DINERO

China, el culpable de la caída de ventas: Apple

La revisión de Apple se extendió a los mercados globales, afectando a proveedores y rivales, pero también a una serie de compañías de artículos de lujo

  • REDACCIÓN
  • 03/01/2019
  • 16:29 hrs
  • Escuchar
China, el culpable de la caída de ventas: Apple
La época navideña suele ser el trimestre más exitoso para Apple, pero los ingresos que se esperan para este año son casi un 5% menos que los del mismo periodo del año pasado

Apple confirmó este miércoles a sus inversores que sus ventas están cayendo en picado, más de lo esperado. Y, según el gigante estadounidense, la culpa la tiene China.

Así lo dijo el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, en una revelación sorpresa en la que pronosticó ingresos de US$84,000 millones para el último trimestre de 2018, que cerró el pasado 29 de diciembre, informó la BBC.

Esta es la primera vez en más de 15 años que la compañía analiza sus resultados económicos para los inversionistas.

La época navideña suele ser el trimestre más exitoso para Apple, pero los ingresos que se esperan para este año son casi un 5% menos que los del mismo periodo del año pasado y suponen la primera caída trimestral de la empresa desde 2016.

Tras el anuncio de Cook, las acciones de Apple cayeron un 7.7% en apenas unas horas, ampliando su desplome a un 28% desde noviembre.

Apple apuesta por nuevas tecnologías, pero su objetivo es bajar los costos

LOS CULPAN

En la carta a los inversores, Cook dijo que los problemas que está experimentando la empresa se deben principalmente a China, una región en la que confía alrededor de 20% de sus ingresos.

Pese a que anticipamos algunos desafíos en mercados emergentes clave, no supimos prever la magnitud de la desaceleración económica, sobre todo en China", declaró.

Añadió que en los mercados desarrollados tuvieron problemas también, ya que menos clientes de los esperados optaron por actualizar sus iPhone.

Las ventas de iPhones están descendiendo y algunos analistas dicen que la nueva caída de Apple refleja ciertos problemas que la compañía tecnológica lleva tiempo arrastrando.

LAS AFECTACIONES DE LA GUERRA COMERCIAL

La carta de Cook parece confirmar dudas sobre las perspectivas de la firma que han preocupado a sus inversores en los últimos meses y que se reflejan en su caída en la bolsa de valores.

Los recortes por parte de algunos grandes proveedores causaron preocupación e hicieron que muchos se preguntaran si los celulares más recientes fabricados por la firma no estaban atrayendo lo suficiente a los compradores, en parte debido a sus altos precios.

Algunos analistas también señalaron que Apple es vulnerable a los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, en parte porque las tensiones podrían hacer que los compradores chinos se decanten por marcas nacionales en lugar de estadounidenses. Además, las alternativas rivales más económicos, como Oppo, Huawei y Xiaomi son cada vez mejores.

Sin embargo, Apple dice en su carta que son las tensiones comerciales lo que está dañando la confianza de sus consumidores.

También explicó que Apple está tomando medidas para facilitar la comercialización de sus teléfonos en esa parte del mundo, y que otras partes de su negocio todavía son fuertes en la región.

OTRAS MARCAS YA REACCIONAN

Tras la sorpresiva advertencia sobre las ganancias de Apple, los inversionistas dedujeron que si los consumidores chinos se están privando de sus iPhones, los bolsos Louis Vuitton podrían ser los siguientes.

La revisión de las ventas de Apple se extendió a través de los mercados globales, afectando a proveedores y rivales, pero también a una serie de compañías de artículos de lujo que se basan en la misma clientela a la que le gusta despilfarrar en los últimos productos de la compañía.

La matriz de Gucci, Kering, LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton, Burberry y Richemont, la matriz de la joyera Cartier, sufrieron un declive a raíz del déficit de Apple.

Va a ser significativamente más difícil triunfar en China porque el mercado se está endureciendo", asegura David Roth, director ejecutivo de la práctica minorista global "The Store", de WPP. "Es una señal desafiante de que la gente necesita desacartonarse, comprender mejor a China y prepararse".


Los consumidores chinos representan alrededor de 30 por ciento de 1 billón en gastos de artículos de lujo en todo el mundo, según Euromonitor International.

Kering cayó hasta 5 por ciento, lo máximo desde octubre, mientras que LVMH cayó hasta 3.4 por ciento y Burberry hasta 6.2 por ciento.

Desde hace años, empresas como LVMH y Tiffany han apuntado a los turistas ricos de China, quienes buscaban bolsos, joyas y otros costosos artículos de lujo mientras estaban de vacaciones en París o Dubái.

A los inversionistas les preocupa que la caída del yuan, la economía golpeada por la guerra comercial y una represión del gobierno contra las compras en el extranjero puedan afectar la demanda.

Una prueba clave para los minoristas vendrá con la celebración del Año del Cerdo en China, que comienza el 5 de febrero. El feriado del año nuevo chino, que dura una semana, es tradicionalmente una ocasión importante para que los compradores chinos derrochen.

Aproximadamente dos tercios de esas ventas se realizan fuera del país, cuando los turistas abren sus billeteras mientras viajan al extranjero, aprovechando una mejor selección y precios más baratos que los disponibles en el país.

Sin embargo, ante la guerra comercial con Estados Unidos –que afecta las acciones y la moneda chinas–, y el esfuerzo del presidente Xi Jinping y el gobierno por reforzar una economía en crisis, más chinos están optando por hacer sus compras al interior del país en lugar de viajar al extranjero.

Los impuestos sobre la ropa importada, que habían llegado a 25 por ciento, ahora son de 7.1 por ciento. Una reciente represión de los funcionarios chinos a los viajeros que regresan a casa con productos no declarados también está fomentando el consumo local.


mlmt