ESTADOS

Asesino de la pequeña Dayana es un expolicía

La Fiscalía informó que fue girada una orden de aprehensión en contra del expolicía, Miguel Eduardo Burgos Varela se encuentra prófugo

  • REDACCIÓN
  • 06/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Asesino de la pequeña Dayana es un expolicía
Asesino de la pequeña Dayana es un expolicía. Foto de la web

Tras una serie de investigaciones y trabajos periciales la Fiscalía de Sinaloa, informó que un expolicía del municipio de Navolato, Sinaloa, es el presunto responsable del asesinato de la pequeña Dayana de 5 años que fue privada de la libertad y posteriormente encontrada sin vida en la comunidad de San Pedro.

Puedes leer: Cada día desaparecen 3 personas y matan a 4 en Sinaloa

El fiscal del Estado, Juan José Ríos Estavillo, informó que el asesino de la niña es Miguel Eduardo Burgos Varela de 43 años de edad, por lo que ya fue girada una orden de aprehensión.

Burgos Varela, fue reconocido públicamente en 2009 por el Club Rotario por su labor como elemento de seguridad y hasta el 8 de febrero de este año se desempeño como policía municipal, cuando se percató de que los investigadores le seguían la pista.

Desde ese día entregó el arma de cargo y la unidad que conducía para luego desaparecer sin hasta el momento saber de su paradero.

Por ello, la Fiscalía solicita la colaboración de la ciudadanía para localizar a Burgos Varela, un hombre de tez moreno claro y de estatura mediana, tiene cabello corto de color oscuro y ojos chicos y rasgados; sus orejas son medianas, sus labios, gruesos, y la base de su nariz, ancha. Como señas particulares, el imputado tiene una verruga en la espalda y una cicatriz quirúrgica en el antebrazo izquierdo.

La desaparición de Dayana

El pasado 6 de junio, Dayana Esmeralda Fierro Zazueta de 5 años, fue privada de la libertad cuando se dirigía a una tienda en la sindicatura de San Pedro, Navolato.

La madre de Dayana, dijo que su hija se dirigía a la tienda cuando un hombre, que iba a bordo de una camioneta roja le habló para que se acercara. 

Al momento de aproximarse, la niña fue atrapada por el desconocido y desapareció. Se indicó que el sujeto que conducía la camioneta Chevrolet sin placas tenía bigote y gorra.

Durante los siguientes días y meses, los familiares y amigos de la menor, realizaron marchas y protestas para exigir a las autoridades que la encontraran con vida, sin embargo, eso no ocurrió.

Fue hasta el 23 de octubre del año pasado cuando el fiscal Ríos Estavillo, infirmó que se habían encontrado un cráneo, por sus características, correspondían a los de una persona de corta edad. Por lo que la Fiscalía inició los exámenes de genética forense a fin de determinar si se trataba de la pequeña, ya que en ese momento era el único caso abierto de la desaparición de una menor.

Ríos Estavillo confirmó que mediante pruebas de ADN lograron comprobar que pertenecía a la mejor.

La búsqueda del cuerpo continuó y fue el 7 de noviembre cuando fue localizado el cadáver y a petición de la familia, peritos de Nuevo León realizaron una segunda prueba para comprobar su identidad.

Sus restos fueron finalmente entregados el pasado 19 de diciembre y velados en su propio domicilio, dentro de un ataúd color blanco, hasta que el día 21 fue llevada al municipio de Mocorito, de donde es originaria su familia, para ser sepultada.


Con información de El Debate y Excélsior


kach