METRÓPOLI

Desapariciones de mujeres en CDMX, un fenómeno “invisible"

En poco tiempo la Ciudad de México pasó a ocupar el cuarto lugar de desapariciones de mujeres a nivel nacional

  • SHARENII GUZMÁN
  • 24/05/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Desapariciones de mujeres en CDMX, un fenómeno “invisible
Desapariciones de mujeres en CDMX, un fenómeno “invisible” y a la alza. (Foto: tomada de la web)

Respuestas en el Ministerio Público como “Se fue con el novio” “se fue con amigos o quizá huyó porque tiene problemas en su casa” ha provocado que las desapariciones de mujeres por motivo de trata o como la antesala a un feminicidio en la Ciudad de México no se visibilice como un fenómeno que evoluciona y va a la alza.

Naomi, Esmeralda y Joana, las desaparecidas de Tecámac

Miriam Pascual Jiménez de la Red Retoño para la Prevención Social de la Delincuencia Organizada denuncia que en la capital del país hay una cifra negra en el tema de desapariciones de mujeres, ya que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no presume desde el inicio el delito de desaparición forzada o por particulares, sino a muchos de estos estos casos los llama “ausentes” o “extraviados”. 

Esto ocasiona que desde el inicio no se investigue la desaparición, no se realice una búsqueda y no se le tome en cuenta en las estadísticas, por lo tanto el fenómeno se le invisibilice, quede en la impunidad y este contexto es aprovechado por la delincuencia organizada, en el caso de la trata de personas. 

El no buscar de inmediato, independientemente de la investigación, implica muchas veces la pérdida de evidencia trascendente, sobre todo en la CDMX una de las problemáticas que hemos tenido es que en algunos casos las videograbaciones de la Secretaría de Seguridad Pública duran hasta 72 horas”

Advierte que si no se hace una búsqueda de inmediata de dispositivos móviles o actividades en las cuentas personales de redes sociales de la víctima hay datos que pueden perderse durante las primeras horas y que, muchas veces, son la diferencia entre localizar con vida, muerta o no encontrarla. 

El fenómeno es alarmante, refiere Jiménez, incluso esto motivó, junto con el incremento de violencia sexual y feminicidios, que organizaciones de derechos humanos solicitaran al gobierno federal declarar la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad de México el pasado 7 de septiembre, lo cual sigue en análisis y proceso. 

También se tomó en cuenta, que en poco tiempo la Ciudad de México pasó a ocupar el cuarto lugar de desapariciones de mujeres a nivel nacional. 

Las autoridades no han logrado visualizar cómo se ha ido transformando el proceso, cuáles son las nuevas herramientas de estas redes o que la desaparición no siempre está vinculada a la trata, sino al feminicidio o violencia sexual o familiar”.

La edad de desaparición en la CDMX oscila entre los 12 y 17 años. Las menores tienen características físicas muy similares, lo cual se puede vincular a trata o tráfico de órganos o turismo sexual. 

Agrega que el tema de desapariciones es complicado, porque además no se ha vislumbrado la situación de la perspectiva de género y de los riesgos que corre una niña, adolescente o mujer, a diferencia de otra persona en término de las consecuencias para ellas. 

Lo que se ha logrado documentar a partir de estos tres años que la asociación le ha dado acompañamiento a familiares de niñas y mujeres desaparecidas es que la desaparición es la antesala a otros delitos como el feminicidio, violencia sexual o trata de personas”.

Puede haber menores de edad que desaparecieron porque son víctima de trata o violencia sexual. La autoridad aún no tiene claro que estos casos se tienen que investigar de oficio, ya que las víctimas se encuentran en una situación de riesgo y vulnerabilidad, por lo que debe de haber una máxima protección para ellas.

Muchas veces cuando les dicen a los familiares ‘se fue con el novio’ resulta que éste le lleva 20 o 30 años. Esto es una constante y en la Ciudad de México no es la excepción. Ahora esta entidad se suma a lo que antes hace cinco años se conocía como corredor de la trata y que solo estaba Puebla y Tlaxcala”.

CDMX, forma parte del corredor de la trata

Otro dato revelador y preocupante, afirma la especialista, es que la CDMX ya forma parte del corredor de la trata de personas donde antes solo estaban Puebla, Tlaxcala y Estado de México, de hecho, “aquí se amplía y se fortalece”. 


Esa hipótesis se llegó a la interpretación de los datos de localización de las víctimas de trata, por ejemplo, los estados de la República donde se han encontrado a mujeres desaparecidas en la CDMX son: Baja California, Estado de México, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala.

Puebla y Tlaxcala son estados vinculados fuertemente con el corredor de la trata y el hecho de que la CDMX coincida en varios elementos implica algo muy serio. Los datos se cruzan en la capital del país, esto nos indica cómo la Ciudad de México se suma en este contexto de violencia feminicida y desaparición vinculada a la trata”.

Detalla que a diferencia de todas las entidades del país, en Puebla y Tlaxcala se concretan las rutas internacionales. “Ahí es donde decide si se las llevan, casi siempre de manera ilegal a Nueva York o Arizona, entrando por Tijuana”. 

Las delegaciones de la CDMX donde han encontrado a mujeres que desaparecieron en otros estados son: Iztapalapa, GAM y Cuauhtémoc. 

De las víctimas mexicanas localizadas en el extranjero, la CDMX ocupa el cuarto lugar de origen. Primero está Puebla, seguido de Michoacán y Guerrero.

Estados Unidos es el país donde han localizado a más capitalinas desaparecidas, en ciudades como Los Ángeles, Houston, San Francisco, Nueva York, Santa Ana y San Diego. Además de Canadá, España, Francia, Inglaterra, Alemania,Egipto, Kuwait, Chile, Guatemala y Honduras.

De los pocos datos que se tienen, las autoridades capitalinas informaron que de enero de 2015 a diciembre de 2016, se reportaron 2,494 mujeres como ausentes o extraviadas, de las cuales se localizaron 1,836, y quedan 644 mujeres pendientes de localizar, el 60% entre 0 y 17 años de edad.

 

jamp