DINERO

América Latina y la geografía del descontento

Las últimas semanas Ecuador y Chile vivieron días de furia detonados por aumentos a tarifas públicas con empleos de baja calidad e ingresos bajos

  • REDACCIÓN
  • 26/10/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
América Latina y la geografía del descontento
América Latina y la geografía del descontento (Foto tomada de la web)

Ecuador y Chile lo vivieron, es lo que José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) llama la "geografía del descontento".

Gurría alertó este jueves en Bogotá de que Latinoamérica tiene una "clase media vulnerable" por varios aspectos, entre ellos los altos costos de vida, que crecen "mucho más rápido que sus ingresos".

"Estamos hablando de la clase media vulnerable porque tienen empleos de baja calidad, generalmente informales, y una protección social insuficiente, unos ingresos bajos, a menudo inestables, que los deja en riesgo de caer en la pobreza", afirmó Gurría, quien advirtió que cerca del 40% de la población regional hace parte de ese grupo.

Desde el viernes pasado, miles de chilenos salieron a las calles a manifestarse por la subida al precio del metro y para exigir reformas estructurales en pensiones, educación o salud que acaben con la desigualdad, mientras que entre el 3 y el 13 de octubre se desataron protestas en Ecuador por la eliminación del subsidio a la gasolina.

En ambos casos, las manifestaciones han degenerado en violencia y vandalismo con al menos 18 muertos en Chile y ocho en Ecuador.  Las alzas al metro en el primer país y la eliminación del subsidio a la gasolina se derogaron.

En la inauguración de la conferencia "Métricas que marcan la diferencia: uso de los indicadores de bienestar y del desarrollo sostenible en las políticas públicas de América Latina y el Caribe", Gurría advirtió que se debe elaborar información para definir políticas públicas que combatan la desigualdad en la región.

"Es (utilizar) información que permita modular y definir las políticas públicas y que permita ir al corazón de esto que hoy le llamamos la geografía del descontento, que estamos viendo sus manifestaciones en todas partes", añadió.

El secretario ejecutivo adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Mario Cimoli, aseguró que si en la región la productividad, a la que calificó de "variable fundamental", no crece es muy probable que tampoco lo haga la equidad.

"La tasa de cambio sube, el petróleo y el transporte también y golpean una situación de poco crecimiento, con poca expansión del comercio. Es evidente que esa clase media se encuentra con ingresos que se disminuyen, que no aumentan", detalló Cimoli.

CALDO DE CULTIVO

El "caldo de cultivo" para las protestas que tuvieron lugar en Ecuador a principios de mes se encontraba allí antes de la eliminación de los subsidios a las gasolinas, y lo que se requiere ahora es establecer marcos estructurales de diálogo para evitar futuras escaladas.

Así dice el máximo representante del Sistema de Naciones Unidas en el país andino, el francés Arnaud Peral, que junto con la Conferencia Episcopal encabezó los esfuerzos de mediación para poner fin, el pasado 13, a una crisis de once días de violencia desenfrenada.

"Yo creo que el caldo de cultivo que permitió esta ola tan fuerte de reacciones en todos los sectores estaba presente en la sociedad ecuatoriana", afirma al hablar de indicios de "insatisfacción" entre ciertos círculos de la población, originados en las brechas sociales y la falta de oportunidades, entre otras causas.

"Muchas personas estaban pidiendo (advirtiendo) que se estaba degradando su calidad de vida y bienestar y, en ese sentido, había una tensión social muy grande que hemos sentido por supuesto en diferentes episodios", agrega en su primera entrevista desde las protestas.

Una situación originada en "la situación económica y social del país", "la compleja situación regional", y "la situación del empleo".

POPULISMO FISCAL

En Managua, Nicaragua, el expresidente de Colombia Ernesto Samper (1994-1998), culpó al "populismo fiscal", "punitivo" y "nacionalista", por los estallidos sociales que viven diferentes países de Latinoamérica.

"Lo que estos estallidos sociales están demostrando es que la región volvió a lo mismo, al populismo", dijo Samper.

El exmandatario colombiano, quien según los medios oficialistas dio una charla en la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), criticó el "populismo fiscal", por "quitarle impuestos a los de arriba, y hacer recortes sociales abajo".

Samper calificó la combinación de ambos conceptos como "populismo nacionalista", porque se basa, según dijo, en "salir a cazar lobos por fuera cuando los lobos están adentro".

Aunque el político suramericano hizo énfasis en Gobiernos como el de Argentina, Chile y Ecuador, por elevar el precio de la gasolina y contribuciones fiscales, el estallido social de 2018 contra el presidente Daniel Ortega en Nicaragua se dio por incrementos en la seguridad social, agregados al de los impuestos y la gasolina.

El PRESUPUESTO NO AFECTA A LA GENTE NORMAL

En Paraguay, el ministro de Hacienda, Benigno López, aseguró a los medios que el Gobierno no teme que la aprobación del Presupuesto General de la Nación (PGN) provoque protestas sociales como las que se están viviendo en otros países de la región, como Chile o Ecuador.

López dijo que las revueltas regionales son "absolutamente ideológicas" y no responden a motivos económicos, a pesar de que las protestas en Ecuador arrancaron por la oposición a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno de Lenin Moreno en el marco de un acuerdo crediticio con el FMI y las de Chile responden al hartazgo de parte de la ciudadanía por las altas tarifas de luz o gas, el nulo reparto del sistema de pensiones o los deficientes servicios de salud pública.

"Lo de la región es absolutamente ideológico. No son cuestiones económicas, son reclamos históricos y no se puede pretender resolver un reclamo histórico en un año", dijo el titular de Hacienda.

También agregó que esas revueltas "están organizadas", ya que ese tipo de sucesos "no salen así espontáneamente", aunque se abstuvo de buscar culpables.

En el caso de Paraguay, el ministro dijo que "los que se van a quejar son los funcionarios públicos" y sostuvo que la ciudadanía solo debería salir a las calles "si el presupuesto sale mal".

"Además, el presupuesto no le afecta a la gente normal", añadió.

JGM