DEPORTES

Récords, sorpresas y fracasos, lo mejor de Juegos Olímpicos Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 nos han dejado hazañas, momentos conmovedoras, récords, lecciones y fracasos

  • REDACCIÓN
  • 31/07/2021
  • 18:57 hrs
  • Escuchar
Récords, sorpresas y fracasos, lo mejor de Juegos Olímpicos Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos son uno de los eventos más esperados del mundo cada cuatro años, y aunque Tokio 2020 ha generado controversia por la pandemia de covid-19, ya nos ha regalado momentos asombrosos dignos de destacar.

Cada justa veraniega nos llena de historias, hazañas, sorpresas, récords y también fracasos, pero el espíritu olímpico está palpitante y listo para darnos a nuevos héroes y reafirmar a los ídolos.

Aún falta una semana para que concluya Tokio 2020, pero dos semanas han bastado para tener momentos que se quedaran para la historia, y en Acción LSR te contamos cuáles son.

El nadador Túnez que dio la sorpresa en los 400 metros libres

Un joven Ahmed Hafnaoui de 18 años pasó desapercibido y nadie lo mostraba como favorito al llegar a la final con el peor tiempo, mucho menos se esperaba que ganara el oro en los 400 metros libres en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Sin embargo, en nadador de Túnez superó a los favoritos y a nadadores destacados por ser los más rápidos, parando el reloj en 3 minutos y 43,26 segundos, celebrando su victoria con unos giros que resonaron en todo el recinto.

“Creo que cuando toqué el muro y me vi primero me sorprendí mucho”, aseguró.

El australiano Jack McLoughlin ganó la plata y el estadounidense Kieran Smith el bronce, y tras las ocho vueltas de carrera la diferencia entre los tres fue de menos de un segundo.

Aunque ese momento ya era conmovedor, en redes sociales se hizo viral un video que muestra a la familia de Hadnaoui viéndolo competir mientras gritan echándole porras, pero al notar que comenzaba a tomar la ventaja los gritos se volvieron eufóricos y han conmovido al mundo entero.

El joven nadador de 18 años es apenas el cuarto medallista olímpico de la nación norteafricana.

La doctora en matemáticas que ganó el oro con gran ventaja que la segunda no se dio cuenta que ya había ganadora

La ciclista holandesa Anne Van Veutlen, medalla de plata en la prueba olímpica de ciclismo de ruta femenil en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, llegó a la línea de meta celebrando y considerándose la vencedora, sin saber que 1:15 minutos por delante había logrado la medalla de oro la austríaca Ann Kiesenhofer.

La ciclista relativamente desconocida ganó el oro de manera sorpresiva. Es matemática de profesión con dos diplomas y un doctorado, que no pertenece a ningún equipo profesional de ciclismo, aunque probablemente ya estarán haciendo cola para conseguir firmarla.

La ciclista de 30 años tomó una escapada solitaria, la sostuvo, para llegar con más de un minuto de ventaja sobre la campeona mundial de 2019, Annemiek van Vleuten.


De hada a medallista olímpica con 13 años

Dos niñas de 13 años se robaron el corazón del mundo al conquistar la medalla de oro y la de plata en el deporte debut en Juegos Olímpicos, skateboarding. Aunque la japonesa Momiji Nichiya fue la campeona, sin duda quien se llevó los aplausos fue Rayssa Leal, quien saltó a la fama hace unos años por unos videos en donde practicaba con la patineta disfrazada de hada.

En ese entonces tan solo tenía 8 años pero ya se veía como una promesa de este deporte que ha debutado en Tokio y que busca atraer a los más jóvenes.

La primera medalla de oro para Filipinas en la historia de los Juegos Olímpicos

Hidilyn Díaz le dio a Filipinas su primera medalla de oro en la historia. La atleta que participa en halterofilia ganó la presea dorada en la categoría 55 kilos y logró un momento histórico al levantar 127 kilos y superar a la China de último momento.

