ESTADOS

Peritos argentinos identifican restos de seis desaparecidos en Guerrero

La familias de desaparecidos, colectivos y organizaciones insistieron en que las instituciones no se dedica a buscar a sus familiares desaparecidos

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 14/06/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Peritos argentinos identifican restos de seis desaparecidos en Guerrero
Los peritos provenientes de Argentina revisaron restos humanos (Foto: tomada de la web)

Chilpancingo, Guerrero-. De entre los cadáveres que llevaban más tres años alojados en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó a seis que tenían reporte de desaparecidos y son familiares de miembros de colectivos que mantienen un movimiento independiente en su búsqueda.

La participación independiente de los peritos argentinos en el trabajo de muestras y cotejo de resultados, es justo una conquista de los colectivos en Guerrero de familiares de desaparecidos, quienes llevan años exigiendo la aparición de los suyos y en ese camino han exhibido las omisiones de las autoridades locales y federales.

Esta identificación, de acuerdo al director del Centros de Derechos Humanos Morelos, Manuel Olivares, demuestra la ineficacia de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien en Guerrero tiene la responsabilidad de buscar a personas desaparecidas.  

También lee en La Silla Rota: Víctimas de desaparecidos hacen colecta para identificar cadáveres.

Centro Morelos es una organización asentada en Chilapa que ha acompañado a familiares de desaparecidos. Los seis identificados por los peritos forenses son originarios de la Montaña Baja de Guerrero.

En conferencia de prensa, Olivares informó que a partir de mañana sus familiares recibirán los cadáveres.

En los registros del Centro Morelos, está asentado que el EAAF inició en marzo de 2017 con la toma de muestras y el peritaje de cadáveres que ya estaban en el Semefo, de manera particular, los 34 cadáveres que hallaron en seis fosas en el paraje conocido como El Huizache, en Zitlala, el 5 de enero de 2015. Entre estos cadáveres estaban los identificados por los argentinos.

La organización conoce que tanto la Procuraduría General de la República (PGR) como la FGE tomaron muestras de los cadáveres hallados en este paraje, pero ninguna advirtió de la identificación.

La familias de desaparecidos, colectivos y organizaciones que acompañan, insistieron en que las instituciones no se dedica a buscar a sus familiares desaparecidos:

“es preocupante que la falta de eficacia e interés para la integración de un banco de perfiles genéticos de los restos que se encuentran en el Semefo, cause el sufrimiento a las familias que durante años buscan dar con el paradero de sus desaparecidos, permaneciendo en la zozobra, y que posteriormente todo ese dolor se traduzca en secuelas que afecta la salud de todos los integrantes”.

Los números revelados en su momento por el Semefo, área que depende de la Secretaría de la Salud, pero que vincula funciones con la FGE, en sus tres sedes, Acapulco, Chilpancingo e Iguala, hay unos 700 cadáveres sin identificar.

Como consecuencia de este hecho, los integrantes de los colectivos de familiares de desaparecidos, tomaron la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) en reclamo de apoyo económico para sus traslados y gastos funerarios.

icp