MUJERES DE NEGOCIOS

Así les enseñó la maternidad a ser líderes a estas 7 mujeres

Siete poderosas mujeres reflexionaron sobre la lección más importante que aprendieron sobre liderazgo desde que se convirtieron en madres
Así les enseñó la maternidad a ser líderes a estas 7 mujeresLas madres y los negocios, fórmula de éxito (Especial/Archivo)

"¿Cuál es ´la lección´ que la maternidad te ha enseñado sobre ser una mejor líder?", fue la pregunta que le hizo la revista Forbes a siete destacadas mujeres de negocios.

Lee también en La Silla Rota: Los tumbos del TLCAN

Estas fueron sus respuestas:


1. El balance entre intervenir y dejar ir


La maternidad me ha enseñado cuándo intervenir y cuándo dejar ir. Gran parte de la crianza de los hijos es luchar con la dicotomía entre cuándo presionar a tu hijo y cuándo dejarlo tomar el mando, lo que significa aceptar que puede fallar. Mis dos niños (de 9 y casi 6) son sumamente sociables, deportistas y amantes de la escuela, pero también creen que son mucho más sabios de lo que podrían ser para este punto de sus vidas. Aún no tienen idea de lo mucho que les falta por saber.

Mi objetivo es permitirles ser independientes, hacer lo que aman y establecer conexiones significativas con otras personas. Siento que es mi trabajo obligarlos a ir a la práctica de hockey incluso cuando no quieren despertarse a las 6:00 a.m. para llegar allí. Pero también es mi trabajo dejarles empacar su propia mochila, incluso si eso significa que podrían olvidar su tarea algunos días.

A medida que crecen, encontrar ese equilibrio se hace más difícil. Creo que es lo mismo con mis empleados y equipos en OpenTable. Quiero que mis equipos piensen de manera independiente y persigan metas de forma agresiva. Deben tener suficiente cuerda para poder explorar sus propias ideas y desarrollar sus propias hipótesis. Pero también es importante intervenir y, por supuesto, corregir. Alcanzar ese equilibrio es lo que define un liderazgo efectivo.

Christa Quarles es la CEO de Open Table y madre de dos hijos.

2. Seguir adelante en medio del caos


Me adentré en la maternidad asumiendo que mi vida laboral iba a ser mucho más estresante porque estaba agregando un nuevo conjunto de responsabilidades a mi plato, pero en realidad ha tenido el efecto opuesto para mí en el sentido de que me obliga a relajarme un poco y a darme cuenta de que no tengo que tener un plan para todo. Rápidamente te das cuenta de que cuando tienes bebés no puedes controlar sus estados de ánimo y sus necesidades de la forma en la que puedes hacerlo con tu propia carga de trabajo, por lo que tienes que acostumbrarte a simplemente seguir adelante con lo inesperado. Y esa es una gran lección para el liderazgo: tener la flexibilidad para seguir adelante a medida que cambian las circunstancias a tu alrededor, y abandonar la ilusión de que tienes control sobre todos tus resultados.

Sarah Robb O´Hagan es la CEO de Flywheel Sports y la madre de tres.

 3. Un enfoque personalizado es la clave


Mis hijos son dos partes de asombro, una parte de locura y una gran medida de ser completamente diferentes entre sí. Si no me ajusto a sus personalidades únicas y paso tiempo de calidad con cada uno de ellos, tenemos un caos total en casa. Las buenas noticias para mi equipo en Pandora es que cometí mil errores en casa y utilizo esas lecciones para llevar mi mejor yo al trabajo.

Un enfoque de liderazgo personalizado requiere una importante inversión de tiempo con cada individuo. He aprendido que el trabajo que veo al final me dice muy poco sobre lo que podría haber hecho para ayudar en el camino. El secreto está en observar el proceso que lleva llegar y comprender que todos tienen diferentes fortalezas, pasiones y motivaciones.

Lo interesante de dedicar más tiempo a tu equipo es que te aprecian por esa inversión y, a su vez, tu relación crece y te lleva a conversaciones más abiertas y honestas. Esas conversaciones son la parte más gratificante de mi día. Bueno ... hasta que llego a casa con mis hijos locos.

Lizzie Widhelm es el SVP de Ad Product Strategy en Pandora y la madre de tres hijos.

4. Aprecia el terreno desconocido


La maternidad me ha enseñado a no temerle a lo desconocido, ¡sino a abrazar el camino del aprendizaje sobre la marcha! ¡Disfrutar de la sensación gratificante de "descubrir algo nuevo" y utilizar esa energía y motivación para afrontar el próximo desafío! Para mí, ser una madre nueva y una nueva empresaria al mismo tiempo era un territorio desconocido.

Pero a medida que comencé a cumplir y superar un hito a la vez, ese ímpetu y empoderamiento continuó creciendo. ¡Han sido tantos los logros increíbles y gratificantes, desde ver a mi bebé dar los primeros pasos hasta ver a LIVELY hacer su primer envío! A menudo reflexiono sobre esos momentos mientras abordo mi próximo gran desafío. Lo más importante para mí es usar momentos de logros, grandes o pequeños, como combustible para tener el coraje de ir tras todo: ¡el cielo es el límite!

