ESTADOS

Dictan formal prisión a activista en Querétaro

Se decretó formal prisión contra el activista y docente Jerónimo Sánchez Sáenz, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de motín agravado

  • VIVIANA ESTRELLA/ CORRESPONSAL
  • 12/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Dictan formal prisión a activista en Querétaro
Foto Especial

QUERÉTARO (La Silla Rota).-   El artículo 248, del Código Penal de Querétaro,  delinea en el capítulo II el delito de motín, enlistándolo entre los delitos contra la seguridad del estado.

El Juez noveno de Primera Instancia Penal decretó formal prisión contra el activista y  docente Jerónimo Sánchez Sáenz, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de motín agravado,  mientras concluye el proceso penal, informó la Fiscalía General del estado.

La Fiscalía General del estado presentó elementos probatorios suficientes para acreditar la probable responsabilidad del imputado,  y por su parte, la defensa particular no aportó medios de defensa en favor del inculpado, quien se encuentra interno en el Centro de Reinserción Social de San José el Alto, Querétaro, en tanto concluye su proceso penal”.

Motín

El Código Penal expone que se designa este delito a quienes se reúnen tumultuariamente y perturban el orden público con el empleo de la violencia; las sanciones: de seis meses a cuatro años de prisión y de  tres a 30 días de multa. Aunque la prisión se puede extender de un periodo de  2 a 12 años, si se patrocina económicamente a otros para cometer el delito.

“A quienes para hacer uso de un derecho o pretextando su ejercicio o para evitar el cumplimiento de una Ley, se reúnan tumultuariamente y perturben el orden público con el empleo de violencia en las personas o sobre las cosas, o amenacen a la autoridad para intimidarla, u obligarla a tomar alguna determinación, se les aplicará de 6 meses a 4 años de prisión y de 3 a 30 días multa. A quienes dirijan, organicen, inciten, compelan o patrocinen económicamente a otros para cometer el delito de motín se les aplicará prisión de 2 a 12 años” expone el Código Penal.

Un preso de conciencia en Querétaro: activistas

Activistas y docentes  hablan de la detención del Jerónimo Sánchez

El académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) Gonzalo Guajardo ,refiere que el fundamento del artículo 248 no concuerda con el comportamiento de Jerónimo  Sánchez,  profesor y activista detenido el lunes 5 junio, presuntamente por la comisión del delito de motín.

“Ninguna  de esta causales está señalada en el comportamiento del señor Jerónimo Sánchez Sáenz  sino que él siempre con su conciencia social se ha estado manifestando, consideramos que él es en realidad un preso de conciencia que defiende una causa popular”.

Guajardo es uno de los diversos activistas y docentes que  pugnan por la liberación de Sánchez Sáenz, mismo que  a través de un video exponen los argumentos que consideran ponen a Jerónimo en el lugar de un preso político.

Por medio del video, el representante del Observatorio de Derechos Humanos de Querétaro, César Pérez Guzmán,   declara que usar la Ley para violentar los derechos humanos es un ejercicio político.

“La decisión de usar la ley para violentar los derechos humanos es un  ejercicio político, por eso Sergio es un preso político, esa decisión se toma porque uno no quiere respetar la Ley tal y como está escrita (…) El ejercicio de la autoridad es un acto de servicio no de imposición, de mano dura y firma, uno tiene que ser humano entre los humanos  y respetar la ley, deje de violar los derechos humanos haciendo mal uso de la Ley”

El académico y expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Querétaro, Bernardo Romero Vázquez, añade que el sistema de justicia penal se ha utilizado como una herramienta de venganza política.

“Es lamentable que otra vez se siga utilizando el sistema de justicia penal en el estado de Querétaro para realizar un acto de venganza política, como el caso del profesores Sergio Jerónimo, víctima de una injusticia, simplemente por su postura política, lo cual lo convierte en un preso política y víctima del sistema de justicia que no se ocupa para castigar a los responsables sino para realizar venganza política”.

El doctor en ciencia política   y profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UAQ, Germán Espino Sánchez, aseguró que la detención de Sánchez corresponde a una persecución política.

“Todo comenzó con una protesta contra el gobierno el primero de mayo de 2016 y varios líderes sociales han sido detenidos y no se les dice porque, la persecuciones política, no es legal, por ese mismo procedimiento el gobierno encarceló a Pablo González Loyola y tuvo que liberarlo por orden de un juez federal, ahora encarcelaron a Sergio Jerónimo”.

De acuerdo con familiares de Sánchez, su detención fue argumentada por el delito de motín agravado,  antecediendo las manifestaciones que ocurrieron el 1 de mayo de 2016, durante el desfile conmemorativo del Día del Trabajo.

Ese día,  inconformes lanzaron artefactos gorras y playeras contra el presídium, donde permanecían autoridades estatales;  tras esos hechos, el gobernador, Francisco Domínguez, acusó a una decena de personas de haber participado en las agresiones, entre ellos mencionó a Sánchez. 



kach