DEPORTES

LBM y las ligas deportivas que fracasaron en el intento

La Liga de Balompié Mexicano colapsa y recuerda a las ligas fallidas que intentaron competir con la NFL o la NBA y fracasaron

  • REDACCIÓN
  • 21/11/2020
  • 19:03 hrs
  • Escuchar
LBM y las ligas deportivas que fracasaron en el intento

Competirle a ligas históricas no es tarea fácil y parece un proyecto suicida, pero hay empresarios que han decidido arriesgarse, y aunque muchas veces el resultado es fallido, han dejado algunas enseñanzas al deporte.

La Liga de Balompié Mexicano es la última que ha intentado competir con la Liga MX, o al menos ese era uno de sus objetivos cuando se inició el proyecto a finales del 2019.

Sin embargo, a solo unas semanas de su arranque, la LBM está inmersa en una crisis que ha dejado en evidencia un camino fallido en la orilla del fracaso.

Esto ha recordado otras ligas deportivas que han intentado competir con la NFL o la NBA y que han fracasado en el intento, sin importar que tuvieran a grandes empresarios como Donald Trump-

Liga de Balompié Mexicano inició con el pie izquierdo

Sigue la crisis en la Liga de Balompié Mexicano. La competencia, que hizo su debut hace un mes, se enfrenta a la falta de solidez económica, televisoras que renuncian a seguir transmitiendo los partidos, equipos que han desertado y jugadores que han dejado de entrenar o han renunciado por faltas de pago.

Hace unos días, el equipo Acapulco FC fue expulsado de la liga que preside el exfutbolista Carlos Salcido. Al incumplir con varios requisitos, entre ellos temas de pagos, la LBM no quiso más problemas y decidió quedarse solamente con 14 equipos.

Acapulco FC se unió al Atlético Jalisco y a Faisanes FC como los últimos equipos que desertaron de la liga por la falta de solidez económica.

Hace unas semanas se dio a conocer que el cuadro de Atlético Jalisco, se hundía en la polémica tras revelarse que la totalidad de la plantilla y cuerpo técnico sumaban 2 meses con adeudos, por lo que los jugadores les fue negado el acceso a las instalaciones para llevar a cabo sus actividades.

Ante esto, el club emitió un comunicado en sus redes sociales, en donde se comprometió a resolver la situación "a la brevedad posible", y ofreció una disculpa a sus elementos por la situación. Sin embargo, el equipo terminó por ser expulsado.

Tan solo a una semana del inicio de la LBM, el 21 de octubre, jugadores del San José suspendieron entrenamientos por falta de pagos, y hace un par de semanas, el Club Veracruzano de Futbol Tiburón, donde jugaba "El Chatón" Enríquez, prácticamente se desintegró, quedando únicamente como base un grupo de jugadores  de entre 18 y 23 años que afrontarán el resto de la competencia.

La mayor parte del equipo, formado por futbolistas experimentas, decidieron salir por adeudos, además de que Gustavo Matosas, quien fungía como director deportivo también renunció.

Incluso hubo quienes desertaron desde antes de iniciar. Como es el caso del técnico Carlos Torres, quien dejó el banquillo del Ensenada FC, mientras que Ramón Ramírez, quien había sido presentado como director deportivo del mismo, renunció 48 horas después.

A esto se suman las indisciplinas. Hace unos días se dio a conocer que alrededor de 15 futbolistas del equipo Leones Dorados fueron arrestados en estado de ebriedad tras realizar actos vandálicos en la zona centro de Teziutlán, Puebla.

La LBM se quedó sin una de las televisoras que transmitía sus partidos. WCN Televisión, con sede en Houston, Texas, dio a conocer a la audiencia hace un par de semanas, que no transmitiría más los encuentros de la LBM, cuyo torneo inició el pasado 15 de octubre.

La televisora explicó en un comunicado que no encontró la forma de empatar una estrategia comercial única: "ya o somos más empresa elegida que ostente tener el honor de poder transmitir el buen futbol que esta nueva liga ofrece".

La LBM inició con mucha expectativa, el cual pretendía dar una nueva oportunidad a futbolistas que fueron relegados de la Liga MX, o a otros jugadores amateurs de vivir la experiencia como jugadores profesionales, pero a semanas de su arranque, el futuro de la competición puede quedarse en el camino o no concretar un segundo año por problemas financieros.

Liga de Futbol Americano Profesional colapsa

En febrero de 2016 en la Ciudad de México se disputó el primer partido de la Liga de Futbol Americano Profesional (LFA). Cuatro años después, la liga que prometía llegar para quedarse camina rumbo a la desaparición debido a una crisis económica que creció con la pandemia de coronavirus.

