DEPORTES

De socios a enemigos ¿qué pasó entre Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya

La amistad y relación de Saúl Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya quedó reducida a una enemistad tras algunas mentiras del promotor de Golden Boy Promotions

  • REDACCIÓN
  • 20/04/2021
  • 21:37 hrs
  • Escuchar
De socios a enemigos ¿qué pasó entre Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya

La relación de Saúl Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya quedó reducida a una enemistad tras las mentiras que el promotor de Golden Boy Promotions practicó con el pugilista tapatío.

¿Qué pasó entre Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya?

En noviembre 2020 el boxeador mexicano inició una demanda en contra de su entonces promotora que pertenece a Óscar de la Hoyam, Golden Boy Promotions y DAZN, por incumplimiento de contrato.

En 2019, Álvarez y DANZ firmaron el contrato más lucrativo en la historia del boxeo. Once peleas del mexicano con transmisión de DAZN por un contrato de 385 millones de dólares, mismo que no se cumplió.

Pero antes de esta demanda, Álvarez ya tenía una enemistad con De la Hoya. Esta mala relación se reforzó porque el exboxeador no le programó peleas, ni veló por los intereses del tapatío.  

Los primeros indicios de la mala relación entre el pugilista y el promotor surgieron a la luz en 2019, un año después de firmar el contrato millonario, durante la gira promocional del duelo entre Canelo y Sergey Kovalev.

En septiembre 2019 Canelo criticó a su promotor por insistir en otra pelea ante Gennady Golovkin.

“No sé qué trae en la mente, a veces dice cosas que no debe de decir o hablar por los que no debe de hablar, eso no puede pasar. Tenemos primero un combate muy peligroso. No tiene sentido lo que está diciendo”, dijo Álvarez antes de enfrentar a Kovalev.

Los intereses de DAZN y de Golden Boy Promotions eran diferentes a los de Canelo, pues ellos querían que una tercera pelea entre Álvarez y GGG se llevara a cabo en septiembre 2019, debido al éxito taquillero y del Pago por Evento que habían tenido en las dos primeras citas, pero el mexicano tenía otros planes y dijo en más de una ocasión que Golovkin “no era un reto para él”.

A días del anuncio de su pelea ante Kovalev, Canelo aseguró que no confiaba en de la Hoya.

“Se puede ver que no hay lealtad en él (De la Hoya). Cambió entrenadores durante su carrera, cambió gerentes en su carrera, entonces no hay lealtad. Así es él y lo vemos ahora”, aseguró en una entrevista para la revista The Athletic.

“Es solo una relación de trabajo “, añadió el tapatío tiempo después.

Tras la demanda, los abogados de Canelo señalaron que previo al duelo ante Kovalev en 2019, Álvarez se dio cuenta que DAZN estaba frustrado por sus rivales: Rocky Fielding, Daniel Jacobs y Kovalev, nunca Golovkin.

“Álvarez llegó a entender que DAZN creía que De la Hoya y otros representantes de Golden Boy Promotions habían prometido, ya sea por contrato o de otra manera, que Álvarez seleccionaría a Gennady Golovkin como uno de sus oponentes de 2019”.

Lo que significa que De la Hoya aparentemente, había prometido a DAZN una pelea ante Golovkin, algo en lo que no estaba de acuerdo el mexicano.

En la tercera y última pelea de Canelo con DAZN, el tapatío venció en el onceavo round a Kovalev por nocaut, pero ya no volvió a regresar al ring, aunque estaba programado para pelear en mayo, antes de la pandemia.

Aunque la relación ya estaba mal, Óscar de la Hoya negaba su enemistad con Álvarez, asegurando que eran una familia.

“Es como una familia. Las familias pelean y tienen sus diferencias, pero al final del día es una familia. Canelo y yo estamos en buenos términos, todo está bien. Soy un peleador y promotor que vela por los mejores intereses de nuestro establo y Canelo es la mayor estrella en el boxeo”, declaró en un podcast de CBS Sports a inicios de 2020.

Sin embargo, a unas semanas del regreso de Canelo al ring para enfrentar a Billy Joe Saunders, arremetió contra Óscar de la Hoya.

Saúl Álvarez señaló que Óscar de la Hoya solo busca el dinero, algo que lo molestó muchísimo.

“En algún punto sí, porque son personas que nada más ven por el bien de ellos, por su interés y te manejan la que ‘yo soy tu amigo, somos familia’, pero nunca es así”, explicó en entrevista con Telemundo.

El pugilista tapatío aseguró que desde el momento que firmó con Golden Boy, no estuvo de acuerdo con algunas cosas.

“No manipulando, más bien quisieron jugarme las cosas diferente, decirme una cosa y era otra”.

“De eso me di cuenta como hace unos tres o cuatro años, más o menos. De hecho, antes de firmar con DAZN, yo ya tenía problemas con ellos. Estaba en desacuerdo con muchas cosas que hicieron. Hicimos cosas buenas, hicimos muchas peleas juntos, y las cosas pasan por algo y cada quien por su lado. Dios hace las cosas y pone a cada quien en su lugar. Dios me va a enseñar dónde tengo que estar”.

(dmv)