleo.

"Entonces, hubo un estancamiento del gasto público y una incertidumbre que provocó disminuciones en la confianza del consumidor y, por tanto, que el consumo se desacelerara y que la confianza de los empresarios se ubicara debajo de los 50 puntos (en el Indicador de Confianza Empresarial del Inegi)", comenta Siller.

CAEN LAS INDUSTRIAS

La caída de 1.7% de la producción industrial fue la causa principal del retroceso de la economía mexicana.

En el periodo de octubre a diciembre, el PIB no reportó variación en términos reales frente al trimestre previo con cifras ajustadas por estacionalidad, lo que llevaría a acumular dos trimestres sin cambio, mientras que los primeros dos trimestres de 2019 reportaron retrocesos de 0.1%.

Las actividades industriales cayeron 1% y las agropecuarias en 0.9%, si se analiza por componentes.

Las actividades terciarias, relacionadas con el comercio, transporte y otros servicios, crecieron 0.3% en el cuarto trimestre de 2019 con relación al trimestre precedente.

La Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto registró una caída de 0.3% con series desestacionalizadas, al compararse con las cifras del periodo octubre-diciembre de 2018.

Por otra parte, el PIB de las Actividades Secundarias bajó 1.5%, el de las Actividades Primarias subió 1.9% y el de las Terciarias avanzó 0.1 por ciento.

AMLO RESPONDE

Tras conocer las cifras, el presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó la existencia de bienestar general en el país pese a la contracción de la economía, al argumentar que los "parámetros" del "periodo neoliberal" no le "importan mucho", aunque al inicio de su gestión había prometido un crecimiento anual de 4 %.

"Tengo otros datos ja, ja, ja... Sí, ya se esperaba, pero están cambiando los parámetros para medir si tenemos bienestar en México, en nuestra sociedad (...) Y como tengo otros datos puedo decirles que hay bienestar, puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar, que son distintos", dijo este jueves durante la conferencia “mañanera”.

Por su parte, la institución financiera Ve por Más (Bx+) pronosticó el 29 de enero que la economía mexicana difícilmente crecerá más de 2% en los próximos cinco años, debido a que los bajos niveles de inversión de los últimos años han hecho que el potencial de México sea cada vez más pequeño.

De acuerdo con el economista en jefe de la institución, Alejandro Saldaña, en 2020 sí habrá un repunte en la actividad económica, después de estancarse en 2019 por la desaceleración en la ejecución del gasto, por un menor dinamismo en el consumo privado y también por un bajo nivel de inversión.

EXPERTOS DUDAN DEL BIENESTAR

Sin embargo, el PIB per cápita cayó 1.1% en 2018, comentó Jesús Gustavo Garza, profesor de economía de la escuela de negocios EGADE del Tecnológico de Monterrey.

"¿Qué quiere decir eso? Que el nivel de riqueza por habitante disminuyó 1.1%. Es decir, que ya se está empobreciendo la población, literalmente, es lo que significa. Entonces, si lo analizas de esa manera, pues claramente es una contracción, sí decreció la economía", apuntó el especialista.

Como señales de preocupación, el profesor del Tecnológico de Monterrey citó la caída de 14% anual en inversión física reportada este mes por la Secretaría de Hacienda para el periodo de enero a noviembre de 2018.

"La tendencia a la inversión no se va a reactivar pronto. No veo señales claras del Gobierno para fomentar o atraer mayor inversión en el corto plazo. Entonces yo creo que va a ser un año de muy poco crecimiento en el 2020 y anticipo que yo creo que en el 2021 también", agregó.

Por su parte, Valeria Moy, académica del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) dijo que prefiere no considerar el dato “como grave o no grave. Me parece mal dato de crecimiento, México necesita crecer los últimos 25 años. El país ha crecido 2.3 por ciento en promedio anual, si lo ajustas per cápita eso te da 0.4 por ciento que no es nada. Ahora cuando tienes un crecimiento de prácticamente 0 o menos 0.1 por ciento y le quitas crecimiento poblacional, es decrecimiento de casi 2 por ciento en términos pér cápita, es brutal”, explicó para LA SILLA ROTA.

“Si quieres darle un nuevo ángulo hazlo per cápita, quítale a este 0.1 por ciento la tasa de crecimiento poblacional que ronda 1.9 por ciento, entonces es un decrecimiento per cápita de alrededor de 2 por ciento. Entonces ¿cómo va a sentir la gente una mejoría en su vida? La única forma de sentir una mejoría todos los mexicanos es que el crecimiento sea sostenido, continuo y más acelerado”, agregó.

SUPERAR LOS NÚMEROS ROJOS

Aunque Gabriela Siller llama a esto "un estancamiento severo" y Jesús Gustavo Garza lo califica de "recesión", ambos coinciden en la urgencia de que el Gobierno mexicano tome medidas para reactivar la inversión y generar certidumbre.

Para este 2020, analistas del sector privado consultados por el Banco de México pronostican un crecimiento de 1.08%, mientras que el Banco Mundial prevé un aumento del 1.2% a medida que repunten las inversiones.

Entre los factores que impulsarán al alza el PIB este 2020, consideraron los analistas, está la muy probable entrada en vigor del T-MEC, que esta misma semana fue firmado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y tiene pendiente su ratificación por Canadá. 

-¿Se han tomado medidas?- pregunta LSR a de la Cruz Gallegos.

- Digamos que de momento se han hecho algunos anuncios como el acuerdo de apoyo a la inversión, lo que ayer informaba el presidente Andrés Manuel López Obrador de formar este gabinete económico que va a coordinar el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo.

“Ahora lo que habrá que ver es que se instrumenten políticas públicas que le den vida. En ese sentido va a ser muy importante se anuncie el Plan nacional de infraestructura para el sector energético, los planes sectoriales que en principio deberían reflejar cómo el gobierno busca incidir sector por sector y en ese sentido si bien se han dado señales positivas, aún son insuficientes, consideró.

 

 

(diego joaquín)