DINERO

Caso TikTok, Trump juega damas mientras China al ajedrez: columnista

Una columna del New York Times resalta que compañías chinas suponen amenazas de seguridad a usuarios de EU, que no se frenará con prohibición a Tik Tok

  • REDACCIÓN
  • 03/08/2020
  • 15:04 hrs
  • Escuchar
Caso TikTok, Trump juega damas mientras China al ajedrez: columnista
ByteDance podría proporcionar TikTok como una aplicación de Android de carga lateral y un sitio web móvil. (Twitter)

NUEVA YORK.- Aunque Donald Trump, presidente de Estados Unidos, prohíba la operatividad de Tik Tok en dicho país, “no detendrá el diluvio digital de China”, asegura Kara Swisher en columna de opinión para The New York Times, respecto a la serie de acontecimientos suscitados -como la cancelación de las negociaciones de compra por parte de Microsoft- tras el anuncio del viernes pasado del republicano sobre el veto a la app propiedad de ByteDance.

“Es el ejemplo perfecto de alguien jugando a las damas contra alguien que juega ajedrez”, escribe la columnista y advierte que si Trump hace algún movimiento en falso “el resultado de este enfrentamiento con el gobierno chino parece destinado a explotar” en su cara. 

Pese a que se prohíba el uso de la aplicación, explica en referencia a declaraciones recientes de Alex Stamos -quien solía estar a cargo de detener las incursiones extranjeras en Facebook y Yahoo-, siempre habrá maneras de que el contenido de Tik Tok se vuelva viral en los Estados Unidos. 

"Pueden bloquear la actividad económica de TikTok en los Estados Unidos, pero afortunadamente no tenemos un Gran Cortafuegos en este país" dijo Stamos, ahora director del Observatorio de Internet de Stanford, y detalla que ByteDance podría proporcionar TikTok como una aplicación de Android de carga lateral y un sitio web móvil, “lo que sería imposible de bloquear para Trump".


Confusión en el gobierno

Swisher resalta que “las señales de la administración Trump estaban por todas partes” pues funcionarios ofrecieron distintos mensajes en diferentes entrevistas en noticieros el domingo por la mañana, luego de que el viernes 31 de julio, Trump amenazó con una prohibición y luego frenó las negociaciones de Microsoft para comprar TikTok a ByteDance.

Pero ahora, la compañía dirigida por Satya Nadella a anunciado que volverá a participar por la adquisición, en un comunicado de prensa “que se leía como una carta de rehén. Elogió efusivamente al presidente Trump”, apunta la periodista del NY Times.

Trump no está equivocado

En columnas pasadas, Swisher señaló que Trump y otros ejecutivos de tecnología, como el propio Zuckerberg, tienen razón al decir que China y las compañías tecnológicas del país amenazan a los usuarios estadounidenses en lo que respecta a seguridad, datos y, más importante aún, influencia y propaganda.

Por ello, se busca frustrar las ambiciones de China de establecer la hegemonía de internet. 

"Deberían aceptar el acuerdo de Microsoft", señaló Stamos. "Es el mejor resultado para Estados Unidos, ya que Microsoft tiene uno de los mejores equipos de seguridad en tecnología”.

Microsoft, la opción para Tik Tok

Por su expertise en seguridad tecnológica y gestión de plataformas grandes y complejas (tiene las franquicias de Windows y Office, así como LinkedIn, Skype y Minecraft), señala Swisher, que Microsoft compre la app china “tiene mucho sentido”. 

Por otra parte, a diferencia de Amazon y Apple, por ejemplo, la firma creada por Bill Gates podría solucionar los problemas de seguridad que se le achacan a la app y supondría “crear un rival saludable y sin sospechas para Facebook, cuyo líder, Mark Zuckerberg atacó a China y, por extensión, a Tik Tok, la semana pasada en una audiencia en el Congreso sobre el antimonopolio en el espacio de las redes sociales. 

Además, evitaría una pelea por la libertad básica de los estadounidenses de usar la Web abierta.

Así, en caso de que Trump se interponga nuevamente en la compra de Tik Tok sería una muestra clara de que “al presidente le importan poco las soluciones inteligentes reales y más sobre el sonido y la furia, sin significar nada”.



(djh)