DEPORTES

La conmovedora historia detrás de la gimnasta que obtuvo un 10 perfecto con una rutina de Michael Jackson

Katelyn Ohashi logró el puntaje perfecto al ritmo de Michael Jackson y grandes éxitos de los años 80

  • REDACCIÓN
  • 14/01/2019
  • 13:30 hrs
  • Escuchar
La conmovedora historia detrás de la gimnasta que obtuvo un 10 perfecto con una rutina de Michael Jackson
Katelyn Ohashi ha causado sensación en las redes por sus rutinas. (FOTO DE LA WEB)

Fue un minuto y medio de piruetas, movimientos de baile y saltos por los aires absolutamente precisos y sin fallas. Con una sonrisa en la cara de comienzo a fin. Inspirada en la música de Michael Jackson y grandes éxitos de los años 80, la gimnasta estadounidense Katelyn Ohashi logró el puntaje perfecto en el ejercicio de suelo, al combinar una habilidad atlética extraordinaria y una gracia natural que la volvió a convertir en una sensación en internet.

La actuación de Ohashi le dio el triunfo a la Universidad de California (UCLA) en el desafío de gimnasia universitario que se llevó a cabo durante el fin de semana en el estado de Florida.

GOMAD, la eficiente pero polémica dieta que preocupa al mundo del fisicoculturismo

La joven de 21 años ya había logrado tres 10 perfectos en 2018 con una rutina similar, y fue su actuación en el pasa mes de marzo la que la dio a conocer: ganó el campeonato universitario con una rutina sobre música de Michael Jacksn que recibió un 9,95 de los jueces y tuvo más de 4 millones de visualizaciones en YouTube.

Ohashi llegó a ser durante su infancia y adolescencia una de las mayores promesas de la gimnasia estadounidense, compitiendo y venciendo en diferentes campeonatos internacionales y competencias en Estados Unidos a las mejores gimnastas del mundo.

Entre ellas a la cuatro veces medalla de oro olímpica y 14 veces campeona mundial, Simone Biles.

De acuerdo a la BBC, la que fuera una niña prodigio de la gimnasia fue desarrollando un rechazo al deporte por sus exigencias al máximo nivel y por cómo su cuerpo iba cambiando.

La gimnasta contó su sufrimiento ante la intensa presión que vivía siendo una atleta de elite. Estresada por lo que comía y comparada con “un pájaro que no podía volar”. Llegó a competir con una fractura en la espalda y dos torceduras en los hombros... hasta que un día decidió retirarse de la gimnasia de elite y dedicarse sólo a las competencias universitarias para enfocarse en un nivel en el que podía disfrutar de lo que hacía.

Justamente, muchos de los comentarios en las redes sobre su actuación de este sábado, hacían referencia a eso mismo. A lo extraño que es ver a un atleta de su nivel disfrutando y sonriendo mientras realiza su rutina.

dmv