MUNDO

Costa Rica se llena de xenofobia vs. nicaragüenses

Un cóctel de diversos factores tanto económicos como sociales dan pie al rechazo contra sus vecinos del norte

  • REDACCIÓN
  • 23/08/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Costa Rica se llena de xenofobia vs. nicaragüenses

Una inédita y violenta manifestación xenofóbica en contra de los nicaragüenses ha encendido las alarmas en Costa Rica, un país en el que al menos el 8 por ciento de su población es inmigrantes y que históricamente ha dado asistencia a personas que huyen de sus países.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Asesinan a turista mexicana en Costa Rica

Un cóctel de diversos factores tanto económicos como sociales hace que los costarricenses lleguen a este problema de racismo y es que los aprietos financieros del Gobierno, su estrecho margen político, la inquietud por la seguridad, la falta de empleo y un ambiente de pesimismo dan pie al rechazo contra sus vecinos del norte. 

Y es que el gobierno de Carlos Alvarado, se ha dedicado en sus primeros 100 días a negociar una reforma fiscal en un Congreso dominado por la oposición, recibe críticas por la política migratoria que ha otorgado estatus legal temporal a más de 23.000 nicaragüenses solicitantes de refugio.

Ante esta política migratoria, la oposición y ciudadanos recriminan la apertura de puertas a los nicaragüenses que se declaran perseguidos por el régimen de Daniel Ortega, presidente de ese país.

Por ello, le señalan riesgos por la presión sobre el mercado laboral, la supuesta posibilidad de enfermedades importadas y el temido ingreso de delincuentes.

Por ello, el presidente costarricense combina su discurso pro derechos humanos con promesas de aplicación de la ley y de controles policiales en la frontera norte para evitar los peligros que le señalan.

Entiendo la preocupación que expresan muchos costarricenses, pero no debemos partir del miedo, sino del trabajo inteligente y equilibrado", dijo en cadena nacional.

Asimismo, pidió a la población confiar en la gestión gubernamental sobre Nicaragua e intenta responder a los cuestionamientos de partidos opositores.

La mayoría de la población, sin embargo, reprueba la gestión del Gobierno ante la crisis en Nicaragua, según una encuesta publicada ayer miércoles  muestra la baja popularidad del Gobierno al mando de Carlos Alvarado, que comenzó el 8 de mayo con solo 10 diputados oficialistas entre 57 escaños.

Otro de los temas importantes que recoge la encuesta es el repunte de la preocupación popular por la seguridad, que ahora es señalado como el mayor problema que tiene Costa Rica.

El segundo es el desempleo (tasa del 9% junto a un 45% de informalidad) y el tercero, la crisis fiscal.

En Costa Rica, un país de 4,9 millones de habitantes, los datos oficiales indican que viven unos 400.000 nicaragüenses, pero organizaciones no gubernamentales calcular que son muchos más.

La manifestación xenofóbica de este sábado, en el que se escuchó a personas decir que no hay trabajo, ayudas sociales ni atención médica para los costarricenses por culpa de los nicaragüenses, ha encendido las alarmas de las autoridades y ha sido condenada por organizaciones como la ONU.

Condenamos contundentemente toda violencia que afecte a civiles y expresamos nuestro apoyo al Estado Costarricense en su actuar contra cualquier grupo que ponga en peligro la paz social del país con expresiones o actos de violencia y xenofobia", dijo en un comunicado la representante del Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica, Alice Shackelford.


La Defensoría de los Habitantes instó al Gobierno a solicitar ayuda internacional para atender los flujos migratorios ante la "incapacidad institucional" para resolver con agilidad los trámites y brindar atención humanitaria.

Costa Rica, que no tiene ejército desde 1948, ha sido históricamente un sitio de refugio y asistencia a inmigrantes, no solo nicaragüenses, sino otros como los chilenos durante la dictadura de Augusto Pinochet y los colombianos durante el conflicto armado interno.

Más recientemente Costa Rica ha recibido flujos de venezolanos, cubanos, haitianos, africanos y centroamericanos que huyen de las pandillas. En total, en este país hay al menos 4.500 personas con estatus de refugiado.

En 2016 Costa Rica atendió a más de 30.000 cubanos, haitianos y africanos irregulares que quedaron varados por meses en este país debido a que el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua les impidió el paso por territorio nicaragüense en su ruta hacia Estados Unidos.


Sin embargo, no es hasta ahora que la xenofobia y el racismo que se aprecia en redes sociales se materializa en una protesta en las calles y en hechos de violencia.

jamp