DEPORTES

Deportistas transgénero, cuestionados por el mundo

La transexualidad es un desafío que deja a los deportistas en el centro de la polémica

  • DANIELA MUÑOZ
  • 19/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Deportistas transgénero, cuestionados por el mundo

Cada vez son más los casos de deportistas transexuales que se abren paso en el mundo deportivo pese a enfrentarse al obstáculo de la discriminación.

En 2016 el derecho a la identidad sexual de los atletas obtuvo uno de sus mayores triunfos. El Comité Olímpico Internacional (COI) determinó que los deportistas transgénero podrían participar en los Juegos Olímpicos bajo ciertas condiciones, un desafío imposible de resolver para el deporte profesional, por la polémica eterna que se genera alrededor de estos casos.

La lucha para los deportistas transgénero comenzó en 1976, cuando la tenista trans Reneé Richars, abrió el camino disputando el US Open. Primero, la estadounidense compitió varios años bajo el nombre de Richard Raskin, hasta que en 1975 decidió cambiar de sexo.

Al año siguiente cuando se inscribió al US Open femenino, sus colegas estallaron y la organización exigió una verificación de cromosomas, según la normativa del Comité Olímpico Internacional para la época.

Ofendida por la medida, Richards demandó a la Asociación de Tenis de Estados Unidos ante la Corte de Nueva York. Un año más tarde, el tribunal le dio la razón y en consecuencia Reneé pudo entrar en el cuadro principal del US Open 1977, en donde llegó a final de dobles y con el tiempo alcanzó el Top 20 del ranking de la WTA.

BAJO QUÉ LINEAMIENTOS EL COI ACEPTA DEPORTISTAS TRANSEXUALES Y TRANGÉNERO

Aunque cada deporte, cada federación y cada torneo implementa reglas distintas en cuanto al tema, en 2016 el Comité Olímpico Internacional (COI) determinó que los deportistas transgénero podrían participar en los Juegos Olímpicos sin someterse a una intervención quirúrgica.

Lo noticia alegró a muchos, aunque el COI solo lo aceptó si se cumplían ciertos requerimientos. Por ejemplo, en el caso de los atletas que hicieron transición de mujer a hombre, no habría restricciones, pues el organismo no considera que exista ventaja física alguna en ese caso.

Por el contrario si se cambia de hombre a mujer, la atleta deberá demostrar que, por al menos un año, sus niveles de testosterona se mantuvieron debajo de cierto límite determinado.

Anteriormente, el olimpismo se basaba en una regla basada en 2003 que prohibía estrictamente la participación de todo atleta que cambiara de sexo, salvo que se sometiera a la operación pertinente y a dos años de tratamiento hormonal.

Tras poco más de un año de estos cambios, ahora las atletas que nacieron como hombres, no han tenido mayor problema en participar en deportes como levantamiento de pesas o artes marciales mixtas, aunque algunos consideran que, pese a sus cambios físicos y hormonales, su anterior género les otorga, sin duda una ventaja.

DEPORTISTAS TRANSEXUALES QUE ENFRENTARON AL MUNDO DEPORTIVO

La inclusión en el mundo del deporte se ha vuelto un tanto polémica para algunos, pues consideran que en deportes como pesas, artes marciales mixtas y basquetbol, atletas que nacieron hombres y cambiaron a mujeres, tienen físicamente, mayor ventaja. Lo cierto es que estos deportistas transexuales se están abriéndose camino en el deporte, donde antes no cabían en ninguna clasificación.

CHRIS MOSIER

Se convirtió en el primer triatleta transexual no operado en competir en 2016 en un Mundial dentro del equipo nacional de Estados Unidos. Comenzó a competir en esta disciplina en 2009, cuando aún se presentaba como mujer. Un año después se reconoció como hombre y comenzó su transición, ese mismo año participó en su primera carrera en una división masculina; esto lo llevó a aparecer en el New York Times y a destacar en el ámbito público.

Chris es considerado un pionero en el cuestionamiento de las reglas establecidas por el COI, al crear y adoptar nuevos criterios sobre la participación de los atletas transgénero y transexuales en competencias deportivas.

FALLON FOX

Es la primera deportista transexual en las artes marciales mixtas. Fox, quien nació bajó el nombre de Boyd Burton, levantó polémica luego de derrotar a Tamikka Brents a los dos minutos del primer round de su pelea. Brents sufrió daño en el hueso orbital, que requirió siete grapas y una conmoción cerebral.

En ese sentido, Ronda Rousey, máxima exponente de las artes marciales mixtas, asegura que Fox tiene una ventaja injusta sobre el resto de sus oponentes. Pese a la polémica, Fox fue incluida en el Salón de la Fama del deporte nacional de Gays y lesbianas con un récord profesional de 5-1.

Jaiyah Saelua

Esta mujer, de 29 años de edad y originaria de Samoa Americana, es considerada la primera persona transgénero en competir en una Copa Mundial de la FIFA. Saelua debutó a los 15 años durante la fase de clasificación para el mundial de futbol de Alemania en 2006.