Desde su creación, la LFA ha tenido problemas y fallas en los pagos a jugadores, entrenadores, árbitros y proveedores.

Cada temporada, la LFA pierde jugadores, coaches, franquiciatarios y hasta equipos.

En 2019, la LFA sorprendió al anunciar que Mayas, su equipo estelar y bicampeón, no participaría en la Temporada 2020. El equipo se quedó sin franquiciatario luego de que Jesús Omaña dejara el proyecto.

La Temporada 2020 contaría con ocho equipos: Condors, Raptor, Mexicas, Dinos de Saltillo, Fundidores de Monterrey, Osos de Toluca, Artilleros de Puebla y Pioneros de Querétaro, sin embargo, la pandemia de covid-19 canceló la temporada.

Cabe recordar que al finalizar la temporada 2019 y con Condors como el equipo campeón, la falta de pagos a jugadores, personal administrativo y réferis, dejó en evidencia a la LFA.

Varios jugadores de los ocho equipos denunciaron a través de sus redes sociales que sufrieron retrasos en su pago mensual. La LFA hasta la temporada 2019, tenía dos tipos de pagos mensuales, 2 mil 200 por partido a los jugadores titulares, y mil 500 a los suplentes.

En julio de 2019, el Colegio de Árbitros de Futbol Americano del Distrito Federal (CAFADF) emitió un comunicado en donde anunció que no participaría más en la LFA debido a que tenían retrasos en sus pagos de dos meses.

Desde su nacimiento la LFA ha sido señalada por sus problemas financieros, pero mantiene la esperanza de disputar la temporada 2021.

Otras ligas intentaron ser competencia de la NFL, NBA y MLB, pero fracasaron

Liga de futbol de Estados Unidos

Donald Trump ha sido un constante detractor de la NFL, sobre todo cuando fue presidente de Estados Unidos. Pero su incursión en el futbol americano en la década de 1980 no fue para apoyar dicha liga, sino para hacerle competencia con la Liga de Futbol de los Estados Unidos (USFL) en 1983.

David Dixon, el hombre que construyó el Superdome, se asoció con el magnate para crear una liga que solo se quedó en la memoria.

De acuerdo al portal My Daily Self Motivation, Dixon tenía un plan conservador que requería un gasto moderado, un calendario de primavera y una lenta expansión en los mercados de la NFL, para permitir que la USFL compitiera con éxito.

La Liga tuvo un éxito moderado durante las dos primeras temporadas de la liga, ya que firmó a tres ganadores consecutivos del Trofeo Heisman (premio que se le da al mejor jugador de futbol americano universitario), incluido Herschel Walker, que comenzó a generar reflectores para la liga.

Sin embargo, el acuerdo con Herschel Walker, valorado en 5 millones de dólares a lo largo de tres temporadas, presagió en la desaparición de la USFL, ya que superó con creces el límite salarial de 1.8 millones establecido para cada equipo por Dixon.

Esto desencadenó que otros equipos comenzaran a firmar contratos exorbitantes, algunos para futuros miembros del Salón de la Fama como Steve Young y Jim Kelly. Estos acuerdos trajeron atención a la liga pero la hicieron financieramente inestable.

El golpe mortal llegó con una decisión de Donald Trump, quien convenció a los otros dueños a cambiar la USFL a un calendario de otoño en 1985 para competir directamente con la NFL. Los resultados fueron desastrosos, y la liga decidió apostar su futuro en presentar una demanda antimonopolio contra la NFL.

La USFL ganó, pero solo recibió una compensación de tres dólares. El jurado determinó que la NFL era un monopolio ilegal, pero que la USFL había fracasado debido a su mala administración, por lo que no merecían ninguna compensación.

American Basketball League

La ABL se fundó cuando Abe Saperstein, el propietario de los Harlem Globetrotters, un equipo de baloncesto estadounidense que mezcla partidos con el entretenimiento y el show que hacen en cada uno de sus encuentros, fue rechazado por la nueva franquicia de la NBA de Los Ángeles en 1960.

Como venganza, Saperstein decidió crear su propia liga, porque así es como los ricos resuelven sus rencores.

La ABL contaba con jugadores amateurs, estrellas olvidadas o jugadores previamente eliminados de la NBA. Los propietarios no sabían cómo dirigir equipos profesionales.

Aunque desapareció rápidamente, la American Basketball League fue instrumental en la introducción de dos nuevas innovaciones al juego de baloncesto. Agregaron una línea de tres puntos y un carril de tiro libre más ancho para frenar el dominio de hombres grandes. Con el tiempo, estos cambios fueron implementados en la NBA, para proporcionar un juego más enérgico y de mayor puntuación.

(dmv)