Michelle Cordeiro Grant es fundadora y directora ejecutiva de Lively y madre de una niña y un niño.

5. Equilibrar las necesidades competitivas


Un rol esencial de la maternidad es ser una moderadora: resolver conflictos, que en mi caso solía ser con niños en conflicto. Al mediar en una discusión, busqué enseñar empatía por los sentimientos de los demás y respeto por diferentes creencias y antecedentes que pueden dar a los demás un punto de vista diferente. Los niños aprenden con el ejemplo; y siempre fui consciente de eso.

Descubrí que los niños necesitan la seguridad de un liderazgo fuerte y seguro en sus padres o cuidadores. No siempre es fácil cuando te obligan a realizar múltiples tareas, ya que yo era una madre nueva y una abogada joven, muchas veces tenía que cargar al niño en un brazo, hablar por teléfono con un cliente y preparar la cena para el jefe de mi esposo. Aprendí a equilibrar las necesidades de la competencia, lo que ha sido una valiosa lección de servicio público.

Ver a su madre como una política no fue fácil, pero mis hijos ganaron un respeto saludable por el compromiso cívico. Pude mostrarles a mis hijos la importancia de votar: a una edad temprana los llevaría a hacer campaña para asegurarme de que terminen como ciudadanos con una fuerte conciencia social y aprecio por su país. La maternidad confirmó aún más mi pasión por mi profesión.

Kathy Hochul es el vicegobernador del estado de Nueva York y madre de dos.

 6. La vida es ahora


Para mí es importante que los valores que comunicamos a los consumidores sean los mismos que vivimos como marca. No puedes correr un maratón entero en un sprint; y con las nuevas empresas, nunca puede dejar de trabajar y puede ser solitario. Antes de convertirme en madre, trabajaba 24 horas al día, 7 días a la semana. Recuerdo haber respondido los correos electrónicos de trabajo una hora antes de la recepción de mi boda, pero no es algo sostenible a largo plazo y, de hecho, ahoga la creatividad y la productividad. Ahora estoy atenta a asegurarme de que el equipo esté viviendo sus vidas en el presente, cuidándose a sí mismos y nutriendo sus propias relaciones personales que conducen a la satisfacción a largo plazo. La vida es ahora. Quiero que todos estén en casa para la hora del baño y la cena con sus familias. E incluso si no tienes hijos, necesitas dormir, necesitas estar cerca de las personas que amas, tener personas con quien reír y que llenen tu corazón, necesitas momentos fuera del trabajo para obtener inspiración para el trabajo, necesitas actividad física y tiempo para disfrutar del aire libre.

Todas estas cosas producen una mayor productividad, pensamiento creativo y gratitud, y fomentan la paciencia necesaria para construir algo desde cero, así como la claridad y la honestidad que se necesitan cuando algo falla y hay que pivotar. Pasamos el 80 por ciento de nuestras vidas despiertas trabajando, y, a menudo, quienes somos en el trabajo reflejan quiénes somos en casa. En lugar de tratar de usar máscaras y actuar como dos personas diferentes, debemos esforzarnos por compartir los mismos valores en el lugar de trabajo y en el hogar.

Sabrina Peterson es cofundadora y directora general de Pure Growth Organic y madre de uno.

7. Empatía y Equilibrio son la clave


Ser madre te obliga a dejar de pensar en ti. Las necesidades de tu hijo tienen que ser tu primera prioridad (y la segunda, y la tercera), y eso te enseña lecciones invaluables sobre la empatía y el equilibrio. Esto ha afectado notablemente mi estilo de liderazgo. Todos quieren hacer un gran trabajo; todos quieren servir a la compañía y contribuir al equipo; y todos tienen una vida (algunos con niños, algunos sin) fuera del trabajo. Ser madre ha ampliado mi perspectiva.

Ser madre también me ayudó (o me forzó) a manejar mejor mi tiempo y a priorizar las necesidades críticas para mi trabajo y mi vida personal. Al final del día, si busco el tiempo y la energía para hacer cosas con mi hija de 5 años y mi esposo, que en estos días podrían incluir gimnasia, fútbol, montar a caballo y ser la princesa Leia durante unas horas, me hace una mejor gerente y empleadora. Ser madre me enseñó a hacer eso.

Como líder, tomo en cuenta esta perspectiva más amplia al crear plazos, establecer reuniones o priorizar proyectos de equipo. La empatía es un elemento extremadamente poderoso e importante de liderazgo efectivo. Ser madre me ha enseñado eso y mucho más.

Louise Pentland es vicepresidenta ejecutiva, jefa de asuntos comerciales y oficina legal de PayPal y madre de una hija.

LEA TAMBIEN


Las 3 claves para que mujeres lideren grandes corporativos

Susan Stautberg, fundadora de la organización Women Corporate Directors (WCD), explica a Forbes qué define la posición de las mujeres en los consejos de adminis

LEA TAMBIEN


La ciencia afirma que las mujeres no son el sexo débil

El estudio fue realizado por La Universidad de Granada y el Hospital Clínico San Cecilio

lrc






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información