DINERO

Agustín Carstens da fórmula contra posible recesión económica

El extitular de Banxico explica que seguir subiendo las tasas de interés permitirá a bancos centrales poder recortar en caso de que se presente una nueva recesión

  • REDACCIÓN
  • 04/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Agustín Carstens da fórmula contra posible recesión económica
El extitular de Banxico, Agustín Carstens (Especial/Archivo)

El ex titular de Banxico y ahora gerente general del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens, advirtió que los bancos centrales globales deberían seguir elevando las tasas de interés a niveles previos a la crisis ante una posible recesión económica.

Lee más en La Silla Rota: ¿Cómo afecta el aumento de tasas de interés?

En entrevista con Bloomberg, Carstens manifestó que los formuladores de políticas deben “de volver a circunstancias más normales”, de modo que “si tenemos una recesión en el futuro y es necesario que haya una acción de los bancos centrales, habrá suficiente espacio”.

Explicó que seguir subiendo las tasas de interés permitirá poder recortar en caso de que se presente una nueva recesión.

Asimismo detalló que los funcionarios deben seguir con cuidado, ya que no deben apretar demasiado rápido que haga peligrar la estabilidad financiera, ni mantener la política demasiado flexible de modo que se arriesgue la estabilidad de precios.

Este es un “camino estrecho”, lanzó en conclusión.

“El equilibrio que desea alcanzar es, precisamente, ¿cómo podemos obtener ambos objetivos al mismo tiempo?”, adelantó previamente en una conferencia de Bloomberg en Zurich.

Advirtió que la situación a veces se ha visto agravada por el debilitamiento de la autonomía de los bancos centrales, ya que esto daña a los mercados.

Por otra parte, se mostró aliviado de que Estados Unidos, México y Canadá hayan alcanzado un acuerdo comercial, al tiempo que señaló que sería beneficioso un resultado parecido en las negociaciones entre la Unión Americana y China.




lrc


¿Por qué las tasas de interés suben y bajan?

¿Por qué las tasas de interés suben y bajan?