DEPORTES

Sueños destruidos, la terrible historia del boxeador Prichard Colón

La familia del exboxeador publicó un video en el que se ven sus grandes avances tras la lesión cerebral que acabó con sus sueños

  • DANIELA MUÑOZ
  • 09/01/2019
  • 19:10 hrs
  • Escuchar
Sueños destruidos, la terrible historia del boxeador Prichard Colón

La historia de Prichard Colón es una de las más tristes en el mundo deportivo. El exboxeador quedó en estado vegetativo el 17 de octubre de 2015, desde ese entonces su madre, Nieves Meléndez, no se ha separado de él, y ante los peores diagnósticos, hoy Colón da esperanzas de una recuperación.

En los primeros días de este 2019, la familia de Prichard Colón publicó un video en donde se puede ver al boxeador reaccionando a lo que su madre dice, sonriendo y moviendo una de sus extremidades, un gran avance si recordamos que tras despertar del coma lo único que podía hacer por si solo era respirar.

Christian, promesa del futbol vio truncada su carrera por la delincuencia, pero regresó al deporte de alto rendimiento

En una entrevista para ESPN su madre aseguró que desde pequeño sabía cuáles eran sus sueños.

"Siempre supo lo que quería ser en la vida. Diría 'Mamita, quiero ser boxeador profesional, quiero representar a Puerto Rico y quiero ser campeón mundial", dijo Nieves Colón, recordando cuando su hijo estaba en la escuela elemental.

Pero lo sueños que tenía desde pequeño y que poco a poco se iban haciendo realidad realidad, se desvanecieron la tarde del 17 de octubre de 2015. Colón estaba en Fairfax, Virginia, para una pelea que sería televisada a nivel nacional contra el invicto Terrel Williams de 31 años. 

Durante los primeros rounds, Colón, el favorito, parecía estar ligeramente en ventaja. Sin embargo, en varias ocasiones apuntaba detrás de su cabeza y se quejaba con el réferi Joe Cooper, de que Williams lo golpeaba con golpes de conejo (golpes en la nuca).

En el séptimo round, Williams tuvo impulso cuando golpeó a Colón con un derechazo a la parte trasera de la cabeza y el cuello, llevándolo a la lona. Luego del ‘golpe de conejo’, los micrófonos de televisión recogieron las palabras de Cooper dirigidas al caído Colón:

“Ven, levántate; te quedan unos minutos, ven acá”.

Filtran video de una luchadora que saltó desnuda desde el balcón para evitar ser asesinada a golpes por su esposo

El doctor Richard Ashby, quien estaba dispuesto en el cuadrilátero, examinó a Colón, de 1,82m y 70 kg.

El reportero Kenny Rice habló momentos después en NBC con respecto a su examen post-pelea con Ashby:

"Me dijo que Colón dijo se sentía mareado y le dolía la parte de atrás de su cabeza, pero sentía que podía seguir. El doctor está de acuerdo, dice que estaba esperando que se recuperara y reiniciara la acción".

Menos de cinco minutos después que Colón cayera a la lona, estaba de pie y peleando de nuevo.

En el noveno round, Williams logró algo que ningún peleador había podido hacer: tumbar a Colón con knock. En el final del noveno, en el cual Colón tuvo dificultades para completar, sus asistentes de esquina le quitaron los guantes, pensando que el round final había terminado. Colón fue descalificado.

Tras perder la pelea, apoyado en los brazos de su equipo y cerca de su madre caminó rumbo a su vestuario dando alerta de lo que se avecinaba. Los mareos fueron seguidos de una pérdida de visión, hasta que sentado en una silla en su vestuario se desmayó encima de su propio vómito.

Fue trasladado al hospital y los médicos dijeron que no iba a salir de su estado vegetativo. Por fortuna, se equivocaron. Ya ha recuperado algunas facultades físicas 

Un informe investigativo publicado el año pasado por el estado de Virginia determinó que "Si bien la condición médica de Colón posterior al choque contra Williams es trágico, no hay ninguna acción que sea tan aparente o evidnete para justificar el responsabilizar a persona alguna".

 

Williams estuvo entre los interrogados por el estado y no pelea por dos años, hasta su regreso en 2017 que fue criticado por ser considerado el ‘verdugo’ de Prichard.

La madre del exboxeador confesó para Mundo Deportivo que la meta de este año es que Colón logre caminar, por ahora su historia no solo ha generado tristeza o admiración para algunos, ha ayudado a ir contra los ‘golpes de conejo’.

dmv