DINERO

Aumentó el salario mínimo, pero ¿a qué costo? Inflación-IEPS

El aumento de 7.4% a las cuotas del IEPS es el más alto de los últimos cinco años y la inflación cerró el 2022 en 7.36%, su mayor nivel en 20 años

  • REDACCIÓN
  • 10/01/2022
  • 17:26 hrs
  • Escuchar
Aumentó el salario mínimo, pero ¿a qué costo? Inflación-IEPS

Desde el 1 de enero de este año, el salario mínimo general en México aumentó de 141.70 a 172.87 pesos diarios; mientras que en la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 213.39 a 260.34. 

Sin embargo, la inflación en México alcanzó su nivel más alto desde enero de 2001, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Es decir, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ha ubicado en más de 7% , lo que ha castigado el bolsillo de los mexicanos.

Además, el aumento de 7.4% a las cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) es el más alto de los últimos cinco años, lo cual significa que la pérdida de poder adquisitivo que los mexicanos sufrieron por la inflación de 2021, también prevalecerá durante 2022.

En un análisis de México Evalúa se asegura que hay una importante necesidad de lograr una mayor recaudación durante este año debido a que unos ingresos tributarios no han podido incrementarse de manera importante.

Es por ello que el gobierno federal decidió que la cuota por litro de la gasolina Magna será de 5.49 pesos por litro, lo que significa 38 centavos más respecto al año pasado, mientras que para el diésel el costo será de 6.04 pesos por litro, que significa 41 centavos más.

Pese a esto, el costo de los combustibles no ha registrado un aumento importante, pues los ajustes dependerán del comportamiento del estímulo fiscal.

Es así que, a la par del aumento del IEPS sobre combustibles, también se han incrementado los estímulos, lo que ha evitado un alza súbita en los precios de las gasolinas.

No obstante, sabemos que con el aumento de las cuotas la Secretaría de Hacienda y Crédito Público puede incrementar el mencionado impuesto en cualquier momento durante el año".

En teoría, esto permite mantener estable el precio de las gasolinas. Un cambio en el precio de las mismas, ocasionado regularmente por una variación en el precio del crudo, se enfrenta mediante un ajuste en el impuesto. Así, cuando el precio del petróleo aumenta se puede aplicar un mayor estímulo para cobrar menos IEPS; cuando baja, se pueden reducir los estímulos y aumentar el cobro del IEPS", explicó el organismo.

Según el análisis de México Evalúa, el alza en los precios de las gasolinas tiene un costo político que la administración actual ha decidido asumir debido a la urgente necesidad de mantener y fortalecer la recaudación tributaria durante todo 2022, pues en los últimos meses del año pasado han sido "preocupantes" los repuntes en la inflación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cj