DEPORTES

Patrick Mahomes se convierte en el dueño más joven de un equipo de MLB

Patrick Mahomes se volvió parte de los dueños de los Royals de Las Grandes Ligas

  • REDACCIÓN
  • 28/07/2020
  • 13:25 hrs
  • Escuchar
Patrick Mahomes se convierte en el dueño más joven de un equipo de MLB
Patrick Mahomes será parte del grupo de propietarios del equipo Kansas City Royals de la MLB. (FOTO EFE)

Patrick Mahomes sigue haciendo historia. A menos de un mes de haber firmado el contrato más lucrativo en la historia de la NFL, el quarterback de los Kansas City Chiefs, ya invirtió una parte de su dinero y lo hizo en una de sus grandes pasiones, el beisbol.

Patrick Mahomes será parte del grupo de propietarios del equipo Kansas City Royals de la MLB. El mariscal de campo será el propietario más joven de un equipo de beisbol de la MLB.

La franquicia de Kansas City le dio la bienvenida al MVP del Super Bowl 2020.

"Estamos muy orgullosos y emocionados de tener a Patrick como nuestro socio en el grupo de propiedad de esta franquicia", dijo John Sherman, CEO del equipo.

"Le encanta el futbol americano, pero también creció amando el juego de beisbol. Esperamos muchos años de una asociación ganadora", haciendo referencia a que el pare de Mahomes jugó 11 temporadas en Grandes Ligas.

Por su parte, Mahomes II se dijo honrado de ser parte de la franquicia de su ciudad: "Amo esta ciudad y la gente de este gran pueblo. Esta oportunidad me permite profundizar mis raíces en esta comunidad, que es algo que me entusiasma hacer".

Cabe recordar que Patrick Mahomes estuvo cerca de brillar en Las Grandes Ligas y no en la NFL. El mariscal de campo casi sigue los pasos de su padre, quien jugó con Medias Rojas, Mets, Rangers y Cachorros entre otros.

El talento de Pat lo llevó a ser seleccionado por los Tigres de Detroit para jugar en las Grandes Ligas. Sin embargo, antes de firmar su contrato, prefirió no hacerlo y probar suerte en la NFL.

Hace unas semanas, Patrick Mahomes firmó una extensión de contrato con los Chiefs por 10 temporadas con un valor de más de 500 millones de dólares, siendo el contrato más caro en la historia de la NFL.