DINERO

Carlos Slim: la receta que usó de niño para cuidar el dinero

El padre de Carlos Slim le enseñó a él y a sus hermanos a llevar consigo una libreta

  • REDACCIÓN
  • 26/11/2021
  • 14:48 hrs
  • Escuchar
Carlos Slim: la receta que usó de niño para cuidar el dinero
El periodista mexicano, Diego Enrique Osorno, en su libro Slim: Biografía política del mexicano más rico del mundo detalla la niñez del magnate. (Cuartoscuro)

Carlos Slim, desde muy pequeño aprendió a administrar su dinero gracias a su padre Julián Slim Haddad, quien enseñó tanto a Carlos, como a sus demás hermanos, a llevar consigo una libreta en la que debían anotar cualquier compra o ingreso que tenían para llevar una cuenta impecable de lo que recibían y gastaban.

El periodista mexicano, Diego Enrique Osorno, en su libro Slim: Biografía política del mexicano más rico del mundo detalla la niñez del magnate.

En la biografía cuenta cómo desde los 10 años, Carlos Slim, quien ahora tiene 81 años, además de ir a la escuela, acompañaba a su padre a sus negocios, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, para ayudarle. Desde entonces, Julián le contaba el funcionamiento de sus negocios a Carlos.

Julián falleció en 1953, cuando Carlos tenía apenas 13 años, sin embargo, antes de morir, le dejó cimientos muy solidos a sus seis hijos sobre temas financieros. 

SLIM ¿CÓMO APRENDIÓ A CUIDAR SU DINERO DESDE NIÑO?

En la biografía escrita por Osorno, se relata que para finales de 1952, Julián les dio la obligación, a todos sus hijos de llevar una libreta de ahorros, con el objetivo de administrar sus ingresos y egresos. 

Dicha libreta la revisaba cada semana con ellos para ver en qué estaban gastando y qué dinero recibían, con esto, Slim, cuenta Osorno, llevó sus finanzas personales durante varios años.

Además, el magnate abrió su primera cuenta de cheques cuando tenía solamente 12 años de edad. 

Para muestra de ello, Enrique Osorno cuenta que, cuando entrevistó a Slim, éste llevaba una libreta vieja con anotaciones con tinta gastada por el tiempo, y explicó, con emoción, la forma en que administraba sus finanzas.

“Empieza a relatarme eso y saca una vieja libreta en la que se ven anotaciones con tinta ya gastada por el tiempo. Se sumerge así en un monólogo que relata con emoción: —Mira, cuando tenía 16 años mi mamá me regaló 50. Entonces los invertía. Aquí está lo que me pagaban: 200 pesos... Por ejemplo, este es mi primer balance —sigue el magnate, cada vez más animado—. Papá nos daba cinco pesos de domingo en una libretita negra que no encuentro, caray. Es así, negra y chiquita. Yo creo que me la llevé a la casa”, se lee en el libro.

En la biografía, Slim también cuenta que de pequeño vendía dulces y cómo tenía anotadas en la misma libreta las ventas que hacía. 

“Tenía también una tiendita de dulces y estas son mis ventas. Estos ya son los diarios. Vidrio para el reloj, grasa para los zapatos, camión; teléfono, 20 centavos (¡mira qué caro era!); torta, 65; taco, limón; camión, 25. Dos cajas de canicas para damas chinas, 3.50. Esto era en memoria de mi papá, porque nos hacía llevar esta libretita y nos daba cinco pesos. Pago a compra de acciones, 300 pesos. Son mis primeros balances. Ya luego ni hice balances...”, cuenta en el texto.