Saelua se identifica como “Fa’afafine”, término utilizado en su tierra natal para denominar a las personas que tienen expresiones de género diferentes a las que culturalmente se esperan de su sexo. En la cultura polinesia se usa específicamente para describir a hombres afeminados o para hacer referencia a la existencia de un “tercer género”.

Jaiyah señala que en su tierra natal nunca sufrió discriminación, sino que ésta se presentó hasta que visitó territorios occidentalizados.

“Estoy orgullosa de ser transgénero… la lucha gay está llegando a su fin; es hora que las mujeres transgénero jueguen un papel en el mundo”, expresó en una entrevista para The Guardian.

En 2014 protagonizó el documental titulado Next Goal Wins, el cual narra el triunfo de la selección de Samoa Americana en la Copa de las Naciones de 2012. 

Mack Beggs

Beggs es un joven texano que el año pasado se hizo famoso porque las autoridades deportivas le obligaron a competir contra chicas. ¿El motivo? Que nació siendo mujer, pese a que ahora es un chico y que está en pleno tratamiento para completar su reasignación de sexo.

El organismo estatal exige que cada competidor luche contra oponentes del género que aparece en su certificado de nacimiento. Como era de esperarse, no conoce la derrota, varias luchadoras han decidido abandonar antes del enfrentamiento y cada que gana recibe abucheos y la incomprensión del público.

Tanto el propio Mack como sus oponentes quieren que luche contra hombres. “Lo que espero es que la gente se dé cuenta de que esto es estúpido y que deberíamos cambiar las reglas para adaptarlas a gente como yo”, relató a Dallas News. 

Tifanny Abreu

Tiffany se convirtió en la primera transexual que competía en la Superliga femenina de su país. La voleibolista bautizada como Rodrigo Pereira de Abreu, logró recién este año ser inscrita en la liga femenina italiana, luego de haber forjado una carrera rodeada de hombres en Francia, España y Bélgica. En su primer partido, la jugadora de 29 años fue la máxima anotadora.

Caster Semenya

El caso de la atleta sudafricana Semenya, fue muy polémico luego de haber ganado el Campeonato Mundial de Atletismo en 2009 y haber sido acusada por otras participantes de no ser mujer. Caster fue sometida a una prueba para verificar cuál era su sexo. Esta prueba fue solicitada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

Ese mismo año, los resultados fueron filtrados por un periódico británico y se hizo público que la deportista era intersexual. A finales de 2009 Semenya logró que la IAAF le permitiera mantener su medalla y conservar la gratificación económica que le fue otorgada; no obstante, la asociación dijo no tener certeza sobre si le permitirían competir nuevamente en las categorías femeninas.

Para 210, la IAAF aceptó las recomendaciones de un grupo de médicos expertos; por lo cual fue reconocida como mujer y se le permitió competir en esa división sin ningún obstáculo.


Opiniones en el mundo: ¿Ventaja o desventaja?


Joanna Harper, quien es física médica del Centro Médico Providence en Oregón, Estados Unidos y participa en carreras de fondo tras haber cambiado de género entre 2004 y 2005, llevó a cabo una investigación sobre si los atletas transexuales en verdad tenían una ventaja en las pruebas femeninas.

Su estudio se basó en el análisis de los tiempos que ocho atletas registraron en prueba de larga distancia, cuando participaron como hombres y, después de someterse a la terapia para reducir los niveles de testosterona, cuando compitieron como mujeres.

Se dio cuenta de que la capacidad de los ocho atletas se había reducido por su cambio al sexo femenino, pero estaba acorde con los niveles que mostraban las atletas de su nuevo género.

Como ejemplo mostró su caso. Desde que se sometió a la terapia de hormonas, su tiempo de carrera comenzó a ser más lento, pese a no percibir ningún cambio de relevancia mientras corría.

Para ella fue una sorpresa que corriendo como mujer agenció un tiempo cinco minutos más lento del que había logrado participando como hombre en la misma prueba dos años antes.

Harper resaltó en un artículo publicado en el Washington Post que en dos de los casos más famosos en los que se ha dado la situación, como los de la tenista Renée Richards en los años 70 y el de la peleadora de Artes Marciales Mixtas, Fallon Fox, quedó en evidencia que no hubo ninguna ventaja competitiva.

Richards fue eliminada en primera ronda del Abierto de Estados Unidos y Fox todavía no ha podido estar entre las peleadoras de élite de la MMA.

Con el argumento científico y comprobado de que no hay ventaja, no debería existir discusión alguna. Sin embargo, tras realizarse estas pruebas en deportes individuales como el atletismo, la polémica no apacigua en el marco de los deportes de contacto.

Mientras más casos de atletas transexuales se presentan en el mundo deportivo, y aunque se intenta dejar de lado los prejuicios, si las federaciones los obligan a competir con el sexo de su nacimiento o les permiten hacerlo con el de su elección, los deportistas siempre quedarán en el centro de la polémica.

AJ