CRÉDITO HIPOTECARIO

¿Cómo unir efectivo y crédito para la compra de vivienda?

Existen en el mercado diversas alternativas de financiamiento, cada una con distintos productos y esquemas para elegir un crédito hipotecario

Escrito en DINERO el

Comprar una vivienda es la operación financiera más importante para muchas personas. Y, cuando se tiene la liquidez necesaria, ya sea por una herencia, un buen ahorro o un negocio, puede surgir un dilema respecto a si es más conveniente realizar la adquisición en efectivo o mediante un crédito.

¿Sabías que tu dinero vale menos con cada día que pasa si lo mantienes bajo el colchón? Para hacer rendir su valor y protegerte de la inflación, invertir es el camino más adecuado, y los bienes raíces son un instrumento con beneficios atractivos como la plusvalía en constante aumento, lo que convierte a los inmuebles en un buen refugio financiero. 

De acuerdo con La Haus, empresa de tecnología inmobiliaria hay aspectos fundamentales a tomar en cuenta: "Aquí vale la pena hablar del “súper peso”. Las condiciones que han generado este “súper peso” te permiten  invertir a un mejor precio en viviendas que están valoradas en dólares.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Si vas a ir a una sucursal de BBVA o Banorte, ATENTO con esto

Por ejemplo, si hace un año querías comprar un departamento de 200 mil dólares, pagarías por él alrededor de 4 millones de pesos, cerrando el valor del dólar a $20, pero hoy que cuesta $17, el monto total de compra es de 3.4 millones de pesos. 

Tasas de interés. Todo crédito que adquieras incluye una tasa de interés, que en pocas palabras, es un porcentaje “extra” de pago que deberás cubrir por el préstamo, y el cual varía dependiendo del tipo de crédito que adquieras, la institución financiera que te emita el crédito, el plazo, la puntualidad en tus pagos, etc. En marzo el Banco de México incrementó la tasa de referencia a 11.25%. Las tasas de interés hipotecarias se encuentran en una fluctuación constante, e incluso hay instituciones que permiten a sus usuarios negociar los montos y plazos para adecuar las propuestas a las necesidades de las personas.

Debes entender que existen dos tipos de tasas: la fija y la variable, de tal manera que debes ser cauteloso para tener el mejor trato para ti, los expertos siempre recomiendan ir por la tasa fija. 

Usar efectivo en la compra es una realidad. Si al reunirte con amigos o socios su cantidad de ahorro destinado a inversión contemplen el monto de la vivienda, revisen con atención la regulación ante el manejo de efectivo. La realidad es que la mayoría de las personas lo usan para el enganche o bien para amortizar el crédito financiero.

Aquellos que participen en una preventa, en ocasiones manejarán algo de efectivo para sus depósitos, contempla que el crédito, aunque tuviera la cantidad total de la vivienda, siempre le proveerá de mayor liquidez, de tal forma que paga lo necesario para iniciar la compra y lo demás lo invierte en otros instrumentos. 

4 factores que debes tomar en cuenta, según la Condusef

1.- La tasa de interés:

Es el costo que debes pagar por el dinero que te prestaron; considera que las tasas pueden ser: fija, variable, variable con tope y mixta.

2.- La Moneda

No todos los créditos hipotecarios en nuestro país son en pesos, también se adquieren bajo esquemas como Veces Salarios Mínimos (VMS) o las Unidades de Inversión

3.- El plazo (vida del crédito)

Tiempo máximo que tienes para pagar a la institución financiera el dinero que te prestó, puedes contratarlo desde cinco hasta 30 años.

4.- Pago a capital (amortización)

Monto de la mensualidad que va directamente al pago de tu deuda. Lo común es que durante los primeros años (5 a 10), poco más del 80% de los pagos que realices sea para pagar intereses