DEPORTES

Valencia detiene juego por racismo pero reanudan sin el agredido

El Valencia detuvo el juego ante el Cádiz por un comentario racista contra Diakhaby, el juego se reanudó sin el agredido por amenazas de perder los 3 puntos

  • REDACCIÓN
  • 04/04/2021
  • 16:04 hrs
  • Escuchar
Valencia detiene juego por racismo pero reanudan sin el agredido

El partido entre el Cádiz y el Valencia en LaLiga estuvo envuelto en polémica por racismo. El duelo fue detenido por unos momentos debido a un presunto insulto racista que recibió Mouctar Diakhaby, quien dejó el partido al minuto 33 para irse al vestidor.

El presunto racismo contra Diakhaby se dio en una jugada con el futbolista del Cádiz, Juan Cala, lo que desencadenó la protesta ya que el francés reclamó a su rival, sin que se entendiera que pasaba.

Diakhaby comentó a sus compañeros del Valencia lo sucedido, que de acuerdo a Medio Tiempo fue insultado como “negro de mierda”, por lo que sus compañeros decidieron apoyarlo y retirarse del campo, mientras los rivales les pedían mantenerse en la cancha.

La protesta contra el racismo en el partido duró apenas unos minutos porque los jugadores del Valencia regresaron a la cancha para seguir con el juego, pero el francés Diakhaby se negó a regresar.

Juan Cala, el aparente detonador de la polémica racista, se mantuvo en cancha en la reanudación de duelo.

El técnico del Valencia, Javier Gracia, afirmó tras la derrota por 2-1 en Cádiz que, "al ver que había una opción de sanción" tras la retirada de su equipo del campo en el minuto 32, después de que Mouctar Diakhaby les asegurara que había recibido un insulto racista, el propio jugador francés les pidió que continuaran "jugando".

“El jugador estaba muy nervioso. Hemos optado por irnos al vestuario y nos han informado de que si no volvíamos, seríamos sancionados. Le hemos comentado a Diakhaby que cómo estaba y nos dijo que no estaba para jugar, pero entendía que debíamos volver con la intención de conseguir una victoria, con un motivo más para pelearla”, declaró en rueda de prensa.

Gracia explicó que, tras lo ocurrido, trataron "de dar serenidad" a la situación y también "de comentarlo con el jugador, y al ver que había una opción de sanción, (el central francés) nos pidió que continuáramos jugando y le hemos dicho que lo apoyábamos”, precisó.

(dmv)