DINERO

¿Aún no te animas a viajar? 10 razones de liderazgo que te harán cambiar de opinión

Tal vez por tu indecisión aún no comprendes el dicho: quien regresa de un viaje no es la misma persona que partió, pero en realidad es más cierto de lo que tú crees

  • REDACCIÓN
  • 06/10/2019
  • 18:23 hrs
  • Escuchar
¿Aún no te animas a viajar? 10 razones de liderazgo que te harán cambiar de opinión
Al viajar mejoramos como personas y en muchos sentidos. (Especial)

Mucho se dice que cuando uno viaja quien regresa no es la misma persona que partió, pues viajar cambia la vida y nos enseña acerca de nosotros mismos y a valorar lo que vivimos día con día.

Pero, de lo que uno no se da cuenta a la hora de planear un viaje y sobretodo al momento de realizarlo, es que al viajar mejoramos como personas y en muchos sentidos. Aquí te presentamos algunas de las razones por las que te recomendamos que viajes lo más seguido que puedas.

1. Aprendes a tomar decisiones con autoridad

En tu vida cotidiana sabes que hacer y qué decidir. Cuando viajas, no sabes prácticamente nada y tendrás que tomar un número abrumador de decisiones relacionadas con la comida, el alojamiento o los horarios de autobuses, entre otras. Puede que sea un poco intimidante al principio, pero después de vivir eso se te hará más fácil tomar decisiones con confianza.

2. Te vuelves experto en hacer presupuestos

Cuando viajas, tienes que asegurarte de que tu dinero rendirá semanas o incluso meses. Tus prioridades cambiarán, dejarás de comprar compulsivamente y pasarás a planificar meticulosamente las compras. Al mismo tiempo, aprenderás a saber cuándo ahorrar y cuándo derrochar.

3. Adiós estrés 

Está bien tener un plan, pero ten en cuenta que puede cambiar a lo largo del camino: los autobuses y los trenes llegarán con retraso y habrá días lluviosos. Todo es perfectamente aceptable, no te estreses con los itinerarios y horarios. Viajar no consiste en tachar países y lugares de una lista, consiste en tener buenas historias que contar.

4. Aprendes más idiomas

Tener que usar otro idioma para conseguir comida, ir a los sitios y encontrar alojamiento, es una de las mejores formas de aprender. Te ayudará a hacer nuevos amigos, conocer una cultura diferente y disfrutar plenamente de tu viaje.

5. Ser agradecido

Estar en un nuevo entorno te permite apreciar las pequeñas cosas que hacen la vida tan interesante y los recuerdos tan inolvidables: viajar te recuerda que tienes que pasar por la vida con los ojos y oídos bien abiertos, pero, sobre todo, con una mente abierta.

6. Valoras lo que verdaderamente importa

Cuando viajas por el mundo, pronto te das cuenta de lo poco, o de las pocas cosas grandes y pesadas, que necesitas en realidad para ser feliz. Viajar es una gran manera de poner en orden tu vida, tanto mental como físicamente.

7.  Disfrutas de tu propia compañía

Vivimos en un mundo en el que estamos conectados con todos con solo pulsar un botón. Ser capaz de estar solo sin sentirse solo es una de las capacidades más infravaloradas hoy en día. Cuando viajes, es probable que estés solo en algún momento y tendrás que aprender a disfrutar de tu propia compañía. Una vez que te sientas feliz y contento sin tener que depender de nadie más, tienes mucho ganado en la vida.

8. Conoces amigos

Lo mejor de conocer compañeros de viaje es que puedes compartir historias, viajar con ellos durante un tiempo o simplemente intercambiar sugerencias y trucos antes de ir cada uno por su lado. Algunos simplemente te echan una mano con la mochila, otros se convierten en amigos para toda la vida.

9. Bye redes sociales

Viajar es una buena ocasión para desconectar, en sentido literal y figurado. No te preocupes de estar en contacto con todo el mundo o fotografiarlo todo. Sólo tienes que estar donde estás, observar y maravillarte.

10. Experiencias nuevas

Viajar es la oportunidad perfecta para salir de tu zona de confort. Pregunta por una dirección con tu vocabulario chino de solo cinco palabras, recorre una ciudad nueva sin un mapa y desayuna unos grillos fritos. No te pongas en situaciones peligrosas, pero ten espíritu aventurero y prueba tantas cosas nuevas como sea posible.

MJP