El momento en que Díaz se da cuenta que es la ganadora del oro ha sido uno de los más emotivos en Juegos Olímpicos.


Ariarne Titmus le arrebata el oro a la favorita Katie Ledecky, y su entrenador celebró eufórico

La nadadora australiana Ariarne Titmus de tan solo 20 años sacudió los Juegos Olímpicos tras arrebatarle el oro en los 400 metros libre femenil a la favorita e imbatible Katie Ledecky. Una total hazaña que le dio la vuelta al mundo y más aún con la graciosa celebración de su entrenador Dean Boxall en las gradas.

Las cámaras enfocaron al eufórico entrenador de la australiana que pierde el control en las gradas con gritos, corriendo por la zona de asientos, y algo que parece ¿un baile?

Los hermanos de oro

El domingo 15 de julio fue un día inolvidable y único para la familia Abe, ya que dos hermanos se llevaron a casa dos oros en la misma disciplina y el mismo día.

Uta Abe fue la primera en lograr el oro olímpico ganando la final del judo femenino en de menos de 52 kg.

Poco después, su hermano mayor, Hifumi, ganó la categoría masculina de menos de 66 kg, convirtiéndose en el primer dúo hermano- hermana, en ganar medallas olímpicas en un deporte individual el mismo día.

La protesta que marcó los Juegos Olímpicos

Previo a Tokio 2020, se presionó a los funcionarios olímpicos para que dejaran atrás la controvertida Regla 50, que prohíbe a los atletas realizar cualquier tipo de protesta política en Juegos Olímpicos.

Al final de la rutina en solitario, durante las eliminatorias de gimnasia femenina, la originaria de Costa Rica, Luciana Alvarado se arrodillo en el suelo y levantó el puño, en un claro homenaje al movimiento antirracista Black Lives Matter.

La federación costarricense publicó la foto del momento y destacó: “Porque todos somos iguales y todos somos hermosos e increíbles”.

El mundo aplaude a Simone Biles poner como prioridad su salud mental 

Simone Biles llegó a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 con los ojos del mundo entero esperando que su participación fuera igual o hasta mejor que lo logrado en Río 2016.

El llegar a la cita olímpica como la estrellas más grande no es sencillo, a veces se olvida que los atletas más ganadores son también humanos, y para muestra de ello son las palabras que reveló Simone Biles, luego de retirarse de la final de gimnasia por equipos, una decisión que sorprendió al mundo.

Aunque al principio se reveló que Biles dejaría la final por una lesión tras el salto de caballo que erró, la estrella de 24 años decidió revelar la verdad y se llevó los aplausos.

Simone Biles como el histórico nadador estadounidense, Michael Phelps y la tenista japonesa Naomi Osaka, se convirtió gracias a su decisión y a sus declaraciones, en una abanderada de la lucha por la importancia de la salud mental.

“Desde que entro a escena, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar”.

Simon Biles confesó que su decisión de dar un paso atrás es para poner como prioridad su salud mental.

“Después de la actuación que hice, no quería entrar en ninguno de los otros eventos cuestionándome, así que pensé que era mejor si daba un paso atrás y dejaba que estas chicas salieran e hicieran el trabajo”.

“Quería que estos Juegos Olímpicos fueran para mí, pero entré y sentí que todavía lo estaba haciendo por otras personas. Me duele el corazón que me hayan quitado hacer lo que amo para complacer a otras personas”.

La gimnasta estadounidense reveló también, que ha perdido un poco la confianza en sí misma.

“No sé si es la edad, estoy un poco más nerviosa ahora cuando hago gimnasia. Siento que tampoco me estoy divirtiendo tanto… Me sentí bastante cómoda al llegar a los Juegos y realmente no sé qué pasó. Simplemente pasar por cada uno de los días y el entrenamiento se siente un poco más difícil”.

Biles tampoco disputará la final individual en la que iba a defender su título de campeona olímpica “para centrarse en su salud mental”.