DEPORTES

Brady y Mahomes, los prospectos del beisbol que prefirieron a la NFL

Las dos máximas figuras del Super Bowl LV tienen algo en común: estuvieron cerca de ser beisbolistas y jugar en las Grandes Ligas.

  • REDACCIÓN
  • 30/01/2021
  • 19:07 hrs
  • Escuchar
Brady y Mahomes, los prospectos del beisbol que prefirieron a la NFL
Tom Brady y Patrick Mahomes estuvieron cerca de jugar en las Grandes Ligas. (FOTO ESPECIAL)

El Super Bowl LV enfrentará a los dos mejores quarterbacks de la NFL en la actualidad. Un duelo generacional que nadie quiere perderse. Tom Brady liderará a los Buccaneers de Tampa Bay, mientras que Patrick Mahomes hará lo suyo con los Chiefs de Kansas City, en busca del trofeo Vince Lombardi que se disputará el próximo 7 de febrero.

 

Tom Brady con 43 años es ya una leyenda en la NFL, con éxitos, récords y títulos que nadie ha podido igualar, pero enfrente tendrá a Patrick Mahomes, el joven de 25 años que amenaza con seguir su legado como el mejor quarterback.

El estadio Raymond James de Tampa Bay, será testigo de un duelo sin precedentes, donde las dos máximas figuras del Super Bowl tienen algo en común: estuvieron cerca de ser beisbolistas y jugar en las Grandes Ligas.

Tom Brady y Patrick Mahomes eran considerados promesas en el beisbol, ambos tuvieron la oportunidad de elegir la MLB, sin embargo, prefirieron la NFL y ahora escriben su nombre con letras de oro en la historia de la liga de futbol americano más importante del mundo.

Tom Brady, la leyenda de la NFL que estuvo a nada de jugar beisbol

Tom Brady tiene una historia peculiar antes de su llegada a la NFL, donde no se cansa de superar marcas, imponer nuevos récords y sumar títulos. El mariscal de campo de Buccaneers jugará su décimo Super Bowl en busca de su séptimo anillo, además de que Tampa Bay disputará el Vince Lombardi en su propio estadio, algo que ningún otro equipo había logrado antes.

Antes de que Brady probara las mieles del éxito con los Patriotas de Nueva Inglaterra, donde jugó por 19 años antes de su salida a los Bucaneros, fue rechazado por 31 equipos en el draft de la NFL en el año 2000, siendo elegido hasta el pick 199.

Lo que pasó después es historia. Pero la historia que muchos no conocen es que Brady estuvo cerca de no llegar a la NFL. A diferencia de otros atletas, TB12 no se centró únicamente en el futbol americano, durante su adolescencia se dejó seducir por el Rey de los Deportes por eso participa en el equipo de su secundario Junipero Serra.

La propia MLB reportó que en un partido del Campeonato escolar de 1995 tuvo tres oportunidades al bate, pese a que no logró realizar un carrera, sí era considerado como un joya en bruto, y en el Draft, los Expos de Montreal lo seleccionaron en la ronda 18.

Sin embargo, aunque tuvo en sus manos la oportunidad con la que otros soñarían, Brady rechazó la oferta y prefirió cambiar de deporte radicalmente.

Luego de negarse a jugar beisbol, Brady siguió con sus estudios hasta que ingresó a la Universidad de Michigan donde continuó jugando americano hasta que llegó al Draft de la NFL en el año 2000, cuando lo eligieron los Pats.

A partir de ahí inició su legado comenzando a cosechar récords y campeonatos de la mano de Bill Belichick, Brady es el jugador más ganador con seis anillos del Super Bowl y suma cuatro MVP.

Patrick Mahomes, el brazo de oro del beisbol que decidió hacer historia en la NFL

Patrick Mahomes nació con una increíble habilidad para los deportes, pues a sus 25 años la estrella de la NFL que disputará se segundo Super Bowl consecutivo, no para de romper récords y recibir elogios.

El quarterback de Kansas City Chiefs es hijo de Patrick Lavon Mahomes, un pitcher profesional de la MLB que jugó de 1992 a 2003, tiempo en el que probó suerte con seis equipos. Su mejor momento lo vivió con los New York Mets, con quienes fue campeón en la Liga Nacional en 1999.

Sin embargo, su gran proyecto fue su hijo Patrick Lavon Mahomes II, quien heredó el brazo de su padre, creció, se educó y desarrolló entre centros de entrenamiento de beisbol.

Aunque Patrick tenía habilidades para distintos deportes, pronto destacó en el beisbol y en el futbol americano.

Mahomes I vio gran potencial en su hijo, y desde muy joven lo inscribió en ligas infantiles del rey de los deportes, pues soñaba con que su hijo llegaría a Las Grandes Ligas como él lo hizo.

Con 14 años, Mahomes ya participaba en torneos importantes como el Junior League Baseball World Series 2010, en donde representó a Texas.

Aunque su papá intento mantenerlo en la senda del beisbol, Patrick conoció en la secundaria a su otro gran amor deportivo, en el que sus cualidades como lanzador se vieron amplificadas.

Su padre intentó alertarlo y mantenerlo alejado de los daños físicos que una actividad tan violenta causaba en el cuerpo, pero Patrick siguió su instinto y probó suerte como quarterback en su año Junior en High School.

Cuando Mahomes terminó la preparatoria, se le ofreció una increíble oportunidad: los Tigres de Detroit lo buscaron para firmar un contrato; sin embargo el mariscal de campo tuvo que tomar una difícil decisión.

Pese a la increíble propuesta, Mahomes II la rechazó y se inscribió en la Universidad Tecnológica de Texas para buscar un lugar con los Red Raidera.

Así inició su increíble historia con el futbol americano, que años después le haría firmar el contrato más lucrativo en la historia de la NFL.

A Mahomes solo le bastaron dos temporadas para ganarse la titularidad. Ahí acumuló 11 mil 252 yardas en 857 pasos completos, 92 touchdowns y en 2016 ganó el Trofeo Sammy Baugh que es otorgado al Mejor Jugador Universitario de Estados Unidos.

Así, en 2017 Mahomes II participó en el Draft de la NFL y fue elegido por el coach de los Chiefs, Andy Ried. Los récords tardaron poco en llegar: en su debut acertó 10 pases de touchdown en sus primeros dos encuentros, además se convirtió en el quarterback más joven en lanzar seis pases de anotación en un partido.

(dmv)