METRÓPOLI

De Marcha de las Putas a Marea Verde, mujeres protestan en CDMX

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, La Silla Rota presenta un recuento de las principales protestas en contra de la violencia hacia las mujeres

  • SHARENII GUZMÁN
  • 07/03/2019
  • 20:53 hrs
  • Escuchar
De Marcha de las Putas a Marea Verde, mujeres protestan en CDMX
La Marcha de las Putas tuvo su origen en Canadá

El 12 de junio de 2011 se realizó en la Ciudad de México la primera manifestación en contra del acoso sexual callejero, violaciones y feminicidios en el país llamada “La Marcha de las Putas”. Casi ocho años después, el movimiento de las mujeres se ha fortalecido. Prevalecen las mismas demandas, incluso se han sumado más exigencias como el aborto legal.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y de la marcha convocada por familiares de víctimas de feminicidio y desaparecidas, así como organizaciones civiles, La Silla Rota presenta un recuento de las principales protestas en contra de la violencia hacia las mujeres.

"Yo también estoy hasta la madre" en el Día Internacional de la Mujer

LA MARCHA DE LAS PUTAS

Con el lema “NO significa NO”, la actriz de cabaret y activista, Minerva Valenzuela convocó en junio de 2011 mediante su blog a una manifestación con un inusual nombre “La Marcha de las Putas”, la cual no era en sentido literal. El llamado era para exigir que se respetara el derecho de las mujeres de vivir libres de estereotipos e inseguridad, además de condenar los feminicidios en el país.

Aunque use medias de red y tacones de aguja: si digo no, significa no. Aunque, la apertura de mi falda suba hasta mi muslo: si digo no, significa no. Aunque en cualquier momento decida no consumar el acto sexual: si digo no, significa no. Aunque me ponga una borrachera marca diablo: si digo no, significa no. Aunque baile de forma sensual: si digo no, significa no. Aunque el escote de mi vestido sea tentador: si digo no, significa no”, fueron las palabras de Valenzuela para convocar a la protesta.


Este movimiento tuvo su origen en Canadá, luego que un policía de Toronto dijera en una conferencia que “las mujeres deberían evitar vestirse como ‘putas’ para no ser víctimas de violencia sexual”. Creció la inconformidad y el 3 de abril de 2011, mujeres de ese país organizaron la manifestación SlutWalk (la caminata de las putas).

En México y otros países fue replicada con los mismos principios que en Canadá: visibilizar que la mujer no tiene la culpa de que la agredan por su forma de vestir, además se integró el reclamo de justicia por los feminicidios y acoso sexual callejero.

En la ciudad se efectuó el 12 de junio de la Glorieta de la Palma al Hemiciclo a Juárez y acudieron un aproximado de 2 mil 500 personas. En su mayoría acudieron mujeres con minifada, tacones altos y ropa entallada.

En la Ciudad de México fue la primera y única Marcha de las Putas. En otros lugares del país como en Puebla se realizaron más ediciones.

MARCHA NACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

A cinco años de que se hiciera la Marcha de las Putas, el 24 de abril de 2016 se efectuó la primera manifestación nacional en contra de la violencia hacia las mujeres. El llamado tuvo respuesta en 27 metrópolis del país, una de ellas y la más nutrida fue en la Ciudad de México.

En ese entonces, el contexto de la violencia hacia las mujeres era mayor que en 2011. La exigencia era que frenaran los feminicidios, desapariciones, secuestros, violaciones y acoso sexual. Además, las redes sociales se convirtieron en un espacio de denuncia y hartazgo.

Un día antes se viralizó el hashtag #MiPrimerAcoso donde miles de capitalinas y mexicanas relataron su primera agresión sexual o la experiencia que más las marcó. También con ese ejercicio catártico las mujeres evidenciaron la naturalización de la violencia hacia la mujer en los espacios públicos y se percataron que lo que alguna vez habían vivido se llamaba acoso.

La asistencia de esa marcha en la Ciudad de México, convocada por y para mujeres, no había tenido precedentes, incluso no se ha vuelto a repetir. Acudieron más de seis mil personas. Tuvo el lema “Vivas nos queremos”, consigna que se ha retomado en otras protestas.

La manifestación inició en Ecatepec, municipio del Estado de México que en ese momento y todavía ostenta los primeros lugares en violencia feminicida. En la explanada del Palacio Municipal, cientos de mujeres realizaron un mitin. De ahí en camiones o en el Metro se fueron al Monumento de la Revolución, que ya estaba a reventar. En contingentes partieron hacia el Ángel de la Independencia donde finalizó con un pronunciamiento.

Esa marcha fue histórica tanto por el número de mujeres, niños y hombres que asistieron como por los cientos de casos de acoso, violación, secuestro o feminicidio que los manifestantes evidenciaron a través de mensajes en cartulinas. También se tomaron de estandarte algunos de los crímenes que conmocionaron la capital del país como el multifeminicidio de la Narvarte

LLEGA LA MAREA VERDE A LA CDMX

Luego de que el movimiento Marea Verde por un aborto legal se fortaleciera en Argentina y llegara la discusión de su despenalización al Congreso de ese país, en México grupos y colectivos feministas replicaron la exigencia, además se solidarizaron con las mujeres de ese país sudamericano.

El 8 de agosto de 2018 se votó en el Congreso argentino la iniciativa para legalizar el aborto y como parte del apoyo mundial a la Marea Verde se realizó el Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

En la Ciudad de México se realizó una marcha no solo con el objetivo de apoyar a las mujeres argentinas, sino de iniciar el movimiento de la Marea Verde por la interrupción legal del embarazo, en todo el país, ya que en la capital es posible desde 2007. 

En este 2019, la Marea Verde mexicana volvió a salir. Antes del Día Internacional de la Mujer que se conmemora este 8 de marzo, mujeres de varias partes del país colocaron mantas gigantes en puentes peatonales, fuentes y espacios públicos con el lema “Aborto legal para no morir”.


mlmt